“Yo me tatuaría mis párpados dormidos”. Oído al paso en la calle Guanajuato, colonia Roma, ciudad de México, el 30 de enero de 2019.