A quien nos lee,
si quieres apoyar nuestro trabajo te invitamos a suscribirte a la edición impresa.

SUSCRÍBETE

La epidemia de cólera-morbo de este año de 1833 es una de las peores que han azotado al país. Se asegura que el 17 de agosto hubo 1219 inhumaciones de personas afectadas por el mal. El gobierno ha puesto en marcha un vasto plan de salubridad, pero hasta ahora ha resultado ineficaz. Además, y como no se ha podido encontrar la causa de la enfermedad y todas pueden ser posibles, se ha dado a conocer un bando que prohíbe la elaboración y consumo de los chiles rellenos porque se les considera uno de los orígenes.

Ilustración: Adrián Pérez

Esto ha provocado el pánico de los consumidores y la quiebra de más de una fonda y de varias chilmoleras que cuentan a los chiles rellenos entre los platillos de mayor demanda y que, en algunos casos, son la especialidad del establecimiento. ¡Vaya verano que nos espera sin chiles en nogada!

Fuente: Tiempo de México. Primera época. De octubre de 1807 a junio de 1911, SEP Cultura, México, 1982.