A quien nos lee,
si quieres apoyar nuestro trabajo te invitamos a suscribirte a la edición impresa.

SUSCRÍBETE

Nexos ha conseguido en exclusiva los derechos para la publicación en español de este artículo de Peter G. Peterson. Es más que un artículo. Es un pequeño libro (cuya extensión nos obliga a publicarlo en dos partes), un verdadero instructivo para orientarse -con una prosa ajena a la abstrusión y los atorones que suelen caracterizar estos temas- en los meses y años del fin del reaganismo y que, es obvio decirlo, por nuestra contigüidad con el país del norte nos conciernen centralmente, nos hablan directo a nuestra situación económica o, sin mayor rodeo, a la cartera. Peter G. Peterson, autor de estas iluminaciones sobre los efectos y desperfectos de la borrachera reaganiana, es presidente del Blackstone Group, una firma de inversiones bancarias en Nueva York. Una larga carrera de negocios lo ha hecho pasar por diversos puestos ejecutivos. En 1972 fue Secretario de Comercio en los Estados Unidos. Ahora preside el Consejo de Relaciones Exteriores en Nueva York, y el Instituto para la Economía Internacional en Washington. Miembro del Comité para el Desarrollo Económico, la Sociedad de Japón y el Museo de Arte Moderno, es también director del departamento norteamericano para la investigación económica.

Le habíamos pedido a José Miguel Insulza, especialista en cuestiones internacionales -y sobre todo de la relación de América Latina con Estados Unidos-, investigador del CIDE y miembro de nuestro consejo editorial, que hiciera una presentación al texto de Peterson. Nos entregó algo más: una descripción espléndida de lo que significará, o significa ya, «la manaña siguiente» norteamericana para los países de América Latina y, por supuesto, para México. Es la historia posible de cómo nos pasarán parte de la factura de esa cruda.