El mecanismo para determinar cuánto debe ganar el presidente de la República y la importancia constitucional que tiene se ha visibilizado a través de la llamada Ley Federal de Remuneraciones de Servidores Públicos (LFRSP) y su impugnación por parte de diversos actores.

En noviembre y diciembre de 2018 se reavivó, a raíz del cambio de gobierno federal, una discusión pendiente desde 2009 sobre la reglamentación al artículo 127 constitucional, que establece que ningún funcionario público puede ganar más que el presidente de la República.

Ilustración: Patricio Betteo

Al emitir la LFRSP, el Congreso de la Unión se limitó a repetir el contenido constitucional. En respuesta, la CNDH y un grupo de senadores presentaron acciones de inconstitucionalidad (Remuneraciones 1, bajo la ponencia del ministro Pérez Dayán). El argumento central versaba sobre la omisión de la ley en dar contenido a los mandatos que condicionan el salario de los servidores públicos: desde cuánto gana el presidente, determinar si su salario es un acto reglado o discrecional, la proporcionalidad de los salarios en relación con la responsabilidad de los servidores, el efecto de esta determinación en otros poderes y órganos constitucionales autónomos, entre otros temas.

Días antes de la discusión de este caso en la Corte, el Congreso reformó la LFRSP y tocó al menos formalmente casi todo el cuerpo jurídico de la ley. En respuesta, la Cámara de Senadores y la CNDH impugnaron a su vez esta reforma (Remuneraciones 2, bajo la ponencia de la ministra Esquivel Mossa).

Al discutir la demanda en contra de la primera versión de la LFRSP, la Corte determinó centrar el debate en sólo aquellas partes de la ley cuyo sentido normativo no se hubiese afectado por la reforma. Con mayoría calificada de ocho votos, la Corte concluyó que esta ley reglamentaria debía brindar una infraestructura normativa que asegurase su operatividad, al dar contenido a lo establecido por la Constitución y condenar al Congreso a subsanar tales deficiencias en el siguiente periodo ordinario de sesiones.

Hasta ahora, el Congreso ha solicitado dos prórrogas para cumplir con esta condena, que han sido otorgadas por la Suprema Corte. La última, ya en el contexto de la pandemia del covid-19, fijó como fecha límite diciembre de 2020.

En Remuneraciones 2, el reclamo central consiste en dilucidar si el nuevo mecanismo consultivo para fijar el salario presidencial es constitucional. Los demandantes arguyen que si bien la reforma legislativa incluyó un mecanismo para este propósito, éste continúa siendo político, en la medida en que es meramente consultivo y no obliga a la Cámara de Diputados a fijar este salario ni el del resto de los servidores públicos bajo criterios objetivos.

 

Luisa Conesa Labastida
Maestra en Derecho por la Universidad de Columbia.

Jorge Peniche Baqueiro
Maestro en Derecho por la Universidad de Nueva York.

 

2 comentarios en “Ley Federal de Remuneraciones de Servidores Públicos

  1. Mi tesina de licenciatura es sobre la Ley de Remuneraciones de los Servidores Públicos. Me gustaría enviársela a la Mtra. Luisa y al Mtro. Jorge, ojalá sea posible y tengan oportunidad de leerla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.