Nuestra amiga Elena Rivas, apodada por sus íntimos La Salamandra no sólo por llamarse igual al personaje de Efrén Rebolledo, sino por su sabida capacidad de cruzar el fuego sin inmutarse, nos envía el siguiente correo:

No sé si leyeron lo que dijo el director del FCE Paco Ignacio Taibo II al hablar frente a alumnos del CCH Oriente (Milenio, enero 23, 2020). O si leyeron lo que agregó a lo que dijo. Dijo: “Abran la puerta a la lectura por placer”; y dijo preguntando: “¿Qué libro tienes que leer (por obligación)?”, y dijo contestando: “Ninguno”. Pero agregó recomendando: “Tú tienes que leer un libro de dragones, porque andan en el cielo, escupen fuego”. Quién sabe en cuál libro estaría pensando. Y/pero agregó recomendando: “Tú tienes que leer la biografía del Che Guevara, porque ahí está el ejemplo moral de un hombre del siglo XX…”. Y aquí quién sabe si Guevara es un ejemplo moral; lo único seguro: ejemplo comercial sí que lo es. Su imagen vende y vende con gran vértigo capitalista. Y al recomendarles libremente a los estudiantes del CCH una biografía del Che, ¿en qué estaría pensando el director del efeceé? ¿Acaso era un novelado anuncio comercial para que leyeran su propia biografía pacoignaciana sobre Guevara? ¿Fue casualidad? ¿O lapsus autolibris? ¿Lo de los dragones al aire sólo fue para distraer y había en todo, y en realidad, dragón encerrado?

Les mando un beso frío como mi sangre.

 

Elena Rivas, La Salamandra

 

Un comentario en “¿Dragón encerrado?

  1. Muy de acuerdo con Elena. Saludos, y que muchos dragones, dioses, demonios y amantes… de la lectura, dejemos entrar, andar y salir a su antojo, libres, por nuestra Biblioteca.