Es probable que el escritor George Orwell nunca hubiera visto una televisión cuando inventó al Big Brother y a la tele-pantalla.

 

Fuente: The New Yorker, junio 8, 2019.