En la Grecia antigua los juegos más importantes eran: 1) Los Juegos Píticos, que tenían lugar en Delfos en honor de Apolo; sólo en el año 582 a. C. comenzaron a celebrarse cada cuatro años, en el mes de agosto del tercer año de cada Olimpíada; el premio era una corona de laurel. 2) Los Juegos Ístmicos, en honor de Poseidón: pasaron, también en 582, a celebrarse cada dos años, en abril-mayo, coincidiendo con el segundo y cuarto año de cada Olimpíada; el premio era una corona de apio. 3) La fundación de los juegos en honor de Zeus Nemeo adquirieron carácter bienal en 573, celebrándose en el mes de julio del segundo y cuarto año de cada Olimpíada, y el premio era una corona de apio fresco. 4) Por fin, los Olímpicos, en honor de Zeus, eran los juegos más antiguos y prestigiosos. Se celebraban cada cuatro años, en julio-agosto, y la primera Olimpíada se fecha en 776. El premio era una corona de olivo.

Los ganadores de estos juegos eran muy honrados, sobre todo cuando obtenían el título de periodoníkes, al alcance de pocos, ya que designaba al triunfador en los cuatro grandes juegos dentro de un mismo periodo olímpico. Algo parecido ocurre en la actualidad con las competencias tenísticas, donde obtienen distinción especial los escasísimos deportistas que en un mismo año consiguen ganar los cuatro grandes torneos de Inglaterra, Francia, Estados Unidos y Australia.

 

Fuente: Baquílides, Odas y fragmentos (introducciones, traducción y notas de Fernando García Romero), Editorial Gredos, Madrid, 1988. [A los cuatro torneos de tenis más importantes —Wimbledon, Roland Garros y los abiertos de Estados Unidos y Australia— se les conoce como el “gran slam”.]

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.