Hacia el año 1862, los poetas Dante Gabriel Rossetti y Algernon Charles Swinburne compartían una casa en la calle Cheyne Walk, al suroeste de Londres. En el jardín trasero tenían un zoologiquito, para disgusto de sus vecinos. Entre los bichos había un toro, un pavorreal blanco, un canguro, un mapache y un tejón australiano que, según repetidos informes, gustaba mucho de los sombreros de las damas. Por eso y desde entonces, los arrendamientos en las casas de la zona aún prohíben el mantenimiento de tales criaturas.

 

Fuente: Dante Gabriel Rossetti, Complete Poetical Works, Delphi Classics, UK, 2014.