El resultado de una revolución es como una viuda preñada: el padre está muerto pero el niño todavía no nace.

*

Estos “hombres nuevos” (que optan por la violencia) son la sífilis de nuestra lujuria revolucionaria.

 

Fuentes: Isaiah Berlin, Pensadores rusos. Traducción de Juan  José Utrilla, FCE, 1979; 1ª. reimpresión, 1985. // Tom Stoppard: The Coast of Utopia, Part III, “Salvage”. Grove Press, New York, 2002.


Volver al álbum