Ley de Acton. El poder tiende a corromper; el poder absoluto corrompe absolutamente.

La regla de Allen. Las extremidades, las orejas y otros apéndices de animales de sangre caliente en los climas fríos son más pequeños que los de animales equivalentes en climas cálidos.

La ley de Amara. Hay una tendencia a sobrestimar el efecto de una tecnología a corto plazo y subestimarla a largo plazo.

La ley de Badger. Los sitios web con la palabra verdad en el URL no tienen nada de ella en el contenido que postean.

La ley de Betteridge. Cada encabezado que termina en un signo de interrogación puede responderse con la palabra no.

La ley de Cunningham. En internet, la mejor manera de obtener una respuesta correcta no es hacer una pregunta sino poner la respuesta errónea.

El número de Dunbar. El número de gente con el que cualquier persona puede mantener relaciones sociales estables es 150.

La ley de Gresham. El mal dinero expulsa al buen dinero.

La ley de Gumperson. La probabilidad de que ocurra un evento es inversamente proporcional a cuánto se le desea.

La navaja de Hanlon. Nunca le atribuyas a la malevolencia lo que puede explicarse con la estupidez.

La ley de Hick. El tiempo que le lleva a una persona tomar una decisión está en función del número de opciones posibles.

La ley de Hubble. Las galaxias se alejan de quien observa a una velocidad proporcional a su distancia del observador.

La ley de Humphrey. La atención consciente a una tarea desempeñada con normalidad puede afectar automáticamente el desempeño.

La ley de Littlewood. Espera milagros (definidos como eventos con probablidad de presentarse de uno entre un millón) una vez cada 35 días.

La ley de Miller. El número de asuntos que una persona promedio puede sostener en una memoria funcionando es más o menos siete.

La ley de Napoleón. Nunca interrumpas a tu enemigo cuando está cometiendo un error.

La ley de Pareto. Ochenta por ciento de las consecuencias derivan del veinte por ciento de las causas; veinte por ciento de las vainas en un huerto contienen el ochenta por ciento de los chícharos.

La ley de Parkinson. El trabajo se expande para llenar el tiempo disponible de su ejecución.

El principio de Peter. Los empleados ascienden al nivel de su incompetencia.

La ley de Roemer. Si construyes una cama de hospital, será ocupada.

La ley de Sinclair. Es difícil lograr que un hombre entienda algo cuando su salario depende de que no lo entienda.

La ley de Stigler. Ningún descubrimiento científico lleva el nombre de su descubridor. (El estadístico Stephen Stigler le atribuye la ley al sociólogo Robert Merton.)

La ley de Sturgeon. El noventa por ciento de todo son tonterías.

La ley de Van Loon. El desarrollo mecánico está en proporción inversa al número de esclavos del que un país dispone.

La ley de Wirth. El software se alenta más rápido de lo que el hardware se agiliza.

La ley de Ziegler. Si un político dice que el gobierno es un problema, lo que quiere decir es que si lo eligen el gobierno será un problema.

 

Fuente: Lapham’s Quarterly, primavera 2018.