A quien nos lee,
si quieres apoyar nuestro trabajo te invitamos a suscribirte a la edición impresa.

SUSCRÍBETE

Publicación trimestral dirigida por Jean Michel Fossey,  Silvia Eugenia Odio, José Kozer y Emilio Sánchez -Ortiz. Núms. 1 y 3 (julio-septiembre 1976 y marzo-mayo 1977). Florida.

Los dos primeros números de Enlace (hasta la fecha los únicos publicados) aparecen bajo la modesta rúbrica: «una revista de calibre dentro del nivel intelectual al que ha llegado Hispanoamérica». El enlistado apreciable en la portada del primer número no desmiente esa consigna: entrevistas con Juan Goytisolo, José Donoso (acerca de un guión cinematográfico sobre los últimos días de Rimbaud), Hilton Kramer; artículos sobre Félix Grande, Carlos Fuentes (cuyos nombres se manejan tramposamente en las portadas como si ellos fueran los autores); poemas de Juan Liscano, Enrique Lihn, José Kozer, y un texto de Pablo Neruda (fragmento de su discurso al recibir el premio Nobel) entre otras cosas. Salvo el texto de Neruda -acaso lo más notable de todo el número- el material incluido no está a la altura de las pretensiones. Las entrevistas antes citadas no agregan ni ofrecen nada nuevo respecto a los entrevistados; los ensayos -particularmente el de Wilfredo Fernández sobre Félix Grande- padecen también los mismos defectos. Dice Wifredo Fernández: «Poeta significa hacedor Pero, ¿de qué? De mundos, estilos, situaciones, realidades: por eso la poesía siempre ha sido considerada como una de las primeras actividades creadoras de la mente humana.» Afirmación que, además de ser ya bastante trillada, en el caso de W.F. contiene un error: la poesía no siempre ha sido considerada como una de las primeras actividades de la mente y dificilmente lo es en nuestros días. En todo caso, los poetas pretenden que la poesía se considere como tal, y todavía puede discutirse mucho al respecto.

El segundo número aparece con cierto notable retraso (casi un año) y con algunos cambios: se agranda el tamaño de la revista y disminuye la cantidad de páginas. Además de una nota de José Emilio Pacheco sobre Antonieta Rivas Mercado. Una breve reseña de Alberto Luis Ponzo sobre Antonio Porchia, y algunos poemas y cuentos, el eje lo constituye un homenaje a la memoria de Jose Lezama Lima: testimonios, ensayos, poemas y una entrevista con el poeta realizada por Jean Michel Fossey. Del conjunto, destacan particularmente la entrevista mencionada y un texto de Eloísa Lezama (su hermana). Por su calidad documental, el número es importante. La entrevista con Lezama es excelente como extrapola el mismo Fossey en la introducción a la entrevista, al leer a Lezama se tiene la impresión de «vivir momentos importantísimos».

El editorial que presenta Enlace en su primer número suscita algunas observaciones. Es tan ambiguo y general que se pierde en su propio discurso. Habla de «contagios perniciosos» pero no aclara cuáles del «difícil ejercicio de las libertades humanas» sin explicar en qué consiste. En fin, no explicita cuál es la tendencia o la política de Enlace. Sus directores se pretenden marginales a un «pluralismo (que) es una mueca donde la persona intelectual es un estorbo, si no está alineada o forma parte de la enajenación colectiva», y por lo tanto se proclama, también, disidentes. ¿De qué o de quienes? Tampoco lo aclaran. En realidad son marginales y disidentes del régimen cubano actual. Y aunque esto no se muestra abiertamente, se entiende a partir de algunos detalles. Se le pregunta a Nivoria Tejera, respecto a Lezama «¿Qué opinas de su actitud como intelectual confrontando al poder político?» (pág. 3 núm. 2). Jorge Edwards habla de los impedimentos que tuvo Lezama «por inconvenientes de la burocracia administrativa» para salir del país y asistir a un congreso literario en Colombia, y posteriormente a Roma a recibir un Premio. Sin embargo, más adelante se consigna una declaración de Lezama al respecto: «Quiero que diga usted que yo no tengo problemas, que me dejen tranquilo, tengo lo suficiente para vivir y escribo mi obra. Por favor no quiero que hagan de mi un mártir.»

Rafael Vargas.