Revista trimestral publicada por El Colegio de México. volumen I, julio-septiembre 1951- volumen XXVIII, julio septiembre 1977.

En 1951 Daniel Cosío Villegas fundó Historia Mexicana movido por “la falta de una revista académica seria, estable, sin prejuicios o banderías, que acogiera los trabajos sobre historia mexicana de mexicanos y extranjeros”. Desde entonces Historia Mexicana no ha cesado de celebrar aniversarios cada vez más festejados: sus primeros 10 años, sus 20, sus 100 números, y, no hace mucho sus 25 años de continua y fructífera vida.

A esta revista debemos la acumulación más persistente del saber histórico contemporáneo. En ella se han dado cita los historiadores nacionales y extranjeros más distinguidos, ha sido canal de expresión para decenas de jóvenes investigadores y ha mantenido abiertas sus páginas a los historiadores de provincia. Sus 105 números publicados dan cuenta de los cambios ocurridos en la investigación histórica mexicanista y de la variedad de enfoques, metodologías e intereses que distinguen a las varias corrientes y escuelas de historiadores que han tenido vigencia en los últimos 25 años. Desde su primer número hasta los más recientes Historia Mexicana ha querido ser medio de expresión de toda la historia mexicana, desde la más antigua hasta la contemporánea. Sin embargo, en los últimos años ha disminuido la presencia de los estudiosos de la historia antigua (que cuentan hoy con revistas especializadas en esta área), se ha fortalecido lo de los dedicados a la colonia y ha aumentado sensiblemente la participación de los investigadores de la historia moderna y contemporánea.

Historia Mexicana ha sido además el órgano más consistente que ha alentado la divulgación y la crítica académica en el campo de la historia. Desde sus primeros números incluyó información documental, bibliográfica y crítica, instrumentos indispensables para la creación de una conciencia histórica crítica y alerta. En sus páginas se han acumulado cientos de reseñas bibliográficas, documentos e informes sobre la situación de los archivos. Su sección bibliográfica dio origen a la utilísima Bibliografía Histórica Mexicana que inició y dirigió, hasta su muerte, Susana Uribe de Fernández de Castro. Estas secciones han divulgado y sistematizado lo hecho dentro y fuera del país y son una guía precisa y vasta para el estudioso. En la sección de notas críticas se encuentran algunos de los pocos debates serios que se han hecho sobre la obra y las ideas de los historiadores. También ha publicado las mejores páginas de crítica y evaluación historiográfica.

Recientemente Historia Mexicana comenzó a publicar artículos que reflejan los cambios ocurridos en la historiografía mundial: estudios sobre historia de la economía, la demografía, la geografía, las mentalidades, la sociedad etcétera. El último número (105, julio-septiembre, 1977), incluye un análisis de las alcabalas como fuente para la historia económica y social de la época colonial y artículos sobre los coras, el jardín botánico de Nueva España la historia política del siglo XIX y las disputas entre México y EUA en 1917-1918 por causa del hoy no menos conflictivo asunto del petróleo.