Duelos y quebrantos. “Una olla de algo más vaca que carnero, salpicón las más noches, DUELOS Y QUEBRANTOS los sábados, lentejas los viernes, algún palomino por añadidura los domingos, consumían las tres partes de su hacienda” (El Quijote, parte I, cap. 1). Receta: “En una sartén se preparan, con su propia grasa, pequeños trozos de jamón serrano, chorizo y tocino fresco. Se añaden unos dos huevos por persona y se hace un revuelto, que cuando está cuajado se divide y se sirve en cazuelitas de barro”.

 

Fuente: Felipe y Martha Jiménez García-Moreno, El Recetario del Quijote, Gatuperio Editores, México, 1998.

05-receta