Apuestas de una experta

Aquella noche, César Borgia quiso entrar en la taberna “A la Marrana”, donde venía casi todos los días la Vespa. La Vespa era una cortesana de Ponte-Sisto en Roma, que había gozado en otros tiempos de alguna reputación. Entre las cortesanas, había sido una de las más hermosas, pero una de las más peligrosas. Había profesado siempre el más violento desprecio por los hombres y se jactaba de no haber sido amada jamás por alguien a quien no hubiese ultimado con sus caricias. “La profesional más experta”, la llamaban. Sus apuestas habían sido célebres. Hizo un día la apuesta de matar, agotándolos, a tres de sus amigos. Había prometido que los tres morirían dentro del año y así sucedió. Uno era un judío español, maligno como el diablo; el otro un canónigo, mayordomo de César, y el tercero, un camarero secreto. Enterraron a los tres en el mismo día. El camarero secreto resistió algo más de tiempo, pero murió después de una atroz agonía, en medio de sufrimientos tales que se le oía gritar desde todas las calles vecinas.

Este artículo está disponible sólo para suscriptores

Si ya tienes una suscripción puedes iniciar sesión.
Después de iniciar sesión puedes refrescar la página presionado el siguiente botón.

Suscríbete

 

Suscripción plus
(impresa y digital)

1 año por $ 799 MXN

Entrega de la edición impresa*
Lectura de la versión impresa en línea
Acceso ilimitado al archivo
Contenidos especiales

Suscríbete

*Para envíos internacionales aplica un cargo extra, la tarifa se actualizará al seleccionar la dirección de envío

 

Suscripción digital

1 año por $ 399 MXN

Lectura de la versión impresa en línea
Acceso ilimitado al archivo
Contenidos especiales

Suscríbete

¿Eres suscriptor de la revista y aún no tienes tu nuevo registro?

Para obtenerlo, sólo tienes que validar tus datos o escribe a [email protected].

Escribe tu correo para recibir el boletín con nuestras publicaciones destacadas.


Publicado en: 2012 Febrero