A quien nos lee,
si quieres apoyar nuestro trabajo te invitamos a suscribirte a la edición impresa.

SUSCRÍBETE

El Programa para la Evaluación Internacional de los Estudiantes (PISA, por sus siglas en inglés) es un estudio promovido y organizado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), en el cual participan los países miembros y países no miembros o economías asociadas a la organización.

lápiz

El Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), que aplica esta prueba en México, expresa “que su propósito principal es determinar la medida en que los estudiantes de 15 años, a punto de concluir o al terminar su educación obligatoria, adquirieron conocimientos y habilidades relevantes para participar activa y plenamente en la sociedad moderna”.

El 7 de diciembre pasado la OCDE publicó los resultados correspondientes al año 2009 sobre el aprovechamiento logrado en “lectura”, “matemáticas” y “ciencias”.2
Entre los 34 países de la OCDE que participaron, México ocupó el último lugar en las tres pruebas. Comparado con relación al total de los 65 países que participaron en 2009 quedó 49 en lectura y 51 en matemáticas y en ciencias. Nuestro país destaca, además, debido a las pocas oportunidades escolares que ofrece a sus jóvenes de 15 años de edad: 66.24%. Los países de la OCDE ofrecen 95.86% y los países/economías asociadas a la prueba 89.22%. Chile ofrece 91.55% y Brasil 80.63%.
Adicionalmente, el porcentaje de alumnos mexicanos de familias pobres o en desventaja socioeconómica es el más alto entre los países de la OCDE: 58.2%. Canadá tiene 3.7%, Reino Unido 5.6%, Japón 7.9%, Alemania 8.2%, Estados Unidos 10.4%, Francia 13.9%, Corea del Sur 15.8%, España 29% y Chile 37.2%.

Comprensión lectora
El puntaje que obtuvo México en lectura para el año 2009 implicó una mejoría de sólo tres puntos porcentuales respecto a su primera medición en el año 2000,3 antes de la llegada al poder federal de los gobiernos panistas. Este incremento marginal alcanzado en 10 años contrasta con los de otros países en el mismo lapso: Chile 39 puntos, Israel 29, Polonia 22, Portugal 18, Alemania 17, Grecia 10, Perú 47 y Brasil 19.

El puntaje total de comprensión lectora en México en el año 2000 era de 422, lejos de los 496 promedio obtenido por los 26 países de la OCDE.10 años después, el puntaje de México era de 425 y el de la OCDE seguía siendo de 496.

De acuerdo a los criterios de interpretación de la prueba, los resultados por debajo del nivel 2 de comprensión lectora son insuficientes para acceder a estudios superiores y desarrollar las actividades que exige la vida en la sociedad del conocimiento. En las pruebas PISA del año 2000, 44% de los alumnos mexicanos estaba por debajo del nivel 2. En el año 2009 era de 40.1%, una mejoría de cuatro puntos porcentuales, lo cual está bien, pero muy por debajo de la mejoría alcanzada por otros países como Chile, que en el año 2000 tenía a 48.2% de sus estudiantes en ese caso, logró disminuirlos en más de 17 puntos porcentuales (30.6%) en 2009; Perú pudo reducirlos en 14.7 puntos porcentuales; Israel en 11.3, Portugal en 9.7 y Brasil en 6.2.

Cabe señalar que el promedio de 26 países de la OCDE en este nivel de comprensión lectora fue de 18.1% en 2009 y que se han propuesto reducirlo a menos del 15%, dadas las implicaciones que tienen para esos jóvenes no continuar sus estudios en educación superior y participar con desventaja en el mercado laboral.4

El porcentaje de alumnos en los niveles 5 y 6 de comprensión de lectura en los 26 países de la OCDE, fue de 8.2% del alumnado en 2009. México tuvo una disminución del 0.9% en el año 2000 al 0.4% en el año 2009. Chile, por el contrario, aumentó su participación de 0.5% a 1.3% entre el año 2000 y 2009.

Matemáticas
En matemáticas las diferencias de nuestro país respecto al promedio de 28 países miembros de la OCDE5 van de 385 a 500, cuando se aplicó la prueba por primera vez en 2003, y de 419 a 499 en la de 2009.

El puntaje en matemáticas que alcanzó nuestro país en 2009 debe ser mirado con cautela y no alegremente. Si tomamos como ejemplo los 419 puntos de rendimiento en dicha asignatura que se lograron en 2009, observaríamos que ese puntaje es igual al que, de acuerdo con el reporte de la OCDE publicado en 2003, hubiera sido congruente (en esa fecha) con el PIB per cápita de México. Por tanto, el avance reportado hasta 2009 significa que México apenas logró colocarse en el lugar que, desde ese punto de vista, le hubiera correspondido hace seis años.6

Si bien entre 2003 y 2009 el porcentaje de alumnos por debajo del nivel 2 se redujo de 65.9% a 50.8%, siguen en él la mayoría de nuestros jóvenes de 15 años; mientras que los estudiantes de países de la OCDE, de condiciones semejantes al nuestro como Turquía, lograron disminuirlo en ese lapso por abajo del 50%: de 52.2% a 42.1%.

Cabe señalar que el promedio de 28 países de la OCDE en este nivel de matemáticas fue de 20.8% en 2009, en tanto que el porcentaje de alumnos en los niveles 5 y 6, correspondientes a los rendimientos más elevados de matemáticas, alcanzó en el promedio de esos 28 países a un 13.4% del alumnado. En nuestro país la participación de los alumnos de estos niveles elevados aumentó marginalmente de 0.4% a 0.7%, entre 2003 y 2009. En contraste destaca Turquía, que en esos años muestra una participación de sus alumnos en un rango muy superior en esos niveles con 5.5% y 5.6%, respectivamente.

Ciencias
En la prueba de ciencias, que se aplicó por primera vez en 2006, México obtuvo entonces un puntaje de 410 que incrementó en seis puntos porcentuales en 2009 (416); muy distantes, por cierto, de los logros obtenidos por países miembros de la OCDE de condiciones semejantes o menores a las de nuestro país, por ejemplo Turquía, que en ese lapso mejoró de 424 a 454, o Chile que lo hizo de 438 a 447. En ciencias las diferencias de nuestro país respecto al promedio de los países miembros de la OCDE7 eran de 410 a 498, cuando se aplicó la prueba por primera vez en 2006, y fueron de 416 a 501 en la prueba de 2009.

El porcentaje de alumnos por debajo del nivel 2 en nuestro país se redujo de 50.9% a 47.4%; mientras que Turquía lo bajó de 46.6% a 30% y Chile de 39.7% a 32.3%. El porcentaje promedio de participación de los alumnos abajo del nivel 2, para todos los países de la OCDE, fue de 17.9% en 2009. Por contraste, el porcentaje de alumnos en los niveles 5 y 6, que corresponden a los rendimientos más elevados en México, disminuyó de 0.3% a 0.2%, al igual que ocurrió con Chile, aun cuando en este país sus niveles de participación se ubicaron en un rango superior: 1.9% en 2000 y 1.1% en 2009; en contraste, Turquía aumentó, entre esos años, la participación de sus alumnos en estos niveles de 0.9% a 1.1%. El promedio de 33 países de la OCDE en estos niveles fue de 8.5% en 2009.

Principales conclusiones

En resumen, cuatro de cada 10 estudiantes mexicanos quedaron en los niveles inferiores (0 y 1) de la “escala global de lectura”. Sólo cinco de cada 10 alcanzaron los niveles mínimos de matemáticas y ciencias. Por tanto, cuatro y cinco de cada 10 alumnos mexicanos no pudieron alcanzar el nivel 2 de cada una de las escalas mencionadas; es decir, según PISA, el mínimo de las competencias necesarias para desempeñarse con solvencia en las sociedades contemporáneas.

Algo ha avanzado México durante la presente década (como lo refleja el documento elaborado por el INEE8), pero al compararlo con el desempeño de otros países en condiciones semejantes al nuestro el avance resulta insuficiente.9

La afirmación de la OCDE y el INEE en el sentido de que nuestro país se encamina a alcanzar el puntaje en matemáticas propuesto por el presidente Calderón como meta de su sexenio, es bastante simplista, porque se basa en la observación de que en ese periodo México logró un avance de 13 puntos de rendimiento en matemáticas, los cuales representan el 50% de los que el país se propuso avanzar entre los años 2006 y 2012. De este dato, la OCDE deduce que es muy probable que, durante la segunda mitad del presente sexenio, México alcance la meta citada.

Tal inferencia parte del supuesto de que la tasa de mejoramiento del puntaje mencionado será lineal (o constante). Ello significa que quienes la hicieron pasaron por alto la alta probabilidad de que, como es frecuente en estos casos, esa tasa evolucione en forma asintótica. Por tanto, no sería difícil que la velocidad de su mejoramiento sea más lenta o aun regresiva durante los años finales del sexenio.10

El Programa Sectorial de Educación 2007-2012 se propuso como meta elevar los resultados de la prueba PISA de los 392 puntos obtenidos en 2003 a 435 en 2012.11 No es una meta ambiciosa ya que se ubica apenas 6.75% por arriba del límite superior del nivel 1 de desempeño que resulta insuficiente en la escala global de lectura y 3.55% arriba de ese mismo nivel 1 de desempeño global de matemáticas. De alcanzarse la meta de este sexenio México se mantendría en la mediocridad del desempeño educativo, muy por debajo de los promedios alcanzados por los países miembros de la OCDE, y previsiblemente ocupando de nueva cuenta el último lugar entre los países miembros de la OCDE en 2012.

Carlos Muñoz Izquierdo.
Economista y Doctor en Educación. Es académico emérito en el Instituto de Investigaciones para el Desarrollo de la Educación de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México.

Manuel I. Ulloa. Presidente de El Observatorio Ciudadano de la Educación, miembro de la Junta de Gobierno del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación y del Consejo Editorial de la revista Educación 2001.

1 Con la colaboración de Manuel Bravo.
2 OCDE (2010): PISA 2009 Results: What Students Know and Can Do-Student Performance in Reading, Mathematics and Science (vol. I); PISA 2009 Results: Overcoming Social Background-Equity in Learning Opportunities and Outcomes (vol. II) y PISA 2009 Results: Learning Trends: Changes in Student Performance Since 2000 (vol. V).
3 Este aumento no se considera estadísticamente significativo de acuerdo a los criterios de la OCDE, que además registró un patrón inusual de disminución entre 2000 y 2003 y luego tuvo un incremento entre 2003 y 2009.
4 PISA 2009 Programa para la Evaluación Internacional de los Alumnos OCDE Informe Español Instituto de Evaluación del Ministerio de Educación, Madrid, 2010.
5 Estos 28 países miembros de la OCDE tienen resultados comparables en las pruebas de matemáticas de 2003 y 2009.
6 “El Contexto de los Resultados de PISA 2009, Observatorio Ciudadano de la Educación, Debate elaborado bajo la responsabilidad de Carlos Muñoz Izquierdo, con la colaboración de Manuel I. Ulloa y Manuel Bravo (participante invitado)”, Educación 2001, núm. 188, enero de 2011, pp. 7-14.
7 Estos 33 países miembros de la OCDE tienen resultados comparables en las pruebas de ciencias de 2006 y 2009.
8 INEE, Información sobre México en PISA 2009, diciembre de 2010.
9 “El Contexto de los Resultados de PISA 2009, Observatorio Ciudadano de la Educación, Debate elaborado bajo la responsabilidad de Carlos Muñoz Izquierdo, con la colaboración de Manuel I. Ulloa y Manuel Bravo (participante invitado)”, Educación 2001, núm. 188, enero de 2011, pp. 7-14.
10 Ídem.
11 Secretaría de Educación Pública, Programa Sectorial de Educación 2007-2012. Indicadores y Metas, 2007, p. 15.