A quien nos lee,
si quieres apoyar nuestro trabajo te invitamos a suscribirte a la edición impresa.

SUSCRÍBETE

APROBACIÓN PRESIDENCIAL:

MENOR PESIMISMO ECONÓMICO, MAYOR POPULARIDAD

A mediados de enero, el acuerdo presidencial se incrementa doce puntos (64%) y se sitúa en 58% en el promedio mensual (dos puntos por arriba del acuerdo registrado en diciembre pasado).

Al arrancar el cuarto año de gobierno se registra una leve recuperación en la aprobación presidencial entre la población con teléfono en su vivienda. Si bien diciembre fue un mal mes para la popularidad del presidente Vicente Fox con sólo 52% de aprobación —el porcentaje más bajo desde marzo de 2002—, para la mitad de enero, el acuerdo con su manera de gobernar se incrementa doce puntos (64%) para situarse en 58% en el promedio mensual (dos puntos por arriba del acuerdo registrado en diciembre pasado).

Varios acontecimientos explican el repunte en el acuerdo presidencial. Por un lado, la aprobación de un paquete económico sin cambios relevantes en materia impositiva transmite tranquilidad a la población. A pesar de que el Congreso atendió el rechazo de la ciudadanía al IVA en alimentos y medicinas, los legisladores no capitalizan el hecho, quien gana más con la aprobación de Ley de Ingreso y Presupuesto de Egresos para el 2004 es el presidente de la República. La ausencia de nuevos impuestos, combinada con la campaña publicitaria presidencial por las fiestas de fin de año, le permite a Fox sostener su popularidad en los niveles de los últimos meses.

Por el otro, a pesar del desencanto habitual que se manifiesta después de las fiestas decembrinas por el inicio de la llamada cuesta de enero, y de la percepción de que en el mediano plazo habrá fuerte crisis económica y desempleo, el mensaje presidencial parece contrarrestar el pesimismo y reditúa puntos a la popularidad de Vicente Fox.

Aunque la derrota presidencial en el Congreso por la reforma fiscal agravó la percepción imperante de falta de liderazgo (al empezar el 2004, dos de cada tres entrevistado percibía falta de control del gobierno), en los primero días del mes predominaba también la idea de que el país va por el camino correcto (45%, aunque sigue siendo uno de los niveles más bajos registrados en los últimos tiempos).

El desarrollo de la Cumbre de las Américas y la reunión entre los presidentes Fox y Bush exaltan el estado de ánimo de la población, que percibe dinamismo gubernamental en el ámbito externo además de un clima de menor tensión con el vecino del norte, lo que se traduce en puntos a favor de la gestión presidencial.

El repunte de la popularidad de Fox tras la Cumbre de Monterrey debe verse con cautela, ya que la experiencia de otros años muestra que los efectos de la cuesta de enero en el ánimo de la opinión pública pueden aparecer incluso en el mes siguiente, especialmente si las alzas de precios y tarifas de bienes y servicios de uso generalizado, aun cuando sean de bajo monto, se dan hacia mediados o fines de enero. n

*Sección a cargo de BGC. Ulises Beltrán y Asocs., S.C. La información proviene de ©Acontecer Nacional y Opinión Pública (Sistema de recolección continua de información de operación pública), publicación de BGC, S. C. que se distribuye por suscripción. Coordinación: Ulises Beltrán, Leticia Juárez González, Alejandro Cruz Martínez y Edith González. Los datos corresponden a encuestas telefónicas. La muestra nacional fue a población mayor de 18 años. Método de selección de la muestra: arranque aleatorio y selección sistemática de los números telefónicos residenciales mediante el sistema de marcación aleatoria de números (RDD, por sus siglas en inglés) generados por un sistema CATI (Computer Assisted Telephone Interview).