A quien nos lee,
si quieres apoyar nuestro trabajo te invitamos a suscribirte a la edición impresa.

SUSCRÍBETE

¿Cuáles son las fortalezas estratégicas, institucionales y económicas de México? Y al revés: ¿cuáles son sus puntos débiles? Sergio Nicolau enlista unas y otras hasta dar con un cuadro que obliga a reconsiderar nuestra idea de la viabilidad de México.


A favor

a) Aspectos estratégicos.

1. Masa crítica (100 millones de habitantes, preponderantemente jóvenes, de 18 a 25 años). Esto constituye una ventaja permanente.

2. Ubicación geográfica destacada, junto al segundo mercado mundial más importante; una relación “especial” con EU, dado su interés en mantener a su vecino en situación “estable”. Esto constituye una ventaja permanente.

3. Mano de obra barata (en función de costo y productividad); sin embargo, gradualmente, en el largo plazo, conforme se cierre la brecha salarial real con los socios comerciales, lo que constituye un objetivo de política pública y una esperanza, este aspecto será menos ventajoso, pero, como contrapartida, se incrementará el tamaño del mercado interno.

4. Disponibilidad muy importante de recursos minerales, pesqueros, petróleo, gas y acervo turístico, lo que quizá significará ventaja de corto, mediano y largo plazo.

b) Aspectos institucionales.

1. Raíces culturales profundas.

2. Vínculos familiares fuertes.

3. Rechazo y anticuerpos a las soluciones violentas, dada la experiencia de la Revolución con su derramamiento de sangre.

4. Orgullo en la identidad e integridad nacional y territorial; sin embargo, en esta época de inevitable globalización debe encararse la confusión entre el nacionalismo que significa patriotismo y aquel que implica freno o resistencia al cambio.

5. Avances significativos, pero temporales, en procesos de privatización (telecomunicaciones, banca, carreteras, aeropuertos, puertos, industria azucarera y productores independientes de energía). Sin embargo, las deficiencias de los procesos, de los modelos, o de la regulación, produjeron reversiones importantes, por lo que, a futuro, los esquemas deben ser modificados.

6. Avances muy importantes en la liberación comercial, principalmente el Tratado de Libre Comercio con EU y Canadá y la reciente entrada en vigencia del Tratado con la Unión Europea.

7- El surgimiento y la permanencia de algunas instituciones sólidas: el Banco. ¿Cuáles son las fortalezas estratégicas, institucionales y económicas de México? Y al revés: ¿cuáles son sus puntos débiles? Sergio Nicolau enlista unas y otras basta dar con un cuadro que obliga a reconsiderar nuestra idea de la viabilidad de México. Central, el Instituto Federal Electoral, la Suprema Corte de Justicia, el Ejército (excepto en lo relativo a algunos casos desafortunados derivados de su desempeño en el combate al narcotráfico), la Comisión Federal de Competencia y la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

8. Consenso político en “el centro”.

9. Avances muy satisfactorios en los procesos democráticos. Las elecciones recientes del 2 de julio de 2000, con limpieza y civilidad, lograron la alternancia, colocando a un partido de oposición a la cabeza del poder ejecutivo federal. Asimismo, la sabiduría de los electores proporcionó pesos y contrapesos al poder presidencial al impedir la mayoría de cualquier partido en ambas Cámaras. Pero habrá que trabajar mucho para equilibrar la libertad y la justicia con la eficacia, la eficiencia y la rendición de cuentas.

10. Los conflictos entre el Estado y la Iglesia han sido sustancialmente resueltos; sin embargo, existe el temor, entre diversos grupos y personas, de que surjan nuevas tensiones.

11. En el ámbito de las élites se ha entendido y aceptado que la globalización es una realidad ineludible. Ese grupo procura idear y poner en marcha reformas indispensables para aprovechar las oportunidades de la globalización. Sin embargo, la población mayoritaria aún no ha entendido lo que ocurre y esto la lleva a la frustración y el desencanto. Al mismo tiempo, intelectuales, políticos y observadores buscan en “la tercera vía” un paradigma para procurar limar las aristas negativas de los procesos de mercado.

c) Aspectos económicos.

1. Las recientes reformas a las leyes de Garantías y de Concursos Mercantiles, que eran antiguas y obsoletas.

2. Alto nivel de gasto en educación, aunque la calidad requiere mejoría significativa y el tamaño relativo del gasto contra el presupuesto total impide flexibilidad para otras actividades (crowding-out).

3. Alto nivel de reservas de divisas extranjeras (alrededor de 32,000 millones de dólares), cero deuda con el Fondo Monetario Internacional y un perfil adecuado de deuda externa a largo plazo.

4. La reciente elevación del riesgo-país publicada por las agencias clasificadoras Standard & Poor’s (a BB+ con expectativas positivas, casi “grado de inversión”) y Moody’s (a “grado de inversión”).

5. La inversión extranjera directa continúa llegando a un ritmo anual de 12,000 millones de dólares, lo que significa el tercer lugar en Hispanoamérica, después de Brasil y Argentina.

6. Disciplina fiscal (el déficit del año 2000 será menor al 1%); la inflación fue de 9% en el 2000, y se espera entre 6 y 7% para 2001; el tipo de cambio estable (se revaluó durante el año 2000 y algunos analistas sugieren sobrevaluación del orden del 20 al 25%, que no se ha manifestado en el nivel de reservas por el influjo extraordinario de ingresos petroleros).

7. PEMEX ha sido factor clave en el crecimiento sustentable de México durante sus 63 años de operación. Por razones históricas, políticas, económicas, simbólicas y emocionales, todavía se considera tabú la idea de privatizarlo. En esta coyuntura PEMEX desempeña diversas funciones trascendentes: nutre al gobierno federal con una tercera parte de sus ingresos, proporciona una parte sustancial de los ingresos de divisas del país, ejerce un relevante papel en la fijación de precios y, a nivel del gasto macroeconómico, es una válvula de control importante, a través del ajuste de su presupuesto de capital y del ritmo de sus erogaciones.

Se están considerando formas para reformar PEMEX. La favorita parecería considerar su autonomía de gestión y su tratamiento como una empresa, incluyendo su carga fiscal y sus órganos de gobierno. Este esquema quizá será difícil de “vender” y de poner en marcha, dado el importante impacto sobre las finanzas públicas y los efectos derivados de la alteración de sus diversos papeles históricos. Quizá la puesta en marcha exitosa de una reforma fiscal integral sea una condición esencial, previa, para permitir la reforma de PEMEX. En todo caso existen obstáculos importantes; la cosecha derivada de una actuación oportuna, eficaz y firme es alta; y es evidente que el status quo no es satisfactorio y que revela la vulnerabilidad del país.

En contra

a) Aspectos estratégicos.

1. La corrupción; al respecto, sólo puede preverse una solución parcial y gradual.

2. Existen muchos ámbitos de fricción con Estados Unidos: migración ilegal, interpretación unilateral de ciertas partes de los acuerdos comerciales (transporte, azúcar, telecomunicaciones), narcotráfico, desencuentro entre los sistemas jurídicos, acusaciones mutuas de dumping o venta al extranjero a precios inferiores a los corrientes, lavado de dinero, derechos humanos, e irritación mexicana por la actitud unilateral de Estados Unidos al emitir “certificaciones” sobre comportamientos relativos al combate al narcotráfico. La agenda es compleja, sensible y cambiante.

3. Inseguridad en las ciudades principales; la mejoría gradual es imperativa, posible y probable.

4. Desigual distribución de la riqueza, del ingreso y de las oportunidades.

5. Fallas en la aplicación del régimen de derecho; deficiencias en temas de derechos humanos; ineficiencia e ineptitud del sistema judicial (suponiendo, sin conceder, que no haya corrupción).

6. Respuestas diferenciadas por regiones y por sectores ante los obstáculos, retos y oportunidades de la globalización. Además, inexistencia práctica de un desarrollo de cadenas productivas que vinculen a las empresas grandes, exitosas y exportadoras, con las medianas y pequeñas; y una ausencia, casi total, de incubadoras de nuevas empresas. En esencia, sustitución de importaciones, con producción nacional “competitiva”, porque ya no hay protección.

7. Desencanto con la ineficiencia, hasta ahora, del grupo opositor de izquierda al frente del gobierno del Distrito Federal.

8. Frustración frente al deterioro ecológico en el aire y el agua, incendios forestales y mala administración de desechos y residuos orgánicos, inorgánicos y sanitarios.

9. Fracasos en la producción agrícola que no alcanza la autosuficiencia, debido a baja capitalización, bajos conocimientos y habilidades, irrigación limitada (que lleva a la dependencia de lluvias impredecibles y mal distribuidas en el territorio). Esto lleva a la necesidad de importar alrededor de 15 millones de toneladas de granos anualmente, bajo nivel de ingreso en comunidades rurales, limitaciones al mercado interno y migración del campo a la ciudad.

10. Hay confusión sobre el papel que deben jugar los principales partidos políticos. Dos partidos, el PRI y el PRD, tienen divisiones y desórdenes internos que les inmovilizan e impiden ejercer aportaciones positivas, además de la falta de definición del presidente y su equipo con su propio partido (PAN). Si uno recuerda, como decía Jesús Reyes Heroles, “que lo que opone apoya”, es evidente el imperativo de restituir, reestructurar y rehabilitar a los partidos políticos.

11. Los legisladores apenas comienzan a aprender cómo argumentar, negociar y alcanzar acuerdos prácticos, o sea, a legislar. Hay la oportunidad de capacitar a los legisladores y la oportunidad de legislar para permitir la posible reelección de aquellos que se muestren capaces.

12. Confusión en relación al papel y al profesionalismo de los medios de difusión, que recientemente han alcanzado gran libertad. La autorregulación respecto a sus responsabilidades y moderación es una necesidad importante y una oportunidad relevante.

13. La frustración respecto a los procesos de privatización de la petroquímica básica y secundaria y de las aerolíneas, así como la paralización en la resolución de modelos que permitan el abasto de suficiente energía eléctrica.

14. La necesidad de reformar o emitir una nueva Ley Federal de Trabajo para lograr fórmulas de productividad, de incentivo y de justicia; la necesidad de redefinir la función de los sindicatos.

15. La urgente necesidad de llegar a una reforma fiscal integral (la carga fiscal como proporción del PIB es sólo 11%, sin considerar a PEMEX, y 14% incluyendo a PEMEX), pero es lógico el temor de revisar en profundidad, en vista de la turbulencia social y política que pudiera provocarse mientras se alcanza un acuerdo general o por el riesgo de que cualquier error de concepción o implementación disminuya los ingresos. La nueva estructura fiscal es muy necesaria, pero la negociación e implementación están rodeadas de peligros. Debe incorporarse a millones de personas que están en la economía informal y no pagan impuestos. Además, debe disminuirse la evasión e incentivar la innovación y la actividad empresarial. Cualquier reforma entraña también definir procesos y ámbitos muy sensibles: federalismo contra centralismo: derechos y obligaciones de los estados y municipios en la cobranza, gasto y prestación de servicios: confrontación con la realidad de que los estados y municipios tienen muy diversas aptitudes de gestión, de necesidades y de expectativas; y la consideración superior de que decisiones de transferencia de recursos y facultades tienden a ser irreversibles. Enfrentar estos aspectos es imperativo, quizás el primer paso, esencial para resolver muchos aspectos de la problemática nacional.

16. En la generación de energía el ritmo de la demanda supera a la oferta. Esto presenta una gran restricción y vulnerabilidad, que si es atendida adecuadamente puede también ser una gran oportunidad. En este ámbito también es importante revisar y definir el esquema de subsidios.

17. Noticias periodísticas señalan que más de 1,500 oficiales y tropa del ejército han sido entrenados en Estados Unidos en actividades de lucha antiterrorista, lo que sugiere amenazas ocultas a la seguridad nacional.

18. El servicio civil de carrera es aún incipiente; hay una disonancia significativa entre el nivel de las remuneraciones del sector público y su sistema de incentivos, comparados con los del sector privado. Pero a reto grande, oportunidad grande.

b) Aspectos económicos.

1. Desequilibrio en la cuenta corriente de la balanza de pagos, recientemente proyectada para alcanzar 15,000 millones de dólares a pesar de los altos precios del petróleo (lo que puede ser una ventaja de corto plazo), que quizá refleje el bajo contenido nacional de muchas exportaciones y la sobrevaluación del tipo de cambio.

2. La cartera vencida que los deudores deben al sistema financiero mexicano. que ha debilitado al sistema en alrededor de 100,000 millones dólares o 17% del PIB. se ha convertido, de hecho, en deuda pública interna denominada en pesos a través del IPAB. cuyo costo y amortización disminuirá las expectativas de crecimiento futuras e. inevitablemente. al existir mayor transparencia revelará escándalos notables.

3. El sistema financiero requiere una amplia reforma: en su estructura (capital. capital de riesgo y mercados de deuda de largo plazo, a la vez que banca comercial, banca de desarrollo y banca popular), fortaleza, transparencia, regulación y supervisión.

Dado que al parecer existe una fuerte voluntad política, algunos de los factores negativos pudieran resolverse en el corto plazo: en otros aspectos, sólo puede esperarse la construcción de los cimientos y de los rumbos de soluciones racionales, que cuenten con un acuerdo general y que puedan fructificar en el mediano y largo plazo.

 

Sergio Nicolau
Analista político.