Ciudad de libros

Acero y cristal

Vladimir Nabokov: El ojo Alfaguara. Barcelona, 1999. 107 pp.

Para alentar los homenajes, acaba de reeditarse una de las novelas más desconcertantes de Vladimir Nabokov. Pertenece a los años rusos y se presenta al lector como un bello acertijo que se resuelve a condición de no descartar ningún detalle. La trama importa mu; poco. Lo que importa es la arquitectura novelística, la manera en que Nabokov concibe una estructura de acero y cristal, sólo accesible para quienes caminan y no para quienes corren por los libros.

Los rigores del arte

Ben Okri: Amor peligroso Ediciones del bronce. Barcelona, 1998.444 pp.

La obra del novelista nigeriano Ben Okri emerge de paisajes tocados igualmente por la magia y la opresión. Al mirarnos en el espejo de su escritura, descubrimos una riqueza sólo equiparable a la que logró Salman Rushdie con Hijos de la medianoche. No es fácil escribir una historia de amor. Ben Okri lo consigue con Amor peligroso, oponiendo los rigores del arte al fuego helado de la violencia política.

It’s time

Ernst Jünger: El libro del reloj de arena Tusquets. Barcelona, 1998. 310 pp.

¿Qué es un reloj de arena? No una ampolleta de cristal sino tiempo vivo que habita en lo más profundo. Ese tiempo no es el de la mecánica ni el del ritmo solar; es el tiempo de la reflexión y la creación artística. Así concibe Jünger a esos objetos emblemáticos a partir de los cuales escribe una historia del tiempo y de cómo los hombres lo han concebido, padecido y aun perdido.

Isaac Martínez