A quien nos lee,
si quieres apoyar nuestro trabajo te invitamos a suscribirte a la edición impresa.

SUSCRÍBETE

La Ciudad interior Teatro

En el Foro Sor Juana Inés de la Cruz del Centro Cultural Universitario se presenta, los sábados y domingosa las 13:00 hrs., la obra Servando o el arte de la fuga, una visita al mundo alucinante del fraile dominico.

Servando o el arte de la fuga, como El mundo alucinante de Reinaldo Arenas, cuenta la historia de Fray Servando Teresa de Mier Noriega y Guerra tal como fue o tal como quisiéramos que hubiera sido. Los textos del mismo fraile y la reinterpretación novelesca de la biografía por Reinaldo Arenas fueron seleccionados y adaptados por Jorge Gidi y Ricardo Esquerra. La obra comienza con la salida del fraile de Monterrey para iniciar sus estudios de teología y llega hasta el supuesto fin del inquieto cadáver. La trayectoria vital del personaje es fiel resumen de la versión del propio Servando, condimentada con sus retratos de paisaje y de los ambientes de aquella época en los diversos países por el que transcurrieron sus rutas de escape.;

Un narrador (Ramón Barragán) hila la historia con textos del fraile, de Arenas y de comentaristas como Alfonso Reyes. Los largos textos, los prolongados monólogos y las situaciones épicas se resuelven mediante la invención de diversos recursos que en ocasiones recuerdan a las caricaturas de la Warner y que otorgan agilidad y sentido del humor —a la altura de la ortodoxia del personaje y de la irreverencia de Reinaldo Arenas— a la puesta. 

Fray Servando es interpretado por Rodrigo Vázquez, quien logra conducir el personaje desde una tímida y nerviosa adolescencia hasta la dignidad del anciano que se enfrenta al emperador Agustín I con la seguridad de quien sabe que no puede ser sometido ni retenido ni encarcelado; porque siempre tendrá una fuga por delante. Yousi Díaz, Ricardo Esquerra, Jorge Gidi y Nita Pronovost son los monjes, inquisidores, rebeldes, ladrones, piratas, soldados y carceleros que pululan por el mundo alucinante del fraile.

Domina el sentido del humor sobre la solemne reivindicación del personaje histórico. Sin embargo, por su propio discurso, resuena la actualidad de Fray Servando. Su pedestal, como el de las estatuas de Palacio Nacional en la novela de Reinaldo Arenas, sucumben ante el paso y por la voz de Fray Servando Teresa de Mier.