La Torre de Lulio, librería de La Condesa

Borges nos ha enseñado que el libro es una de las posibilidades de felicidad que tenemos los hombres, pero también sabemos que abrir una librería en estos tiempos de crisis puede parecer una locura, aunque no lo es tanto. Todos sabemos que el negocio de los libros usados es un negocio fabuloso, también que el noventa por ciento de los que intentan este negocio fracasan porque los libros no son otra simple mercancía que pueda valorarse o venderse igual que una corbata, un par de zapatos o una tonelada de jitomates. No, el negocio de los libros es una pasión subterránea que comparten millones en el mundo, pero que sólo unos cuantos saben ejercer como profesionales, es decir, como escritores, editores o libreros.

Este artículo está disponible sólo para suscriptores

Si ya tienes una suscripción puedes iniciar sesión.
Después de iniciar sesión puedes refrescar la página presionado el siguiente botón.

Suscríbete

 

Suscripción plus
(impresa y digital)

1 año por $ 799 MXN

Entrega de la edición impresa*
Lectura de la versión impresa en línea
Acceso ilimitado al archivo
Contenidos especiales

Suscríbete

*Para envíos internacionales aplica un cargo extra, la tarifa se actualizará al seleccionar la dirección de envío

 

Suscripción digital

1 año por $ 399 MXN

Lectura de la versión impresa en línea
Acceso ilimitado al archivo
Contenidos especiales

Suscríbete

¿Eres suscriptor de la revista y aún no tienes tu nuevo registro?

Para obtenerlo, sólo tienes que validar tus datos o escribe a [email protected].

Escribe tu correo para recibir el boletín con nuestras publicaciones destacadas.


Publicado en: 1997 Septiembre