Unas elecciones para festejar. El seis de julio, México dio un paso adelante en el ya largo camino de la construcción de una democracia a la medida de un país heterogéneo, complejo, con diferencias regionales y sociales enormes. En esta entrega especial, Nexos quiere ofrecer a sus lectores un panorama lo más amplio posible de lo ocurrido en unos comicios que, sin duda, generarán cambios sustanciales en los comportamientos políticos de los mexicanos. Una visión donde se subraya lo avanzado, pero no se dejan de lado las inercias y los obstáculos que todavía se atraviesan en la ruta por construir un nuevo arreglo capaz de dejar atrás, con estabilidad, al viejo régimen ahora sí agonizante.

Los cambios previsibles en los partidos, la nueva relación entre el ejecutivo y el Congreso plural que surgió de las urnas, el papel de la autoridad electoral independiente, los retos del nuevo gobierno de la Ciudad de México, los puntos oscuros que todavía muestran las elecciones locales, los distintos ritmos del proceso de cambio en las reglas del juego, además de las motivaciones de los electores y el nuevo mapa de la pluralidad que se manifiesta a todo lo largo de un país que ha abandonado la unanimidad monopólica a la que se había acostumbrado; son éstos los temas que ofrecemos para la reflexión serena que ahora se hace más necesaria que nunca.