Ciudad de los libros

Leonardo Sciascia: Alfabeto pirandeliano

Ediciones El Milagro. México, 1997, 127 pp.

Este libro no sólo es capaz de reavivar el interés por Pirandello sino que expone una veta sciasciana poco accesible para el lector mexicano: la de lo siciliano como fuente de toda identidad vivida para el desdoblamiento y el disfraz. No estamos nada más ante un homenaje que adopta 33 formas distintas (sus 33 capítulos); estamos ante una declaración de amor al teatro y a los libros que se conciben por la mañana. No es posible saberlo, pero algo nos dice que sin Pirandello, sin sus personajes asistiendo cada domingo al tribunal de la literatura, Italia sería tan sólo una tierra de buenos vinos y buenos futbolistas.