La ciudad interior Teatro

A partir del 7 de mayo en el Teatro Silvia Pinal se exhibirá el musical La Bella y la Bestia, tal y como, dicen, luce en Broadway.

¿Se imagina más de 140 pelucas en el escenario? ¿Puede concebir 6.4 metros de trenzas artificiales creadas con cabello natural importado de la India? Estos pequeños excesos, entre otros, son sólo detalles del espléndido derroche de la puesta en escena de La Bella y la Bestia de Disney, el espectáculo de Broadway que llega a México en español y con la misma producción.

El tradicional cuento (1756) de Madame Le Prince de Beaumont, se presentará durante un mes en tierra mexicana, envuelto en toda la parafernalia tecnológica de efectos especiales y de diseño tan característica del país vecino. 

La obra de teatro (original de Linda Woolverton, música de Alan Menken, letras de Howard Ashman y Tim Rice, coreografía de Matt West, y la dirección de Robert Jess Roth) lleva tres años en la cartelera de Broadway, con llenos totales, y en 1994 ganó un Tony -el premio estadunidense más importante en la categoría de teatro- y el American Theatre Wing’s Design Award por Mejor Vestuario.

Para su adaptación en México, participan 38 actores, cantantes y bailarines, y una orquesta en vivo. El papel de Bella es interpretado por Lolita Cortés, el de la Bestia por Roberto Blandón, y Norma Herrera encarnará a la Señora Potts.