A quien nos lee,
si quieres apoyar nuestro trabajo te invitamos a suscribirte a la edición impresa.

SUSCRÍBETE

Cecilia Toussaint. Cantante. Su más reciente disco es Sirena de trapo.

Lo Primero que me vino a la cabeza al oír que me preguntarían sobre la pareja, fue la gran falta de amor que hay en el mundo.

Las distintas parejas que he tenido, han sido todas muy especiales, y si la pareja no resultó fue por diferentes cosas, pero han sido muy enriquecedoras cada una de las relaciones que he tenido. Gracias a mis diferentes relaciones también he aprendido mucho, y ahora soy lo que soy. Estuve muy enamorada de cada una de las gentes con las que he estado, y no tengo nada malo de qué hablar de ellas.

En principio, ahora tengo otra idea de lo que soy, y eso evidentemente me ha llevado a otra visión ante la pareja: cómo me pongo yo ante una pareja, más allá de otras cosas. Creo que conforme fui creciendo y viviendo cosas, fui aprendiendo; sobre todo me di cuenta de mis limitaciones, de mis errores, de las cosas torcidas que yo tenía en cuanto a lo que se espera de una pareja, o en cuanto a lo que esperas de ti ante una pareja…

Creo que no hay que tener expectativas respecto a la gente con la que te estás relacionando. Creo que es un viaje bastante interesante conocer a otra persona, y mientras menos expectativas tengas puedes ser mucho más objetivo con una gente. Para mí es importantísimo tener una pareja. Definitivamente me gusta compartir, me gusta que me den, me gusta dar, me gusta apapachar y me gusta que me apapachen. Soy una gente que sí, definitivamente, necesita una pareja.

Sí: la monogamia es como mejor funciono yo. No puedo generalizar, ni tampoco puedo pretender que ésa sea la mejor fórmula dentro de las parejas; porque en las parejas no existen fórmulas, pero yo funciono mejor con una relación monogámica… totalmente. Porque, aparte, es demasiado trabajo… Realmente para tener una pareja estable y que funcione, hay que trabajar mucho. Por eso… no puedo desconcentrarme de eso en lo que estoy. No podría, no tengo esa capacidad. Quizás haya gente que sí la tiene, pero yo no. Yo me concentro con la gente con la que estoy y trato de aprender lo más posible.

Bueno, yo siempre me quise casar, pero… Sí tuve una pareja con la que viví muchos años, que es el padre de mi hija. Pero no le di importancia ni a si casarme o a no casarme.

Realmente, me enamore, estaba yo muy chica, y de repente me di cuenta que estaba viviendo con él. No fue decir: «ahora sí tengo ganas de casarme».

Sí, ahora los jóvenes tienden más a casarse, pero por una necesidad práctica. Creo que la vida está exigiendo una serie de cosas… y así es mucho más práctico.

Cuando eres artista la gente te llega con una idea preconcebida de lo que eres, y ahí ya empezó mal la cosa. Hay gente que se te acerca nada más porque eres una imagen pública. Claro, también hay gente que se te acerca y ni siquiera sabe lo que haces. Pero la gente que se te acerca y llega con una imagen preconcebida… eso pone muchas limitaciones a una relación. Por otra parte, soy una mujer acostumbrada a estar sola, a luchar por un proyecto, a luchar por una hija, a luchar por una vida; entonces, creo que la imagen de una mujer tan fuerte a veces los espanta, o no saben bien cómo llegarte.

Bueno, también ha habido relaciones con alguien que tiene una imagen pública, y es diferente, pero más allá de eso, pienso que hay cosas más importantes (valores fundamentales del ser humano) a que si soy cantante o él es alguien público o no. Me relaciono con la persona, y espero que él se relacione con la persona también. No me relaciono con la imagen pública, ése es sólo su trabajo, y me da exactamente igual si se

dedica a la vida pública o a… me da igual.

En la pareja creo que principalmente hay que preocuparse por conocer a la gente, hay que tener respeto hacia la gente a quien tienes enfrente, tener atención a lo que necesita, a lo que te está pidiendo, saber pedir las cosas, saber escuchar y tener la capacidad de aguantar los vicios, las cosas buenas, las cosas malas de la gente con que te relaciones. No hay que pretender encontrar la pareja perfecta, porque no existen los seres humanos perfectos y… por eso tampoco existe la pareja perfecta.

Pienso que más que una crisis en la pareja existe una crisis amorosa en la humanidad que va más allá de la pareja: nada más.