A quien nos lee,
si quieres apoyar nuestro trabajo te invitamos a suscribirte a la edición impresa.

SUSCRÍBETE

CUADERNO NEXOS

Tlatelolco, D.F., 27 de febrero de 1991.

Sr. Héctor Aguilar Camín

Director General de «nexos»

Presente

Señor Director:

El artículo intitulado «México y las cuentas de la Guerra», que publica el señor Gabriel Székely en el Cuaderno de nexos del mes de febrero, contiene una serie de errores e imprecisiones que es preciso rectificar en beneficio de sus lectores y porque distorsiona el papel que México ha jugado ante la presente crisis.

El señor Székely afirma que «México votó en las Naciones Unidas en favor de todas las resoluciones relacionadas con el caso (del conflicto en el Golfo Pérsico)». Esta afirmación es falsa. México no emitió voto alguno, ni positivo ni negativo, toda vez que no es miembro del Consejo de Seguridad. Cabe recordar que, de conformidad con el Articulo 12 de la Carta de las Naciones Unidas, el Consejo de Seguridad no ha solicitado recomendación alguna -mucho menos una votación- en la Asamblea General, donde todos los Estados Miembros se encuentran representados. Es decir, incluso si lo hubiese pretendido, México no podría haber votado las resoluciones sobre la crisis del Golfo Pérsico.

El señor Székely añade que las resoluciones por las que supuestamente votó México incluyen «la decisión de usar la fuerza si para el 15 de enero Saddam Hussein no se había retirado de Kuwait». Esta afirmación es equívoca, en sentido estricto. La resolución 678, la última de las 12 aprobadas sobre el Pérsico, autoriza exclusivamente que «los Estados Miembros que cooperan con el gobierno de Kuwait… utilicen todos los medios necesarios a su alcance para hacer valer y llevar a la práctica la resolución 660 del Consejo de Seguridad y todas las subsiguientes resoluciones pertinentes».

Como se desprende de lo anterior, ninguno de los dos argumentos centrales que maneja el señor Székely es correcto en su interpretación del papel que ha jugado México: nuestro país abogó permanentemente por alcanzar la paz mediante recursos diplomáticos y políticos, y deploró que el curso de los acontecimientos haya conducido al uso de la fuerza y la destrucción entre los pueblos.

Aprovecho la oportunidad para enviarle un cordial saludo.

Atentamente,

Carlos Reta Martínez

Director General de Información

Secretaria de Relaciones Exteriores