A quien nos lee,
si quieres apoyar nuestro trabajo te invitamos a suscribirte a la edición impresa.

SUSCRÍBETE

México y su vecino del norte, Estados Unidos, tienen una larga historia de cooperación gubernamental en el sector de seguridad que ha tenido sus altibajos. Por lo tanto, es importante analizar los cambios de régimen para intentar anticipar los patrones de acción correspondientes y así formular las políticas y estrategias nacionales más adecuadas. Dado que este año marca la transición de la presidencia de Trump a la de Biden, lo que sigue es un breve resumen de las tendencias esperadas en la administración y política exterior estadunidense y cómo afectarán al sector de seguridad mexicano, además de algunos detalles sobre los nombramientos para el mismo sector en los Estados Unidos.

En esencia, la presidencia de Joe Biden parece ofrecer muchas de las mismas políticas que la de Barack Obama; incluso tendrá a muchos de los mismos funcionarios. Por un lado, esto puede significar una transición fácil y sin complicaciones, pero dado el ambiente político, además de acusaciones de que el Departamento de la Defensa está estorbando la transferencia de información de una administración a otra,1 es posible que México se enfrente a dificultades y fallas burocráticas en las interacciones con los Estados Unidos durante los siguientes meses.

Sin embargo, esta vez el presidente demócrata actuará con base en tres hechos nuevos. Primero, existe un largo y arduo trabajo por remendar el daño ocasionado durante la administración de Trump en las relaciones internacionales2 y con las minorías3 de los Estados Unidos. Es claro que, al escoger las personalidades a nombrar a los puestos más altos del gobierno estadunidense, el presidente electo Biden se ha esforzado en reparar estas fallas. En particular, el gabinete y el Consejo de Seguridad Nacional incluyen personajes reconocidos por su trabajo en zonas que en tiempos recientes han recibido mucha atención mediática, como Irán4 y Rusia,5 además de los primeros afroamericanos, mujeres y latinos para ocupar estos puestos de alta importancia.

Luego siguen dos hechos relacionados. Primero, habrá que seguir lidiando con la pandemia y el golpe económico que ha causado: temas como la cooperación médica para la distribución de vacunas, nuevas reglas de migración y la debilitación de varias cadenas de producción tomarán especial importancia e impulsarán la cooperación entre los países del hemisferio occidental.6 Segundo, después de la elección de Donald Trump, que sucedió, en gran parte, debido a la insatisfacción de la clase media con las políticas económicas en vigor, quedó claro que este sector poblacional requiere mayor atención por parte del partido Demócrata.7

Aunque la economía es el ámbito que recibe el impacto directo de estos dos factores que se acaban de mencionar, Jake Sullivan, el consejero de Seguridad Nacional, afirma que la política exterior también estará dirigida a apoyar la clase media a través del fortalecimiento de cadenas de producción mundiales de una forma que beneficia el sector industrial estadunidense.8 Este enfoque, en combinación con la intolerancia al autoritarismo y una nueva ola de imposición de buenas prácticas en el comercio,9 apunta al incremento de transferencias con otro incremento en la condicionalidad de ellas. Y dado que se considera que el Estado de derecho es de alta importancia en el buen funcionamiento de las economías de mercado, se puede esperar que parte de este esfuerzo de política exterior se va a dedicar específicamente al sector de seguridad.

Todo lo anterior puede afectar a México, en particular, de la siguiente forma: las fallas burocráticas pueden causar trabas en varios mecanismos de cooperación que existen entre los dos países, al menos en los primeros meses de la nueva administración; el enfoque sobre la reparación de daño y la diversidad significa que la buena voluntad de cooperar y trabajar como iguales está presente; y la preocupación que demuestra el gobierno por su situación económica puede implicar mayor vigilancia en programas de apoyo internacional y cooperación bilateral.

Ilustración: Belén García Monroy

* * *

A continuación un resumen de los nombramientos principales en el sector de seguridad y su relevancia a los puntos descritos arriba.

Director principal del Consejo Nacional de Seguridad para el Hemisferio Occidental: Juan González

González nació en Cartagena, Colombia y a través de varios proyectos de diferentes sectores en varios países de América Latina, mantiene una conexión con su tierra natal.10 En la administración de Obama, ejerció la función de titular adjunto del Departamento del Estado.11 Algunos de sus principios rectores son la interdependencia y la cooperación, los cuales son temas de alta importancia en esta era de pandemia.12 Además, apoya una relación de confianza con Colombia, el restablecimiento de buenas relaciones con Cuba y un aumento en la presión que se ejerce sobre Venezuela para volverse a un gobierno democrático.13 También manifiesta que la América Latina de hoy está avanzando y la visión típica de los Estados Unidos hacia ella como una zona provinciana debe evolucionar para adaptarse a la nueva realidad.14

Consejero Nacional de Seguridad: Jake Sullivan

Sullivan tiene una larga historia en la administración pública; en la era de Obama, trabajaba como asistente adjunto al presidente y el consejero nacional de seguridad para el vicepresidente,15 lo que seguramente fue el motivo por el cual Biden decidió nominarlo ya en su posición de presidente. También trabajó con Hillary Clinton en su rol de titular del Departamento del Estado como el jefe de personal.16 Algunos de sus logros profesionales incluyen el mismo acuerdo nuclear con Irán sobre el cual trabajó con Burns y un alto el fuego en Gaza en 2012.17 La ideología que lo caracteriza es la creencia en la creación de una política exterior para la clase media.

Titular del Departamento de Seguridad Nacional: Alejandro Mayorkas

Alejandro Mayorkas es cubano por nacimiento y migró a los Estados Unidos en 1960, lo que significa que será el primer latino en ocupar el puesto del titular de la Secretaría de Seguridad Nacional (Department of Homeland Security,o DHS en inglés).18

En la administración de Obama, ejerció la función de director de la Agencia de Migración y Ciudadanía Estadunidense (U.S. Citizenship and Immigration Services o USCIS en inglés) entre 2009 y 2013 y el titular adjunto del DHS entre 2013 y 2016.19 Además, implementó la política de Acción Deferida para Migrantes que Llegaron en su Infancia (Deferred Action for Childhood Arrivals o DACA en inglés),20 la cual ha sido la fuente de una polémica durante la presidencia de Trump pero que sigue vigente.

Titular del Departamento de la Defensa: Lloyd Austin

Si se confirma la nominación, será el primero titular afroamericano de este departamento.21 Austin es un general de cuatro estrellas que empezó su carrera militar en 1975 y se integró a misiones importantes en Irak, como Iraqi Freedom, Enduring Freedom y New Dawn.22 Después trabajó como el comandante de Comando Central Estadunidense (U.S. Central Command o CENTCOM en inglés) entre 2013 y 2016.23 Debido a que menos de siete años han transcurrido desde que ejercía este puesto, requiere el permiso del Congreso para entrar como el titular del Departamento de la Defensa. Esta cuestión se discutió en una audiencia con el Comité de las Fuerzas Armadas del Senado el 19 de enero de 2021.24

Fiscal General: Merrick Garland

Otro puesto relacionado con la seguridad es el de fiscal general, el cual ocupará Merrick Garland. Merrick Garland es centrista y tiene mucha experiencia en la Fiscalía General nacional y el Tribunal de Apelaciones del Circuito del Distrito de Colombia.25 Obama intentó nominarlo para la Suprema Corte en 2016, pero Congreso negó votar sobre la nominación, y por lo tanto, no se integró.26

Puede ser de interés que en 2013, opinó que la Agencia Central de Inteligencia (Central Intelligence Agency o CIA en inglés) tenía la obligación de divulgar información sobre campañas de aviones teledirigidos.27 Además, Biden promete impulsar un programa de indultos para algunas personas encarceladas28 y el otorgamiento de asilo a refugiados venezolanos,29 políticas de las cuales Garland seguramente tendrá parte y que afectarán a migrantes latinoamericanos en los Estados Unidos.

Titular del Departamento del Estado: Antony Blinken

Con este nombramiento, parece que el presidente electo buscó armar su gabinete con una persona que puede recuperar y fortalecer alianzas, ya que Antony Blinken tiene lazos fuertes con Europa (Francia en particular)30 y bajo la misma lógica de interdependencia mundial, se puede considerar un intervencionista.31 Además, es uno de los varios que viene de la administración de Obama, donde funcionó como el titular adjunto del Departamento del Estado.32

Directora Nacional de Inteligencia: Avril Haines

Avril Haines tiene la posibilidad de ser la primera mujer directora nacional de inteligencia en la historia. Tiene un trasfondo académico amplio, con una licenciatura en física de la Universidad de Chicago y una maestría en derecho de Centro de Derecho de la Universidad de Georgetown.33 En la administración de Obama, empezó como parte de la asesoría legal del Consejo Nacional de Seguridad y se graduó al puesto de asistente al presidente y consejera nacional adjunta de seguridad. Además, fue la directora de la CIA por tres años, entre 2013 y 2015.34

Director de la Agencia Central de Inteligencia: William J. Burns

Burns es otra figura que cumple con el perfil de universalidad que refleja la estrategia de Biden al emplear personas reconocidas por su capacidad diplomática al nivel internacional. En lugar de una historia con esa agencia en particular, Burns viene de una carrera en el servicio exterior y se conoce como “casi apolítico”.35 Debido a lo que muchos consideran un manejo débil y esporádico de las fuerzas de inteligencia por parte de Donald Trump, especialmente con respecto a Rusia, su experiencia extensiva con ese país, además de su conocimiento del lenguaje, lo hace un integrante importante a la agencia. Además, tiene una buena relación con el presidente y el consejero nacional de seguridad.36 Durante la administración de Obama, trabajó sobre un acuerdo nuclear con Teherán dentro de su rol diplomático.37

En suma, el pronóstico para la administración de Biden hacia México es positivo en cuanto a la presencia de varios actores que conocen y respetan la realidad de América Latina y también por la posibilidad de recibir apoyo financiero. Estas dos características representan un cambio radical en la política exterior entre el último presidente y el actual. Sin embargo, mientras Biden busca recuperar las pérdidas de la contingencia, es posible que las condiciones políticas que se requiere para pedir financiero extensivo se vuelven más estrictas, algo que puede impulsar otros varios cambios en el gobierno y la política de los países del hemisferio. De todas formas, se puede decir que, en general, esta administración tiene una vista mucho más favorable hacía México que la anterior, y por lo tanto, se facilitará la cooperación entre países.

 

Sarah Hirsch
Estudiante de la Maestría en Administración y Políticas Públicas del CIDE.


1 NPR, “Exclusive Interview: Jake Sullivan, Biden’s National Security Adviser”, The NPR Politics Podcast, n .d.

2 NPR, “What Will Justice and Foreign Policy Look Like Under Joe Biden?”, The NPR Politics Podcast, n. d.

3 Greg Miller, “Allegations of Racism Have Marked Trump’s Presidency and Become Key Issue as Election Nears”, The Washington Post, diciembre 23, 2020, sec. National Security.

4No Let-up: Trump Administration Targets Iran with More Sanctions”, Al Jazeera, enero 15, 2021, sec. Business and Economy News.

5 Stephen Collinson, “Analysis: The Riddle of Trump’s Relationship with Russia”, CNN, diciembre 22, 2020.

6 Juan S. Gonzalez | Julio 28, 2020, “Joe Biden and the Future of the Americas”, Americas Quarterly (blog), consultado enero de 14, 2021.

7 Jim Tankersley, “How Trump Won: The Revenge of Working-Class Whites”, The Washington Post, consultado enero 18, 2021.

8 NPR, “Exclusive Interview: Jake Sullivan, Biden’s National Security Adviser”.

9 NPR, “What Will Justice and Foreign Policy Look Like Under Joe Biden?”.

10 Juilo 28, 2020, “Joe Biden and the Future of the Americas”.

11 Robbie Gramer; Detsch Amy; Mackinnon, Jack, “Familiar Faces Return to State and National Security Council as Biden Staffs Up With Obama Alums,” Foreign Policy (blog), consultado enero 13, 2021.

12 Julio 28, 2020, “Joe Biden and the Future of the Americas”.

13 Victoria Gaytan “A Conversation with Juan S. Gonzalez, Associate VP at The Cohen Group and Senior Fellow at the Penn Biden Center”, Global Americans (blog). Mayo 18, 2018.

14 Victoria Gaytan “A Conversation with Juan S. Gonzalez, Associate VP at The Cohen Group and Senior Fellow at the Penn Biden Center”, Global Americans (blog). Mayo 18, 2018.

15 “Jake Sullivan, National Security Advisor”, President-Elect Joe Biden, accessed January 13, 2021.

16 “Jake Sullivan, National Security Advisor”.

17 “Jake Sullivan, National Security Advisor”.

18 “Alejandro Mayorkas”, Ballotpedia, consultado enero 13, 2021.

19 “Alejandro Mayorkas”.

20 “Alejandro Mayorkas”.

21Lloyd Austin”, Ballotpedia, consultado enero 13, 2021.

22 “Lloyd Austin”.

23General Lloyd J. Austin III, U.S. Army (Ret.): Former Commander of United States Central Command (CENTCOM)”, Carnegie Corporation of New York, consultado enero 13, 2021.

24 “Lloyd Austin”.

25Merrick Garland”, Ballotpedia, consultado enero 13, 2021.

26 “Merrick Garland”.

27 “Merrick Garland”.

28 NPR, “What Will the Courts Look Like Under Joe Biden?”, The NPR Politics Podcast, n. d.

29 NPR, “What Will Justice and Foreign Policy Look Like Under Joe Biden?”.

30Antony Blinken”, Ballotpedia, accessed January 13, 2021.

319 Things to Know about Antony Blinken, the next US Secretary of State”, POLITICO, noviembre 23, 2020.

32 “Antony Blinken”.

33Avril Haines”, Ballotpedia, consultado enero 13, 2021.

34 “Avril Haines”.

35 Julian E. Barnes and Pranshu Verma, “William Burns Is Biden’s Choice for C.I.A. Director,” The New York Times, January 11, 2021, sec. U.S.

36 Barnes y Verma.

37 Barnes y Verma.