Ilustración: Estelí Meza

Diarios, cartas, memorias

Junio, 1691. DÍA TRES. Toda la noche y todo el día lloviendo. Para matar el tiempo, hablamos de cosas de Edo (hoy Tokio), hasta que la noche se hizo día. DÍA CUATRO. Después de haber pasado toda la noche en vela, quedé agotado y estuve durmiendo largo rato. Alrededor del mediodía dejó de llover. Mañana me marcharé de Rakushisha, una partida que desde ya lamento profundamente. El cuarto interior, la entrada…, me pasé el día recorriendo cada parte, como quien echa una última mirada:

Lluvia de comienzos de verano
quito los cartones de poemas
marcas en la pared, arañazos

—Basho, poeta japonés.

 

De películas y poesía

Toritos y trivia

En la pantalla televisiva se lee:

DEPELHD 910. PARAISO ROBADO. SC 1951. Una joven pierde la razón cuando se entera de que su tío y su novio murieron en un accidente de tren.

En algún momento de la película el personaje de Arturo de Córdova le lee al personaje de Irasema Dilián el poema de un poeta mexicano del siglo XX. ¿De qué poeta y poema se trata? La respuesta viene en el artículo “Supervivencia mística de las brujas” de este Palomar.

 

La patria de Martí

Deportes

El verano pasado circularon en redes diez declaraciones fallidas de futbolistas. (Por ejemplo, Carlos Tévez: “A medida que uno va ganando cosas, uno se hamburguesa”. O Edinson Cavani: “Como todo equipo africano, Jamaica será un rival difícil”. O Lukas Podolski: “El futbol es como el ajedrez, pero sin dados”.) La Mesa de noche ha recordado por contra a un notable futbofrasero, no incurridor en el humorismo involuntario, que jugó en el Manchester United de los sesenta, George Best (1946-2005). Algunas de sus frases:

• Tendría que ser supermán para hacer algunas de las cosas que según esto he hecho, como estar en seis lugares diferentes en seis ocasiones diferentes.

• Nací con un gran don. Este don tiene a veces su lado destructor. Yo quería superarlos a todos cuando jugaba y del mismo modo quería superarlos a todos en mis salidas nocturnas.

• En 1969 dejé las mujeres y el alcohol y han sido los peores 20 minutos de mi vida.

• Hace años dije que si me daban a escoger entre meterle un gran gol al Liverpool o acostarme con Miss Mundo, mi elección sería difícil. Por fortuna, no tuve que elegir.

• No ha habido en mi vida una sola mañana en que haya salido de mi casa con la intención de emborracharme. Simplemente ocurría.

• Si yo hubiera sido feo (“me habría concentrado de tal manera en el futbol, que”), hoy nadie recordaría a Pelé.

• Una vez le dije a (el futbolista Paul) Gascoigne que su IQ era inferior al número de su camiseta. Entonces me preguntó: “¿Qué es el IQ?”.

• (Sobre Paul Gascoigne, de nuevo): No me llega ni a las agujetas… de la botella.

• Soy quien llevó el futbol de las páginas interiores a las primeras planas de los periódicos.

• Dicen que me he acostado con siete Miss Universo. Mienten. Sólo fueron cuatro. Con las otras tres no pude ir a la cita.

• (Sobre David Beckham en el año 2000, cuando Beckham jugaba en el Manchester United y Best era comentarista para la televisión): No sabe patear con la zurda, no cabecea, no baja a defender y no mete muchos goles. Aparte de eso, es buenísimo.

• (Este futboaforismo sólo puede ir en inglés): I used to go missing a lot… Miss Canada, Miss United Kingdom, Miss World.

• Estuve ahí 10 horas e ingerí 40 pintas. Batí mi récord anterior por 40 minutos. (Best dijo esto luego de que le hicieron una transfusión de sangre por su transplante de hígado; por esta vez no se refería a la bebida.)

• Cada vez que entro en un sitio hay 60 personas que me invitan a beber, y ni modo de ser grosero.

• (Y el mejor de todos, que en tercera persona podría ser también el epitafio de Best): Gasté muchísimo dinero en el trago, las mujeres y los coches deportivos. El resto sí lo despilfarré.

 

Ojo revistero

La revista Prospect (julio, 2019) incluye una selección de textos titulada “Vegetarianos”. La Mesa de noche ya sabía que hace tiempo, cuando se habló de “Comida Frankenstein” para hablar de comida abominable, tal cosa era un improperio ya que Mary Shelley le hace decir a su personaje en la novela (año 1818): “Mi alimento no es el mismo que el del hombre; yo no destruyo al cordero o al cabrito para saciar mi hambre; las bayas y las bellotas son suficiente alimento para mí”.

Cinco años atrás, en 1813, su futuro esposo el poeta Percy Bysshe Shelley había publicado una Vindicación de la dieta natural. Dice un párrafo: “No hay enfermedad, de cuerpo o mente, que la adopción de una dieta de vegetales y agua pura no haya curado de manera infalible, si el experimento se llevó a cabo bien. La debilidad gradualmente se vuelve fuerza; la enfermedad, salud plena. La locura, en toda su espantosa variedad, de los desvaríos del maníaco encadenado, a las incontables irracionalidades del malhumor, que vuelven un infierno a la vida doméstica, se convierte en una apacible y considerada uniformidad de temperamento, que por sí sola podría ofrecer alguna promesa de reforma moral de la sociedad. Si lleváramos un sistema natural de dieta, la vejez sería nuestra última y única enfermedad; el plazo de nuestra existencia sería mayor; podríamos gozar la vida y ya no impedirles a otros que la gozaran… Por todo lo que es sagrado en nuestras esperanzas respecto a la especie humana, convoco a aquellos que aman la felicidad y la verdad a que le den un buen intento al sistema de vegetales”.

En 1914 Franz Kafka le escribe a Grete Bloch: “Como un seguidor de la curación natural no me sorprende que tengas dolores de cabeza, pero como tu amigo me apena mucho esto. ¿No podrías empezar con el cambio más sencillo en tu vida —con una dieta vegetariana? La carne es tan devastadora para tu cuerpo cansado. Sin embargo hay un restaurante vegetariano en la calle Opolzer cerca del teatro Hofburg, el mejor que conozco. No hay duda de que ahí comerás mejor y con más placer… vas a sentirte más fuerte, vas a dormir mejor y vas a despertarte revitalizada”.

Y las malas noticias para los vegetarianos respecto a un vegetariano. En 1942 Joseph Goebbels anota en su diario: “El Führer dedicó gran parte de nuestra plática a la cuestión vegetariana. Cree más que nunca que comer carne es dañino para la humanidad. Claro que sabe que durante la guerra no podemos alterar por completo nuestro sistema de alimentación. Después, sin embargo, tratará de enfrentar este problema. A lo mejor tiene razón. Desde luego que sus argumentos son muy convincentes”.

 

Últimas famosas palabras

(Del autor de Peter Pan, James M. Barrie, muerto en 1937)
No puedo dormir.

 

La fotofona

Sobre la Mesa de noche el teléfono celular iluminó su pantallita y se envió a sí mismo una fotofona, una foto al vuelo y de vida cotidiana tomada ese mismo día. Ya traía título: “El iPad que espejo se creyó”. Héla aquí:

 

Antes de dormir

¿Por qué comparas tu mandamiento interior con un sueño? ¿Te parece acaso absurdo, incoherente, inevitable, irrepetible, origen de alegrías o terrores infundados, incomunicable en su totalidad, pero ansioso de ser comunicado, como son precisamente los sueños?
—Franz Kafka

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.