[Esta pieza cómica y de alta parodia de Andrei Platonov fue escrita en 1926. Firmada originalmente como “Andrei Platonov, traductor del francés”, el texto pretendía ser un folleto publicitario traducido al ruso por Platonov. “El Anti-Sexus” sólo se publicó en su original ruso hasta 1981; y en inglés, en el 2013.]


Del traductor:

A continuación anexamos el texto de un panfleto publicitario publicado en ocho idiomas por la Industriale Internationale Revü en Nueva York1.

Resulta imposible negar el excepcional talento literario y publicitario del autor de este panfleto, como imposible resulta negar también el cinismo imperialista de esta composición de corte empresarial, su remilgada pornografía y su vulgaridad monstruosa, cuya magnitud no provoca sino pena. Sin embargo, hay algo en el estilo de este folleto, un tufillo a lo Anatole France si podemos ser tan atrevidos como para pronunciar ese nombre noble y honesto; y esto es lo que, en parte, nos dio el valor para publicar este trabajo sin precedentes.

Ningún documento caracteriza mejor la época de la decadencia viviente de la burguesía, su absoluta atrofia moral, como el que se anexa aquí abajo. Ni siquiera nosotros, sazonados lectores profesionales, habíamos leído nunca nada semejante.

Aunque en estos días estamos preparados para cualquier cosa que venga de los belicistas burócratas del capitalismo, fachos peces gordos que han ofrecido sus testimonios acerca del artefacto anunciado, jamás creímos que estuvieran tan faltos de sentido y tan carentes del más mínimo tacto.

El camarada Shklovsky, que empleó su método de crítico formalista para comentar semejante chorrada con tan diestra ironía, ha sido por supuesto omitido del catálogo precedente.

Al parecer no es la fisiología la que ha dado en el clavo (“el cerebro es uno de los últimos órganos en descomponerse”), sino un eslogan bolchevique, “la razón es lo primero en desaparecer” —para aquellos a quien la Historia quiere castigar.

Esto es completamente cierto, y es por ello que el mundo entero hiede a esta ficción producida en el alto cielo de los Euro-Anglo americanos —ciertamente, todo aquel sector imperialista —.

Por lo tanto, la mejor anti propaganda “contraantisexual” es la publicación de este curioso documento, porque hará que la inalterable expresión de la gente cambie, sus rostros serán iluminados por una risa sonrosada: la mejor amiga del alma y del estómago, y la más férrea enemiga de esta sofocante locura industrial, moral y sicológica.

 

 

El Anti-Sexus

Artefactos patentados

Berkman, Châteloy, e hijo, Ltd.2

Oficinas principales: Berlín-Londres-Ginebra-Washington.

Filiales: Londres, París, Copenhague, Bruselas, Nueva York, Varsovia, Budapest, Bagdad, Pekín, Singapur, Shanghái, Hong Kong, Melbourne, Chicago, Frankfurt (en Oder y en Main), Tokio, Lisboa, Sevilla, Atenas, Roma, Montevideo, Constantinopla, Angora, Calcuta, Río de Janeiro, Buenos Aires, La Meca, El Cairo, Belén, Alejandría, Bangkok y Damasco, con representantes en todas las embarcaciones de pasajeros de la línea Hamburgo-América al igual que en las aerolíneas Derulufut3 y Luft-Hansa.

Damas y caballeros:

Cuán variadas son las épocas… cuán variadas las locaciones geográficas… cuán variadas las culturas donde nuestra multinacional opera. Y sin embargo, nuestros productos patentados gozan de demanda universal desde el Ártico hasta el Antártico, incluso en estas últimas tierras y, también, en los países salvajes ubicados entre los Trópicos de Cáncer y Capricornio. La pasión humana reina de manera absoluta sobre el tiempo, el lugar, el clima y la economía. La producción en metal y la distribución de nuestro producto para la satisfacción de estas pasiones es para nosotros un asunto de importancia cósmica, tanto metafísica como moral. Resulta excepcionalmente sintomático que, en contraste con la sabiduría común, la tasa de crecimiento anual de ventas de nuestro producto —sin tomar en cuenta la situación económica ni el tamaño de la población— es el mismo en las latitudes del norte como en las del sur, en los trópicos.

Por lo tanto, permítasenos concluir que la fisiología del ser humano es virtualmente idéntica y que se mantiene igual a pesar de cualquier rasgo de lugar, nivel de cultura, temporalidad, raza, presencia o ausencia de la imprenta, fealdad o encanto de la raza, o cualquier circunstancia superflua.

Por lo tanto, queda claro que nuestro éxito de satisfacción total se ve reflejado en la demanda tan generalizada de nuestro producto. De mutuo acuerdo, el mundo entero demanda consumo, no producción; el mundo ni siquiera produce el deseo de placer cuando no es posible conseguir este último. Al tomar en cuenta nuestra experiencia global en la venta de productos… nuestra infatigable búsqueda de la perfección en los modelos que actualmente producimos… nuestra red de fábricas en permanente expansión (cuyo número alcanzó las 224 el 1 de enero de 1926)… y nuestra vigilante preocupación por los deseos individuales de nuestros clientes y las resultantes modificaciones a los aparatos para cumplir con dichos deseos, hemos decidido incluir a la Unión Soviética dentro de nuestro mercado de exportación, ya que consideramos su volumen suficiente como para justificar los gastos logísticos asociados con la inevitable adaptación a las especificaciones de un mercado nuevo, dado que cualquier éxito empresarial debe tomar en cuenta todas las características concretas de una situación particular. Las autoridades morales del mundo han declarado que nuestras acciones están completamente libres de cualquier causa de preocupación, y de hecho son dignas del patrocinio estatal y del apoyo de la filantropía, algo que nuestra compañía no tardó en usar a su favor, y que continuaremos utilizando en lo sucesivo. El director de la empresa, Mr. Berkman, figura en la lista de nominados al Premio Nobel y el año pasado recibió el honoris causa y el título honorario de Doctor en Ciencias Éticas y Estéticas de La Sorbona. Sin quitarles demasiado de su valioso tiempo, permítasenos compartir con ustedes, de la forma más general posible, los principios bajo los cuales nuestros fundadores crearon esta compañía mundial de carácter único.

El impulso sexual de la humanidad fue reprimido durante la guerra, pero floreció de manera incontrolable en el periodo posterior. Fue esto, en parte, lo que permitió a nuestras fábricas trabajar a toda capacidad y a nuestra compañía disfrutar de prosperidad financiera. Pero es esta vida sexual de la humanidad, sin regulaciones, tan preñada de calamidad debido precisamente a dicho estado carente de regulación, es precisamente lo que provoca a los fundadores de nuestra compañía tal tortuosa ansiedad espiritual; es justo esto el motivo auténtico de nuestra justificación. Y también el conocido vínculo entre las pulsiones sexuales y la moralidad.

La santidad de la ancestral institución del matrimonio es universalmente reconocida, una santidad que hunde sus raíces en la inmutabilidad del amor matrimonial y en la eternidad del lecho conyugal, lleno de supremas delicias benéficas y de la pacificación espiritual resultante. En el matrimonio la verdad es reemplazada por la paz. Incluso si ningún filósofo en el mundo puede demostrar cuál es mejor, la humanidad ha proclamado que la paz es mejor que la verdad. Y solo la humanidad puede ser objeto de una actividad industrial y comercial; los filósofos no pueden ser objeto de tal cosa.

Luego de contemplar todo esto, nuestra compañía ha solicitado patentes en todos los países civilizados para el Anti-Sexus, el instrumento electromecánico destinado a regular el reino de lo sexual y, junto con esto y debido a esto, la más alta función del hombre: su alma, esto es, la divinidad escondida dentro, que ahora, finalmente, puede hacerse evidente y estar disponible para el uso general como uno de los beneficios comunes de la civilización. Un sexo sin regular supone un alma sin regular. Es algo no rentable; sufre y provoca sufrimiento; esto, en la era de la Liga de las Naciones, Rutherford y los proyectos de viajes interplanetarios por medio de la fuerza viviente contenida en los llamados “ladrillos4” Kreuzkpof, esto no puede ser tolerado. El progreso avanza en una línea irregular, rota; en otras palabras, algunas manchas individuales cojean débilmente detrás. Nuestra compañía ha sido llamada al frente para nivelar la línea del progreso; nuestra compañía ha sido llamada para abolir la ferocidad sexual de la humanidad y regresar la naturaleza del hombre a una avanzada cultura de la paz, y a un ritmo de desarrollo regular, calmado y planeado.

En una época de crisis sociales y económicas en la que el matrimonio es algo financieramente complicado… en una época de pensiones alimenticias en la que resulta prácticamente imposible tener hijos… y en la que la mujer una vez más se ha convertido en la mera fantasía del poeta ahora que el hombre se encuentra empobrecido, se nos ha llamado para resolver el problema global del sexo y el alma. Nuestra compañía ha transformado la urgencia primaria de la pulsión sexual en un mecanismo ennoblecedor, le hemos otorgado al mundo un comportamiento moral. Hemos eliminado el componente sexual de las relaciones humanas y despejado el camino para la pura amistad espiritual.

Sin embargo, teniendo en mente el alto valor del placer instantáneo que por fuerza acompaña el contacto entre los sexos, hemos dotado a nuestro instrumento de una estructura que permite por lo menos tres veces este placer, comparado con la más amorosa de las mujeres utilizada a discreción por un prisionero liberado recientemente tras diez años de estricto aislamiento. Esta es la medida de comparación, el cociente de calidad de nuestros instrumentos patentados.

Además, un regulador especial le permite a los usuarios alcanzar placer de cualquier duración, desde varios segundos hasta varios días, ya sea que nuestro honorable consumidor tenga tanto tiempo disponible. Un disco especial le permite a los usuarios regular el gasto de semen en unidades de volumen, y por lo tanto alcanzar el nivel óptimo de equilibrio espiritual, esto es, prevenir agotamiento excesivo del organismo y pérdida general de tono en las actividades diarias. Nuestra consigna es el bienestar espiritual y sicológico del cliente y el ejercicio de su función sexual: todo está en sus manos… que descansan en los reguladores correspondientes. Y esto es lo que hemos conseguido. Además, los hombres de edad avanzada que han quedado fuera de la comunión sexual, pueden usar nuestros aparatos para volver a convertirse en comulgantes. Trabajamos para todas las edades y para todas las personas.

Durante ocho años ya, hemos estado fabricando tres modelos de aparatos para hombres y tres para mujeres. Evidentemente el mercado no demanda más variantes, gracias al amplio rango que permiten las configuraciones de cada modelo, de acuerdo a las particularidades individuales de cada consumidor. Como gesto de buena voluntad hacia nuestro nuevo cliente, el singular habitante de las tierras soviéticas, hemos aprobado descuentos especiales, tales como otorgarle a los miembros del sindicato que compren en grupo un descuento del 20 por ciento sobre el actual precio de lista, así como un plan de pagos de un año. Los precios para nuestros aparatos de 1926 son los siguientes:

1. Modelo BS00042 para uso individual, sin esterilizador: 20 dólares.

2. Modelo BS001843 para uso de un grupo limitado (por ejemplo, para los miembros varones de una misma familia), con esterilizador: 40 dólares.

3. Modelo BS000000401 para uso ilimitado (para ser instalado en baños públicos, trenes, barracas industriales, convenciones políticas, calles, edificios de oficinas y demás), con esterilizador automático: 100 dólares.

Los precios indicados son para recolección en bodegas y no incluyen descuentos ni envíos. Existen los mismos tres modelos e instrucciones de uso para mujeres, pero con un aumento del 15 por ciento en el precio. Volvemos a subrayar que nuestros principios y valores son irreprochables, y que se sostienen en el pináculo mismo de la moralidad… les recordamos respetuosamente sobre la necesidad de poner en orden su alma, su parte más importante… defendemos sus intereses económicos, protegiéndolos de las invasoras fuerzas sexuales… por lo que nos sentimos tan osados como para ofrecerles la oportunidad de hacer un desembolso único para poder tachar el rubro de la gratificación sexual de su cuenta corriente de una vez por todas, y embarcarse de inmediato en el camino de la prosperidad económica y moral.

Esperando sus amables comentarios y pedidos, quedamos de suyo,

Respetuosamente,

Yakov Habsburg, Gerente General para tierras soviéticas.

 

Testimonios de personajes notables sobre los aparatos Anti-Sexus

La guerra es la pasión global de la humanidad. Terminará solo cuando la humanidad deje de existir, no importa lo que la gente harta y sus políticos fantasiosos digan. La guerra es la masculinidad encarnada y permanecerá en tanto que la vida siga siendo masculina y progresista.

El aparato de Mr. Berkman, Mr. Châteloy e hijo jugará, estoy seguro, un papel importante en la guerra que viene, cuando miles de jóvenes reunidos en el frente sean atendidos por éste.

Incluso en momentos tan recientes como la última guerra, los líderes militares contaron con el espíritu de los soldados. La castidad forzada exacerba los nervios. Y soldados nerviosos significan derrota. Necesitamos ejércitos de hombres con equilibrio espiritual, capaces de soportar décadas en guerra. Los instrumentos referidos arriba han sido reclutados para ayudar a los líderes militares en su difícil camino hacia la victoria.

—Hindenburg

 

Berkman, Châteloy e hijo han inaugurado una reluciente era en el servicio moral a la humanidad. No hay duda de que históricamente la situación óptima es que el cerebro humano regule el universo, y esta regulación debe manifestarse como un transformador eléctrico que transforma las fuerzas salvajes del universo en autómatas estandarizados. Este trabajo de regularizar la fisiología conyugal en una rutina exacta se me apareció hace 25 años, cuando era recién casado, pero en ese tiempo mi proceso de pensamiento, distraído por ejercicios mecánicos, no se podía concentrar en el asunto. Y eso es algo que lamento. Quizá entonces no hubiera inaugurado empresas para la fabricación de automóviles, y hubiera fabricado aparatos que automatizaran y regularizaran la moralidad, algo más acorde con mi estructura espiritual.

Pero Berkman, Châteloy e hijo anticiparon mis ideas de juventud y las convirtieron en una operación a gran escala para el bien de la humanidad. Y eso me hace profundamente feliz.

Deseo que esta nueva industria, organizada de forma tan brillante por Berkman,  Châteloy e hijo, tenga un éxito mundial. Deseo que el maravilloso y benéfico producto disfrute de un buen desarrollo en el mercado mediante criadores que expandan la producción e incluyan la población animal del planeta entero y no solo a la gente, cuyo número se verá fielmente limitado por la acción del instrumento de esta misma compañía. Tomar esta medida incrementará los activos de esta compañía y, junto a esto, la fortaleza moral de la humanidad.

—Henry Ford

 

Un análisis sesudo de los costos de producción del Anti-Sexus demuestran que es un aparato excesivamente caro. Le pedí al departamento financiero que recalculara estos costos basándose en la materia prima y en la maquinaria, y que verificara si podía reducirlos. Reportaron que por el momento es posible lograr una reducción del 30 por ciento. En lo que respecta al próximo año, comenzaremos a fabricar el Anti-Sexus en nuestra planta de Detroit.

Además, hemos aprobado planes de pagos diferidos de hasta cinco años, lo que hará que el instrumento sea perfectamente asequible para cualquier ciudadano.

Por lo tanto eliminaremos por completo la prostitución de una vez por todas, y cada hombre desempleado podrá hacerse de uno de estos aparatos. También liberaremos al trabajador joven de la obligación de contraer matrimonio, lo que estabilizará su presupuesto, permitiéndonos trabajar sin tener que darles el aumento de sueldo que entorpece nuestro progreso continuo y las mejoras técnicas en nuestras fábricas.

—Ford, Jr. (Ezequiel)5

 

Mejor drenar sus semillas en una pieza de metal, si es que no desean transformarlas en un árbol de conocimiento, que en el cuerpo indefenso de un ser humano, creado para la amistad, las ideas y la santidad.

—Gandhi

 

Los aparatos de Mr. Berkman, Mr. Châteloy e hijo hacen más fácil el control de la metrópoli sobre las razas de temperamento caliente de las colonias, y ayudan a reducir el número de revueltas inservibles de la civilización basadas, como sabemos, en nada más que en los deseos sexuales insatisfechos de los jóvenes. También han logrado que sea mucho más fácil poner administradores de primer nivel en las colonias ahora que sus mujeres no son están en constante amenaza de violación, como solía ser el caso. Y otra cosa más: las mismas esposas de los administradores, equipadas con el equipo de nuestra compañía, ya no necesitan permitir, ni tampoco incitar, la violación.

—Chamberlain

 

Estoy en contra del Anti-Sexus. No deja espacio para la intimidad, para la viva interacción de las almas, y es que esta interacción es lo más importante cuando los sexos se unen, incluso en los casos en los que la mujer es una mercancía. Esta interacción tiene su propio valor, independientemente del coito; es ese fugaz sentimiento de amistad y de dulce afinidad, esa sensación de que tu soledad se derrite, algo que ningún artilugio antisexual puede ofrecer. Yo estoy a favor de la cercanía entre la gente, de respirar en la boca del otro, de que las miradas se crucen entre sí, de cómo sientes verdaderamente tu propia alma durante un crudo acto sexual, y de enriquecerlo a expensas de otra alma que está ahí. Por eso estoy en contra del Anti-Sexus. Estoy a favor del ser humano que vive, sufre, está atrapado en la rutina, y que arriesga el exiguo jugo vital de su existencia solo para sentir un momento de fraternidad con otro ser humano. Y también estoy en contra de todas estas cosas mecánicas porque estoy, estuve y estaré a favor de lo real, de lo que es patético y ridículo pero real… y listo para volverse poderoso.

—Charlie Chaplin

 

Nota de la compañía: Aunque tomamos en consideración la queja de C. Chaplin, y aunque no evitamos publicar testimonios negativos, la compañía también hace hincapié en que nuestros mejores ingenieros han sido llamados para desarrollar un nuevo diseño para el Anti-Sexus que afectará no solo el ámbito sexual sino también, y de manera simultánea, los centros nerviosos, por lo que creará de manera mecánica esos invaluables sentimientos de comunión con el cosmos, y de amistad en un plano superior con todos los seres vivos sobre lo que el señor Chaplin tan exhaustivamente expresó su rechazo.

La compañía espera encontrarse en posibilidades de fabricar este sentimiento de comunión con la vida no como una sensación abstracta, sino como la figura concreta y encantadora de un hombre o una mujer (dependiendo del sexo del cliente), aquella figura que sea más íntima y deseable para la estructura sicológica y el sistema nervioso de cada cliente. Sin embargo, la compañía no espera el alcance de  una distribución masiva de este modelo en particular, ya que ha sido bien establecido que el amor —y en el testimonial de Mr. Chaplin es claro que se refiere al amor real, no obstante transitorio— el amor no es una cualidad común a todas las personas, así que no esperamos planear la producción basándonos en que pueda ser comercialmente viable. El amor, como ha demostrado la ciencia  contemporánea, es una condición sicopática característica de ciertas condiciones predispuestas a la degeneración nerviosa, no para hombres sanos y pragmáticos. Aún así, trabajamos no solo para todas las personas y todas la edades, sino también para todos los sistemas orgánicos en todas sus variedades, ya que nuestra compañía lucha en primer lugar y ante todo por el orden moral y la conveniencia del mundo entero.

En nombre de la empresa,

Mr. Berkman

 

Una vez que, al expulsar al segundo involucrado, el coito sea considerado un acto individual, una vez removidos todos los obstáculos para el ejercicio de la función sexual  y cuando logremos que ésta se encuentre disponible para todos, iremos por el camino correcto hacia la castidad y hacia el predominio del principio de renovación: el empleo de nuestras secreciones, nuestras descargas glandulares, dentro de nuestros propios cuerpos.

—Prof. Steinach6

 

Tras usar el Anti-Sexus revives tus días de juventud, y luego duermes profundamente. No había dormido tan bien en veinticinco años. La fuente de la juventud que se había estado secando dentro de mí está fluyendo de nuevo. Estoy muy agradecido con los fabricantes del Anti-Sexus. Mi hija me ha sugerido que funde el instituto Berkman, Châteloy e hijo de la Eterna Juventud. Le di la autorización y el dinero necesario para llevar a cabo esta feliz empresa.

—Morgan

 

Con la introducción de estos aparatos antisexuales, hemos perdido el conjunto específico de nociones hermosas y poderosas que acompañan la pasión divina. Y esto es algo para lamentar.

Pero hemos ganado un confort sexual específico, una cierta cantidad de tiempo ahorrado, el equilibrio de una constitución saludable, independencia del capricho femenino. Todo esto debe ser bienvenido. Y otra cosa: creo que el cine contemporáneo compensará esta pérdida de nociones coitales purgándolas de todo lo inconsciente, bestial y elemental, y que la remplazará con poderosos cuerpos virginales moviéndose por el espacio.

—Doug. Fairbanks

 

El futuro pertenece a la civilización, no a la cultura: el futuro lo ganará aquel que esté espiritualmente muerto y sea intelectualmente pesimista. El matrimonio, diseñado espiritualmente después de Fausto, se encuentra inconcebiblemente en el plano vulgar de la auténtica civilización; lo único concebible que hay es el proceso mecánico de descargar el exceso de fuerza orgánica cruda que no puede ser sublimada por el espíritu. La máquina Anti-Sexus es un heraldo más de la época en la que estamos entrando, donde la civilización es un edificio muerto y confortable cuyos cimientos se han visto cubiertos por el verde pasto de la vivaz, pero perdida, cultura.

—Oswald Spengler

 

La máquina Anti-Sexus es completamente indispensable para los viajes largos y es muy fácil de usar. Resulta absolutamente obligatorio incluirla dentro de los suministros básicos de cualquier expedición que quiera estar mínimamente organizada y equipada. La presencia de estas máquinas es un elemento adicional para el éxito de cualquier expedición.

—Sven Hedin

 

Escuché esta pequeña tonadilla cuando estuve en Rusia:

Los sujetos afortunados viven con lecheras.
Como hemos aprendido los demás,
Chicos así lo tienen resuelto:
¡Crema y mantequilla constantemente!

En un momento en el que Europa es cada vez más pobre, y con Rusia sin demasiada riqueza, cuando no cualquier hombre se casará con una lechera, necesitamos una “lechera” mecánica. El Anti-Sexus ha sido llamado al frente para tomar su lugar. La humanidad gasta quinientos mil millones de rublos al año en prostitución, sin contar los costos indirectos en salud, la colosal pérdida de tiempo, y la existencia de una amplia clase mundial de hombres y mujeres disminuidos por la prostitución, y así.

El dinero que podemos ahorrar, que redondeando llegaría al billón de rublos anuales, sería suficiente para comprar leche, crema y mantequilla para todos, sin necesidad de pagar el satisfactorio y dependiente costo de tomar a una lechera por esposa.

Así es. ¡Y es el Anti-Sexus, después de todo, el que nos consiguió este ahorro de un billón anual y acceso universal al abasto de leche!

Por lo tanto, resulta más efectivo que cualquier reforma económica, sin importar cuán revolucionaria sea.

—Keynes

 

Yo no escribo, por lo general actúo. Reconozco el Anti-Sexus como un requisito indispensable para toda persona refinada tanto para el hogar como en el frente. Nuestro rey decretó que el Anti-Sexus estuviera libre de cualquier impuesto o gravamen. Las mujeres emancipadas de los deberes y las consecuencias del sexo se convertirán en futuros activos para nuestra nación. Todo miembro de la unión fascista está obligado a poseer una Anti-Sexus, y todos deben tener uno, desde el vagabundo zarrapastroso hasta nuestro soberano rey.

—Mussolini

 

Las mujeres también pasarán, como en Las Cruzadas. El Anti-Sexus estará entre nosotros, irremediablemente, como el sol de la mañana. Es tan claro como el día: el punto es la forma, el estilo de la forma automática, y en absoluto su esencia, que no existe. Después de todo, esa es una cosa de la que no hay suficiente en el mundo: existencia. Dulce culpa convertida en práctica de Estado, que sin embargo sigue siendo un premio. Ahora bien, uno no tiene por qué vivir de forma tan tibia, como dentro de un condón.

—Viktor Shklovsy

 

Nota de la compañía: Dado que es imposible acomodar todos los testimoniales aquí, la compañía está planeando editar tres volúmenes dedicados específicamente a la evaluación de nuestros aparatos a manos de luminarias globales del pensamiento, de los sentimientos, la poesía, la ciencia, el bien, la utilidad, la democracia social, las finanzas, la política, el comunismo, la técnica y la estética. El volumen en ciernes contiene las evaluaciones de los señores Averbakh, Zemlyachka, Kornely Zelinsky, Soong Ching-ling, Bachelis, Grossman-Roschin, Deterding, S. Budantsev, Lawrence Windrower. Osinsky, el general Po-Lu-Ghui, Tarasov-Rodionov, el profesor Westinghouse, Kirshon, y muchas otras autoridades respetables.7

 

Traducción de César Blanco.

Fuente: Cabinet. A Quarterly of Art and Culture. Nueva York, Otoño 2013.


1 Los lectores atentos podrán preguntarse por qué un folleto publicitario escrito por “Yakov Habsburg, agente general para tierras soviéticas” y dirigido al mercado de habla ruso estaría disponible en ocho idiomas, incluyendo el francés (que parece ser el idioma original del documento fuente de Platonov), pero no en el más importante: el ruso. Es de suponer que se debe a una simple omisión por  parte del autor.

2 Según una carta de Platonov a su esposa, el texto fue escrito en 1926. Como muestra la disertación de Joe Shepard publicada en 1973, “Los orígenes de un maestro: la prosa temprana de Andrei Platonov” (Universidad de Indiana, pág. 185), el nombre Berkam se refiere a Alexander Berkam (1870-1936), un anarquista americano de ascendencia rusa que vivió algunos años con Emma Goldman en la rusa post soviética, y que después plasmó su desencanto con el movimiento bolchevique en El “Anti-Clímax: El capítulo final de mi diario ruso. El mito bolchevique (Berlín: Mauer & Dimmick, 1925).

3 Fusión real de la aerolínea ruso-germana fundada en 1921.

4 Ernest Rutherford (1871-1937), físico que sentó las bases para el estudio de la radioactividad y la construcción del átomo; Kreuzkopf se refiere al carácter de Peter Kreuzkopf en la historia de Platonov “La bomba lunar”, publicada en 1926; Kreuzkopf no construye un ladrillo, sino un proyectil esférico que planea disparar contra la luna.

5 El nombre del hijo de Ford no era Ezequiel sino Edsel; la sustitución podría ser un golpe contra el antisemitismo documentado de Ford o bien, dado que fue Ezequiel quien profetizó la horrible destrucción de Jerusalén y del templo, al que seguirían seguido el fin del exilio judío y la victoriosa construcción de un nuevo templo; Platonov podría aludir a que el imperio industrial de Ford también estaría a punto de sufrir una derrota espectacular.

6 El doctor Eugene Steinach (1861-1944) fue un endocrinólogo austriaco que, justo antes de la Primera Guerra Mundial, dirigió la “Operación Steinach” (ligación de los conductos deferentes) en su búsqueda de un procedimiento que restaurara la juventud de los hombres, su vitalidad y vigor sexual. Celebridades, artistas y otras figuras públicas testificaron en masse sobre los resultados espectaculares de la operación.

7 Muchos de estos nombres son de prominentes figuras literarias y políticas de inicios de la era soviética, muchos de ellos identificados con la AREP (Asociación Rusa de Escritores Proletarios) que fue dominante hasta la creación en 1932 de la Unión de Escritores y cuyos críticos atacaron a Platonov de forma habitual. Soon Ching-lin (1890-1981) fue un líder político chino; en 1925 apareció en las noticias rusas porque el partido de su primer marido Sun Yat-Sen (Partido Nacionalista de KKK) estableció un gobierno regional alternativo en Guangzhou, al que en 1928 le siguió el nuevo líder del KMT (Partido Nacionalista de Koumintang) Chiang Kai-Shek, que apoyó la victoria militar rusa. Algunos nombres son inventados (Lawrence Windrower y Po-Lu-Ghui, un sucio juego de palabras en ruso). George Westinghouse (1846-1914, no es profesor) inventó los frenos de aire comprimido para trenes y se convirtió en líder de la industria eléctrica, logros que Platonov, ingeniero que trabajó en el área de la electrificación y en proyectos de reclamo de tierras, tenía muy presentes.


Volver al álbum