Desde 1653 a nuestros días la Académie Française ha luchado contra palabras tomadas del inglés que considera abominables, como “hashtag”, “cool” y “computer”; esta última llamaría la atención de modo especial, ya que “computer” es originalmente y a fin de cuentas una palabra francesa.

Fuente: Prospect, febrero, 2018.