Las elecciones de 2018 aceptan con facilidad el calificativo de históricas. Incluyen una elección federal del Congreso y la presidencia de la República, junto con 30 procesos electorales locales para definir cientos de presidentes municipales y legisladores locales, así como nueve gobernadores. En total, en estos comicios se elegirán tres mil 46 cargos. Será necesario seleccionar y capacitar poco menos de un millón y medio de funcionarios de casilla. 156 mil 99 casillas se deberán instalar para el día de la jornada electoral. Más de 140 mil informes de recursos de los partidos políticos serán fiscalizados. Se espera que se presenten alrededor de 50 mil juicios ante la justicia electoral. Alrededor de 88 millones de ciudadanos podrán ejercer su derecho al voto este 1 de julio (cifras del INE estimadas al mes de diciembre de 2017). ¿Cuáles son, en este contexto, los principales desafíos para las autoridades electorales del país? Esa es la pregunta central que guía el siguiente par de entrevistas, realizadas por el académico Saúl López Noriega, a Lorenzo Córdova Vianello, consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), y a Janine Otálora Malassis, magistrada presidenta del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF). Sus respuestas son un claro retrato de lo que está en juego en estos comicios para el futuro de nuestra democracia. Para acompañar estas conversaciones, los investigadores María Marván y Arturo Espinosa Silis se ocupan de otro gran tema: la fiscalización de las campañas.

 


Ilustración: Víctor Solís


La prueba del INE

Saúl López Noriega

La prueba del Tribunal Electoral

Saúl López Noriega

Gran reto: El dinero

María Marván Laborde • Arturo Espinosa Silis