Pramatha, nombre sánscrito del palito que servía a los hindúes para barrenarlo con otro y extraer el fuego, es afín de Pramahyus o nombre de donde se deriva, y que significa “el que roba el fuego frotando”. En este caso puede decirse que Prometheos sea la forma helénica de esa palabra, porque Prometheos fue, según el mito griego, quien se robó el fuego para beneficiar a los hombres. El dios del fuego de los helenos entonces no fue sino una personificación del palito que servía para sacarlo.

Fuente: Fernando Ortiz, El huracán. Su mitología y sus símbolos, FCE, México, 1947; segunda edición, 2005.

Óleo en lienzo de Heinrich Friedrich Füger: Prometeo lleva el fuego a la humanidad.