En un momento en el que la ONU afirma que uno de cuatro adultos en el mundo tendrá problemas de salud mental en algún momento de su vida, la conciencia que aleja complejos y culpas sobre este tipo de trastornos, y los sustituye con explicaciones y tratamientos de corte biológico, se ha ido normalizando. 

Sin embargo, la psiquiatría, sus métodos y sus alcances están lejos de ser concluyentes. Aún faltan estudios y estadísticas que se centren en aspectos clave de los diagnósticos psiquiátricos: sus causas y sintomatologías, pero también su variación entre culturas, géneros y condicionantes socioeconómicas. No se ha logrado tampoco un discurso unánime sobre salud y enfermedad mental, ni sobre el tipo ideal de los servicios que deben acompañarlas. 

En esta discusión el caso mexicano parece estar particularmente atrasado. Este dosier propone iniciar un debate sobre estos temas. 

Mijal Schmidt repasa las formas de identificar y tratar en el mundo las patologías psicosociales, y se pregunta si efectivamente el mundo sufre y se angustia de la misma manera. 

Ana Sofía Rodríguez hace un retrato del estado de las instituciones psiquiátricas en México, de la manera en que se entienden y tratan los padecimientos, a partir del testimonio de usuarios, familiares y profesionales. 

Ana María Chávez observa una manifestación alterna: el suicidio en México.

Sofía Flores analiza el impacto de la violencia en los comportamientos mentales y emocionales de la gente. 

Alejandro García Abreu rescata dos casos de músicos que sobrevivieron a la locura.


¿Locos?

Mijal Schmidt


Psiquiátricos

Ana Sofía Rodríguez


Suicidios

Ana María Chávez-Hernández


Traumas

Sofía Flores Fuentes


Música, medicina y locura

Alejandro García Abreu


El adicto: subjetividad contemporánea

Juan Luis de la Mora



Ilustración: Kathia Recio

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *