Considerados sólo como fenómenos naturales los sismos del 19 de septiembre de 1985 y del 19 de septiembre de 2017 sí son relativamente comparables.

La magnitud en grados Richter en 1985 fue de 8.1 y en 2017 de 7.1.

La aceleración mínima en el primer caso fue de 32.58 cm/s mientras que en el segundo fue casi dos veces mayor, 58.83 cm/s; y la aceleración máxima fue, respectivamente, de 135 cm/s y 161.63 cm/s.

En 1985 el epicentro estuvo en la costa de Michoacán a 400 kilómetros de la Ciudad de México, y en 2017 en los límites de los estados de Puebla y Morelos a sólo 160 kilómetros de la capital del país.

Pero hasta ahí dan las comparaciones porque en términos del daño humano, físico y económico las diferencias son realmente muy grandes.


Ilustración: Patricio Betteo

1. Oficialmente en 2017 fallecieron por el sismo en la Ciudad de México 228 personas. En 1985 la cifra de actas de defunción que se pudieron levantar fue de tres mil 692, pero el estimado de víctimas mortales ha sido fijado en mínimo de 10 mil personas.

2. Se calcula que en 1985 fueron rescatadas de los escombros alrededor de cuatro mil, en 2017 aproximadamente 100.

3. Hace 32 años estuvieron en albergues, durante un buen tiempo, 20 mil personas; después del pasado sismo, en los primeros días fueron máximo tres mil gentes, y a la fecha, 12 de octubre, no hay más de mil personas todavía albergadas.

4. En 1985 se estimó que 30 mil edificios tuvieron un daño total y que entre 50 mil y 60 mil tuvieron daños parciales. En 2017 se colapsaron sólo 38 edificios y, según las estimaciones del gobierno de la Ciudad de México, de las ocho mil 400 construcciones que se han revisado, cuatro mil 800 tienen daños muy menores o no tienen daño; mil 446 sí requerirán una reparación relativamente mayor; mil 600 requerirán reparaciones mayores y calculan que tendrán que demolerse unos 500 edificios.

Sí estamos hablando que ahora unas dos mil 100 edificaciones requerirán realmente reconstrucción, para ver la diferencia con la situación de hace 32 años cabe señalar que el Programa Renovación Habitacional Popular, realizado fundamentalmente en las colonias Doctores, Obrera, Guerrero, Tepito y otras del centro de la Ciudad de México, consistió en la reconstrucción o reparación de 40 mil viviendas para 250 mil personas.

5. Por último es importante destacar que, según el estudio realizado en estos días por BBV Bancomer, el valor real en dólares de 2017 de las pérdidas económicas en 1985 fue de 11 mil 500 millones de dólares, mientras que en 2017 es de alrededor de dos mil 500 millones de dólares, en todas las entidades federativas afectadas por los sismos del 7 y 19 de septiembre de 2017.

 

Ignacio Marván Laborde
Profesor-investigador del CIDE.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *