El origen de la vida. Evolución química y evolución biológica.

Programa Nacional de Formación de Profesores, Asociación Nacional de Universidades e Institutos de Enseñanza Superior, México, 1977, 138 pp.

Dirigido a estudiantes de bachillerato y de los primeros semestres de licenciatura, este pequeño libro representa una introducción a un tema de investigación interdisciplinario que reviste importancia fundamental para la comprensión de los procesos básicos de la materia y de la vida.

La obra está escrita en un lenguaje de divulgación eficaz y amena que vuelve los temas tratados accesibles a personas sin formación en las disciplinas químicas y biológicas. De esta manera el lector encuentra sintetizadas en 138 páginas respuestas a diversas preguntas relacionadas con la generación espontánea, el origen de los seres vivos, los fósiles, la reproducción experimental de las condiciones que posibilitaron la aparición de la vida en la Tierra, la evolución química y biológica y la vida extraterrestre. Es obvia la intención de cubrir la máxima extensión posible de los diversos temas ligados al origen de la vida aun cuando no en todos ellos se alcance una gran profundidad. En todo caso, el carácter introductorio del texto se ve complementado al final con uno bibliografía que guía al lector hacia las profundizaciones que puedan interesarle. Así el libro de Lazcano-Araujo constituye, ante todo, una obra de estímulo, de motivación.

El texto forma parte de un notable esfuerzo de divulgación y sistematización de conocimientos científicos que ha sido emprendido por la Asociación Nacional de Universidades e Institutos de Enseñanza Superior. También se inscribe dentro de la reconocida trayectoria de Antonio Lazcano-Araujo, investigador del Instituto de Astronomía y profesor de la Facultad de Ciencias de la UNAM, quien ha sido uno de los principales difusores en México de la obra del pionero de las investigaciones sobre el origen de la vida, Alexander I. Oparin. De hecho el título del presente libro es el mismo que el de la obra clásica de Oparin, lo cual revela el compromiso del autor con la divulgación del conocimiento -todavía pionero- de nuestros más profundos orígenes.