A quien nos lee,
si quieres apoyar nuestro trabajo te invitamos a suscribirte a la edición impresa.

SUSCRÍBETE

México. Ediciones de El Colegio Nacional, 1977 482 pp.

Uno de los acontecimientos editoriales más destacados en el campo de la salud y la medicina está representado por la aparición de una obra sin precedentes en México. La salud de los mexicanos y la medicina en México es, palabras de sus autores «Un intento de describir y conjugar los distintos factores causales que actúan sobre la salud de los mexicanos, a la vez que analizar las características más sobresalientes que han ido moldeando la práctica de la medicina y de las instituciones de salud».

En medio de una producción libresca que refleja las deficiencias de la práctica médica dominante -enfoque de superespecialidad, perspectivas, biologicistas, análisis limitados a las causas individuales de enfermedad- este libro viene a colmar una laguna que los escasos estudios sociomédicos de alcances limitados y con bases metodológicas endebles, no han podido llenar. La obra constituye, sin duda, un proyecto ambicioso análisis histórico, consideraciones en torno a la marginalidad, correlaciones entre los fenómenos socioeconómicos y la morbimortalidad acopio y crítica de la información epidemiológica existente, estudio de la enseñanza y la investigación científica, anatomía de la industria químico-farmacéutica. La vastedad de los temas revela una concepción integral y totalizadora de los procesos de salud y enfermedad que es presentado en forma metódica y sustentada en una cantidad impresionante de información.

Sin embargo, la amplitud de los temas tratados determina diversas deficiencias en la obra, que son reconocidas por los propios autores en la presentación. Son de lamentar, en especial, la tendencia a realizar análisis históricos superficiales y simplificadores, lo incapacidad de llevar las explicaciones causales de la enfermedad a un nivel de precisión y el tratamiento aislado de ciertos fenómenos sociales como la marginalidad en vez de intentar definir su correlación con la salud y la enfermedad.

Con todo, La salud de los mexicanos y la medicina en México constituye uno de los pocos intentos serios por definir y desideologizar la problemática de la salud. Representa, así, un gran avance y aporta un sustrato estimulante para la discusión y la crítica. Será de desear que este libro encuentre la difusión que su importancia amerita.