Calle 16 de Septiembre, entre Motolinía e Isabel la Católica.
En este tramo estuvo la Antigua Casa Murguía. Impresor y editor, Manuel Murguía fundó aquí la Librería Murguía, en el número 6 de lo que fuera la calle del Portal del Águila de Oro.


El célebre Manuel Murguía (1807-1860) fue dueño de la librería del Portal del Águila de Oro. Los cronistas lo recuerdan como uno de los grandes editores mexicanos por la calidad y el número de libros que publicó. Editó el Silabario de San Miguel, en el cual aprendieron a leer miles de mexicanos. Imprimió con gusto y elegancia Los mexicanos pintados por sí mismos, ilustrado con litografías de Iriarte y Campillo, y también la sexta edición de El Periquillo Sarniento, de Fernández de Lizardi. Del mismo modo y con la misma dedicación, Murguía imprimió el libro clásico del polemista insólito Francisco Bulnes: Las grandes mentiras de nuestra historia. En esos años cincuenta del siglo XIX había en la Ciudad de México 21 imprentas. Así, el nombre de Murguía aparece unido al de Francisco Díaz, Santiago White, Felipe Escalante y otros fundadores de la letra impresa mexicana. En 1896 el portal fue demolido. El virrey de la Nueva España era el marqués de Branciforte.

25-septiembre

Ilustración: Kathia Recio

 

Rafael Pérez Gay
Escritor y periodista. Entre sus libros: El cerebro de mi hermano, El corazón es un gitano, Nos acompañan los muertos y No estamos para nadie. Escenas de la ciudad y sus delirios.