Calle de Moneda.
En una vecindad que estuvo en esta calle vivió Gabriel Vargas, autor de la célebre historieta La Familia Burrón.


En una vecindad de la calle de Moneda, a media cuadra de donde estuvo el taller de José Guadalupe Posada, se da el primer contacto de Gabriel Vargas con lo que él llamará, irónicamente, en una entrevista, “el México profundo”. Corre el año de 1919. En aquella vecindad hay macetas, tendederos y gallinas que andan por el patio. Hay también una ausencia histórica del Estado que parece poner el mundo en contra de sus moradores, y los impele a fracasar en todo —a menos que puedan valerse por sí mismos.

26-moneda

Ilustración: Kathia Recio

Nacido en Tulancingo, y huérfano de padre, la vorágine revolucionaria obliga a la familia Vargas a buscar la sobrevivencia en la capital. El talento de Gabriel es la tabla de salvación: el niño hace un dibujo de Avenida Juárez en el que aparecen cinco mil figuras y obtiene el segundo puesto en un concurso internacional.

A los 13 años ya es ilustrador de Excélsior; dos años más tarde se ha convertido en jefe del Departamento de Dibujo; en 1942 derrota en un concurso a algunos de los mejores caricaturistas de México —Freyre, entre ellos— y el empresario periodístico José García Valseca le ofrece mil pesos a la semana a cambio de crear una historieta. El joven crea una muy exitosa: Los Superlocos. La verdadera consagración llega, sin embargo, en 1948, el año mitológico en que aparece La Familia Burrón: una historieta que habría de publicarse durante los siguientes 61 años y constituiría una crónica, extensa y deliciosa, de la vida en la ciudad durante el siglo XX.

Genial en muchos sentidos, La Familia Burrón narra las vicisitudes de una familia en una vecindad que es como la que Vargas conoció en Moneda —y en la que desfila una sorprendente galería de personajes “típicos y arquetípicos”: los mexicanos obligados a sobrevivir mediante los recursos del ingenio: Borola, Macuca, Fóforo, don Regino.

Vargas muere en 2010 dejando atrás una historieta que —escribe Carlos Monsiváis— está en “los orígenes del público, del pueblo y de los vagones del Metro hasta el ful”. 

 

Héctor de Mauleón
Escritor y periodista. Autor de Roja oscuridad. Crónica de días aciagos, La ciudad que nos inventa, La perfecta espiral y El derrumbe de los ídolos, entre otros libros.

 

2 comentarios en “Calle de Moneda

  1. Memorables historietas que ilustraron a generaciones de neolectores cuando eramos niños, historias llenas del drama diario de la gran ciudad, a veces resultaban tiernas, otras veces crudas, por la realidad del subdesarrolo, pero al final bellas historietitas que no enseñaron a ver una realidad lacerante en nuestro país. Un genio Gabriel Vargas.

  2. Exquisita historieta, con personajes inolvidables familiares, si no es que uno mismo es uno de esos personajes que vivimos esa experiencia de la vecindad. Un homenaje social al México capitalino.