06-tuiter

El prestigio del futuro está muy sobreestimado.
Además, ¿qué garantías hay de que uno va a estar ahí? (@andrewholes)

Cuando siento mucho desprecio me vengo a Twitter
a codearme con mis compañeros de sentimiento. (@La_Artifice)

Yo doy por sentado que voy a ser millonaria,
pero me está preocupando el cuándo. (@laupalac)

El que plagia y roba ideas merece estar muchos años después frente al pelotón de fusilamiento, o despertar una mañana convertido en mosca. (@Yopucheros)

Todo es risas y diversión
hasta que alguien cree que estás celebrando el cumpleaños número 50. (@animesa)

Lo más triste del que no puede reírse de sí mismo es que todos lo hacen por él. (@MiguelLeondice)

Tropecé de nuevo con la misma  yo. Me tengo harta. (@AlmaDeliaMC)

Escriban como les salga de los cojones. Atentamente, la RAE. (@agatatatata4)

Los manes en los que me fijo yo no son tan imbéciles,
la imbécil soy yo por fijarme en ellos. (@MujerSinTitulo)

Esos que dicen que dios hizo el cuerpo humano perfecto
nunca han dormido en cucharita y visto cómo sobra una mano en el proceso. (@alercilo)

Yo nada más veo la palabra follar en cualquier parte
y ya quiero saber de qué se trata. (@hartatedemi)

Oído en una cafetería: «Quien usa la expresión “relaciones sexuales”
se merece un mal polvo». (@SalcedoRamos)


Ya la ropa en Medellín no es barata. Está más barata la vida humana. (@30januar)

Huitzilopochtli, popocatépetl, xiuhpohualli…
Los aztecas inventaron su idioma golpeando el teclado al azar. (@Andreu_Vaca)

Si usted cree que las películas con acento español son difíciles de ver,
pues intente ver Spanglish doblada al castellano con acento gringo. (@soyofav)

Hay despedidas que pueden darle la bienvenida a experiencias jamás imaginadas.
Todo depende del significado que le des a los finales. (@terebermea)

Se le dice “partir” porque gran parte de ti se queda en el lugar que dejas. (@LaCabronice)

Tuiteo abajo de las cobijas para que no veas la luz de la pantalla
y todavía preguntas si te quiero. (@barbarahoyo)

Alguna vez le dije a mi jefe: Si, está bien que las feas tengan derechos laborales;
a trabajar y en lo que les gusta… pero ¿todas aquí? (@josetenene)

Poca gente disfruta a tiempo las cosas que son de verdad importantes en la vida.
Esos son sabios. El resto es sólo gente que sabe mucho. (@mariana_aran)

Si olvidar fuera fácil, no existirían esas canciones que escuchas una y otra vez. (@GeorgesBonilla)

Todas esas estrellas haciendo combustión para sostener el cielo
y tú ahí dormidote. (@nohaynat)

Asúmelo: a ti no te gusta el progreso.
Para ello te verías obligado a mover el culo también. (@enzagarcia)

Cuchichear y Cucharear son dos palabras hermosas y semejantes.
Y lo mejor: Se pueden hacer al mismo tiempo. (@CarlosKlemp)

No son celos, es una excusa para estrenar la motosierra. ^^’ (@ncasiopea)


Uno tarda muchos años en aprender que la noche del viernes se inventó
para estar en pijama.  (@dmorenochavez)

No se me olvidan las quemaduras del último infierno. (@LaBernhardt)

La Cienciología son los Testigos de Jehová de los ricos. (@SoylaIndolente)

Optimismo es ir a la playa con niños y llevar un libro. (@Profeta_Baruc)

Calcomanía. Palabra preferida de la infancia. (@SoyCoyote)

"Hecho en España". Vale, ¿pero en cuál de las dos? (@agatatatata4)

Hace años tenía muchos sueños. Ahora tengo sueño y muchos años. (@MissMunchhausen)

El silencio es una máquina para guardar voces. (@TintayBorrones)

Las luciérnagas son pichones de estrellas. (@Guashabita)

La soledad redime cuando es elegida. (@anacrisrestrepo)

Un arribista no tiene amigos, sólo peldaños. (@UnTalRoca_)

Uno tiene que ser muy miserable para volverse adicto al trabajo. (@en_progreso)

Los solitarios nos automedicamos tomando distancia. (@MerlinaAcevedo)

Epitafio: Ahora no me vengáis con flores. (@annablue22)


Los lunes todo el mundo quiere algo.
Los que atendemos público no queremos nada. (@30januar)

En Estados Unidos hay demasiados fanáticos por metro cuadrado
para que el resto del mundo esté tranquilo. (@andrewholes)

Que el niño es sabio por naturaleza lo prueba el hecho de que cuando grande
quisiera ser médico, policía o etcétera; pero jamás poeta. (@LeonGil2011)

El espejo me dice que no debí comer anoche esa pizza. El hambre me da las gracias.
¿A quién le creo? (@derLehnsherr, citado por @marjorieross)

Algún día voy a adquirir la destreza de escoger lo que voy a ponerme
sin descolgar TODA LA ROPA DEL CLOSET. (@Eljaik)

Cuando doy mi nombre completo a algún funcionario,
asumo que en su cabeza pensará que mi mamá no me quiso nunca. (@oyemorena)

La tradición es la personalidad de los imbéciles. (Maurice Ravel, citado por @yovaro)

Ya me he vuelto a dejar la paz interior en el otro bolso. (@ncasiopea)

#sueño:… y le dije: fluye; fluye como fluye el agua brotando de la peña.
Pero no, prefirió seguir siendo la mosca contra la ventana… (@josetenene)

A los que se llaman Abelardo les dicen Don Abelardo desde que eran niños. (@EnlosRines)

Un matrimonio es estable cuando reconoce que la luna no es de miel, es de queso. (@microtintero)

Anoche fui a sacar el logaritmo y terminé sacándole el ritmo a Olga. Me fue bien. (@diccioMalayo)

Te daría las gracias, pero las tres están ocupadas en una orgía. (@AlmaDeliaMC)


Ojalá llegue el día en que pueda leerte en persona. (@DeCydonia)

El hipopótamo es el submarino de los peces. (@Guashabita)

El mejor traductor del mundo es desear entender. (@UlisesKaufman)

Mi mamá abrió Twitter y es más buena que yo. (@laotraAbaunza)

El tiempo no cura nada; es una enfermedad. (@viajerovertical)

Salta que las alas salen. (@XimenaOnFire)

Te invito al cine a que te calles dos horas. (@barbarahoyo)

Tengo el play fácil y el pause lento. (@branca_nieve)

El impulso sexual siempre está al alcance de la mano. (@mariapazruiz)

En la mañana soy toda una bomba sexy, que recién explotó. (@YdeJanisJoplin)


Era tan guapa que era guapa también los lunes. (@ncasiopea)

¿En cuál capa del subsuelo está la dignidad del venezolano? (@Guashabita)

Comparados con los politicos de Colombia, si hablamos de robar,
nuestra policía es un kindergarden. (@swhelpley)

México es una zona muy riesgosa para ejercer el oficio de estar vivo. (@Perritodeamor)

Lo que yo querría saber es cómo puede tener alguien un dolorómetro
para saber si sufre más que su vecina. (@aaaaangst)

Una de las razones para comprar el Manual de escritura es que luego me den una opinión. Estoy interesado. (@andrewholes)

Voy a salir de mi casa, a recorrer la ciudad, a enfrentarla. Por mi ventana veo pasar una mariposa blanca. Va tan contenta que contagia. (@magamastretta)

Gracias a mis vecinos es imposible que pueda creerme nunca eso de la fraternidad universal. (@loulourevisited)

No olvidemos que el que alguien sea buena persona,
no lo exime de ser un completo imbécil. (@palabrafilica)

¡Que sabrán los hombres de deportes extremos, si nunca han corrido en tacones! (@maitenna)

Llegar a la casa y quitarse la ropa es el orgasmo de los solitarios. (@catamaterile)

La peor fechoría de la religión católica fue haberle negado a la Virgencita la posibilidad de un orgasmo. (@barbarahoyo)

El que esté libre de pecado, que tire la primera vez, para que aprenda. (@luisharistizbal)