A Charles Graves. 4, Whitehall Court (130) Londres, S. W. 1, diciembre 14, 1929.

Mi querido Charles:

Mi asistencia a tu boda, o a la boda de cualquiera, está fuera de discusión. Durante la última semana y pico me he ausentado a ceremonias similares de tan apremiante importancia que si hago una excepción en tu caso ya no podría mirar de frente a algunos de mis mejores amigos.

Además, no tengo la ropa adecuada —a propósito.

He verificado que un traje apropiado con mis sastres me costaría quince guineas; y en lo subsecuente ya no me sería de utilidad, puesto que nunca me visto de modo apropiado a la luz del día. Pero para ti sería de considerable utilidad, ya que te ganas la vida entrando en la vida social. Por tanto, y como supongo que debo darte un regalo de bodas, está claro que la solución sensata a nuestro problema es darte el traje con el que debí honrar tus nupcias si fuera una persona normal.

Por tanto le pasarás el cheque incluido a tu sastre para ordenarle que haga por ti lo mejor que pueda con esa cantidad.

Y si hay una lista de regalos cerciórate de que en ella aparezca yo como “Bernard Shaw: adaptador de ropa”. Si hay una exhibición de regalos el sastre te prestará un maniquí.

Celebro el término de tu juventud e irresponsabilidad con un melancólico apretón de manos. Lo siento por Peggy; pero puedes asegurarle que cualquier otro hombre sería una decepción igual después de una semana y pico.

En lo que a ti respecta, ya es muy tarde para huir. Estás adentro, Charles.

Fielmente,

G. Bernard Shaw


Fuente:
The Portable Bernard Shaw, edición de Sidney Weintraub, Penguin Books, NY, 1977.

00-cabos