El término “agnóstico” fue acuñado por el biólogo y autor (y abuelo de Aldous y Julian Huxley) Thomas Henry Huxley (1825-1895) en 1869 para indicar “la actitud mental de aquellos que negaban su asentimiento a cualquier cosa que no pueda probarse, como un mundo invisible, una Causa Primera, etcétera. Los agnósticos ni aceptan ni rechazan dogmáticamente tales asuntos sino que tan sólo dicen agnóstico —no lo sé— ante lo que no pueden probar”. Al parecer Huxley estaba harto de que le dijeran ateo y por eso creó esta distinción.

Fuente: Paul Dickson, Authorisms. Words Wrought by Writers, Bloomsbury, NY, 2014. [“Estereotipo”, definido como “muleta intelectual, sustituto para el análisis preciso y una excusa para no ocuparse de los individuos y las épocas singularmente, como en realidad lo son”, se debe al columnista Walter Lippman en su libro de 1922 Public Opinion. El término “eutanasia” fue acuñado por Francis Bacon (1561-1626). “Feminista” fue creado por Alejandro Dumas (“feministe”) en 1873. La palabra “free lance” aparece por vez primera en la novela Ivanhoe de Walter Scott (1771-1832). El profesor de Harvard Theodore Leavitt (1925-2006) acuñó “Globalización” en su artículo de 1983 “La globalización de los mercados”. “Lavado de cerebro” lo inventó el periodista y agente estadunidense Edward Hunter (1902-1978), y el término reemplazó a “control de la mente” y “menticidio”. Y de fobias, dos. El novelista George H. Higgins (1939-1999) acuñó “alogotransifobia”: miedo a quedarse atrapado en un transporte público sin nada qué leer; y el psiquiatra y neurólogo estadunidense Isador Henry Coriat (1875-1943) creó, del griego tris (3), kai (y), deca (10), y phobia, el término “triscaidecafobia”: miedo enfermizo o irracional al número 13.]

00-cabos

 

2 comentarios en “Quién acuñó “agnóstico”