A quien nos lee,
si quieres apoyar nuestro trabajo te invitamos a suscribirte a la edición impresa.

SUSCRÍBETE

Voy a visitar a los pingüinos y les ofrezco un concierto de fonógrafo. Ya lo habíamos hecho varias veces con éxito, pero esta vez el efecto sobrepasa todo lo imaginable. Les hago escuchar “Ouvre tes yeux bleus, ma mignonne”, que mi excelente amigo Lassalle había cantado expresamente para nosostros antes de la partida, y parecería que los pingüinos saben apreciar el talento de este gran artista, puesto que uno de ellos trató de meterse dentro de la bocina, probablemente para escuchar mejor. También quise grabar la voz y los gritos de los pingüinos, pero el resultado fue casi nulo. —Jean Charcot, Autour du Pôle Sud.

 

Fuente: Carol Dunlop/Julio Cortázar, Los autonautas de la cosmopista, Editorial Nueva Imagen, México, 1984.

02-pinguinos

 

Un comentario en “Música para pingüinos