Antes de ser México, la Nueva España era antisemita. Antes de ser España, los reinos de Aragón y Castilla, Navarra, Cataluña y demás, eran antisemitas. En pequeños pueblos siberianos conviven en santa paz cristianos ortodoxos con judíos, hasta que llega un día, uno al año, en que celebran la divertida fiesta popular de “apedrear al judío”. Shlomo ya sabe que no debe abrir su tienda ni exponer su mercancía al pillaje. Al día siguiente tomará té en vasito de vidrio con sus buenos amigos Iván, Serguei y Nikolai, en torno al samovar de la taberna del pueblito: “usos y costumbres” cuyo origen se pierde en los siglos.

09-antisemitismo

Los reyes de Aragón y Castilla, Fernando e Isabel, los famosos Reyes Católicos, tomaron el último reducto de poder árabe en España, Granada y su maravilloso palacio de los reyes moros, la Alhambra, de tal belleza que dictó al mexicano Francisco de Icaza la cuarteta: Dale limosna, mujer,/ que no hay en la vida nada,/ como la pena de ser/ ciego en Granada. Y con los moros echaron al mar a los judíos.

Fue la peor metida de pata de España antes de la Armada Invencible contra Inglaterra y su reina Isabel I, que negaba la autoridad del Papa en cuanto a nombrar obispos en ese reino. Los capitales judíos buscaron refugio en tierras más tolerantes, como los Países Bajos, Holanda, bajo el nivel del mar y del tamaño de Colima. Así, gracias a España y su antisemitismo, Holanda fue parte de las potencias mundiales en el siglo XVII, dio pensadores ilustrados como Erasmo de Rotterdam y legislación con libertad de religión y de comercio. Acogió también a Spinoza, en cuya filosofía tuvimos el fin del dañino dualismo cartesiano, pero nadie lo escuchó y nos lo han debido redescubrir los neurocientíficos de la conciencia, como Antonio Damasio.

La fuente del odio es la prédica que comenzó con Saulo de Tarso, de cuyo golpazo en la cabeza al caerse del caballo por el camino a Damasco y darse contra una piedra, nació el Cristo que conocemos. Saulo se dirigía a enderezar cristianos soliviantados, cuando el golpe en la cabeza, del que hasta tosió, le hizo inventar a Cristo. Hoy lo conocemos como San Pablo.

La prédica de Pablo estaba urgida de extender el cristianismo, que comenzó como una secta judía. En el primer Concilio del que se tiene noticia, en Jerusalén, San Pedro encabezaba la tradición según la cual se es judío y seguidor del judío Jesús de Nazaret por nacimiento. No se admiten griegos ni romanos ni sirios. Pablo es el neoliberal: prediquemos globalización entre todas las naciones y que se sumen a las enseñanzas de Cristo. ¿Y cuáles son, si nada escribió Jesús? Esperad un momento y ahora os las digo. Y se fue a predicar a Atenas. Aun se conserva, al pie de la Acrópolis, un montículo donde se dice que Pablo predicaba la inexistencia de Zeus y la maldad de los corintios.

Religión de esclavos

La prédica de Pablo tuvo gran éxito entre esclavos, las máquinas que hacían funcionar a Grecia y a Roma a falta de vapor y electricidad, porque los igualaba ante los ojos de un Dios único, creador del Cielo y de la Tierra. La muerte igualadora repartía Paraíso en diversas calidades, pero no según la cuna y la sangre, sino los méritos propios. El bueno iba al Paraíso. El malo al Infierno, sin importar que uno fuera esclavo, agricultor o pobre y el otro un patricio o un rey. Después de la muerte se reparaban las injusticias terrenales. Sonaba bien y reconfortante. La idea cundió con entusiasmo entre los herederos del Paraíso: pobres y esclavos.

Aún no pasaban cien años de la rebelión de esclavos encabezada por Espartaco (busque la magnífica serie de tv), así que a los romanos no hacía mucha gracia que corrieran otras ideas neoliberales entre sus esclavos, aunque sólo prometieran libertad en el otro mundo y no en éste, donde las minas y los hogares exigían trabajo esclavo. Por eso cundió el cristianismo en secreto.

Antes de que el emperador romano Constantino hiciera de la cruz el símbolo del cristianismo entre los siglos III y IV, los cristianos se identificaban dibujando un pez. Las letras griegas de la palabra pez: ΙΧΘΥΣ, que se lee ijzis (con z madrileña) son las iniciales de Iesus Jristós Theú Yos Sotir: Jesús Cristo de Dios Hijo Salvador. El cristianismo comenzaba a buscar, con afán, distinguirse del judaísmo. Una primera medida fue olvidar que el día santificable es el sábado y pasarlo al domingo, que toma su nombre de Dominus Dei: el Día del Señor, en abierto rechazo a la enseñanza del Génesis.

Cuando Mahoma quiso distinguir el islam de judíos y cristianos ordenó santificar el viernes. Mahoma toma su nombre en español de que los españoles nunca oyen bien: a Mohamed le voltearon las vocales. Nada raro si lo mismo hicieron con cocodrilo. El español es el único idioma que pone la letra r después de la d: latín, crocodilus (cro); francés: crocodile; inglés igual pero pronunciado crocodail. Somos los únicos en decir coco-drí.

Los griegos, como los romanos, admitían que ellos tenían sus dioses y otros pueblos los suyos y cada grupo de dioses atendía a su nación. No ocurría, como ahora, que alemanes y franceses pidan al mismo Dios bendecir sus ejércitos para acabar con el otro, lo cual provoca serios conflictos de conciencia en la Divinidad. Los cielos replicaban las guerras de la Tierra. A veces hasta el mismo grupo de dioses se dividía y tomaba partido, como ocurrió en la Guerra de Troya.

Cuando el emperador romano Constantino se convirtió al cristianismo, resultó urgente levantar una diferencia esencial con el judaísmo para dejar de ser religión de esclavos. Constantino infligió el peor de los males al cristianismo al transformarlo en religión de Estado. Fundó, para un Imperio Romano ya muy extendido hacia el oriente, una segunda capital y la llamó, por supuesto, Konstantínu Polis: la ciudad de Constantino, que acabó como Constantinopla porque los españoles, como está dicho, nunca oyen bien.

—Preguntad a estos indios que cómo llaman a esta región.

Y responden: Cuaunáhuac (no sé para qué la letra h).

—Capitán, pues que se llama Cuerna la Vaca.

—Ah, bueno, sí, Cuernavaca…

Entonces los cristianos, ensoberbecidos como religión de Estado, se dieron a la tarea de acabar con las diversas idolatrías: el emperador Teodosio prohibió los Juegos Olímpicos, que tenían unos dos mil años para entonces, porque se dedicaban a Zeus. En Olimpia los cristianos derrumbaron una de las siete maravillas del mundo, el templo de Zeus. Las columnas eran tan enormes (unos dos metros de diámetro en la parte inferior) que sólo consiguieron derrumbarlas como fichas de dominó alineadas, y allí siguen para llanto de la posteridad.

La ciencia, la novedad de pensamiento surgida en la antigua Jonia en el siglo VI a. C., y que consistía en explicar la naturaleza por la naturaleza misma, sin dioses ni espíritus, era también obra del Maligno y, con el arte, quedó prohibida.

El centro que irradiaba el helenismo a todo el Mediterráneo, Alejandría, fundada en el delta del Nilo por Alejandro Magno, fue pronto objeto del odio cristiano. Una destacada astrónoma y filósofa, Hipatia (o Hypatia) fue descarnada viva, mientras se dirigía al trabajo guiando su carro de caballos, por una turba cristiana azuzada por el obispo Kyriakos, un torvo sujeto buscador de pecadores y herejes de toda laya; hoy, por supuesto, es San Cirilo. Los científicos huyeron de Alejandría, de su biblioteca y su faro, y cayó un telón de oscuridad que duraría mil años, hasta el Renacimiento, cuando los europeos descubrirían el heliocentrismo de Aristarco, la geometría de Euclides, la medición exacta del planeta por Eratóstenes, la Filosofía, Biología, Astronomía, el teatro de Esquilo, Sófocles, Eurípides y Aristófanes, la arquitectura, escultura, la poesía.

Eso también duró poco. Unos cien años. El siglo XVI. Luego llegó la Inquisición a poner orden. El antisemitismo renació con mayor fuerza. “Deicidas” era la sentencia del Santo Tribunal que no parecía distinguir la estupidez teológica, filosófica y de simple pensamiento racional, de declarar que alguien había “matado a Dios”. Una burrada que prosperó llenándose de mitos escabrosos: misas negras a Satanás, niños cristianos sacrificados entre candelabros de siete y nueve brazos, letras hebreas con poderes de magia negra, los dos triángulos entrelazados de la estrella de David pueden formar la cabeza de un chivo, la cara de Belcebú.

La fuente de ese temor al otro no es cristiana, ni siquiera humana: nos precede en la evolución de la especie. El lobo de otra manada, perdido en el monte, muere sin misericordia atacado por otros lobos porque es un peligro: puede matar a los cachorros, preñar a las hembras. En los animales surge el nosotros y el vosotros, los ajenos, los demás, los otros. Es conservación de los genes propios.

Luego, los primeros humanos también levantaron el muro de la guerra y la del mito: la tribu, primero, luego el pueblo vecino tiene todos los defectos que no padecen los míos. Los españoles reniegan de los franceses, los franceses de los alemanes y así. Observan los antropólogos tres enormes pecados atribuidos al otro: sus mujeres son putas, sus hombres maricones y todos son caníbales. A veces es cierto…

La izquierda y el Muro, Israel

La izquierda política ha sido siempre un río caudaloso de prejuicios: el imperialismo nos vigila con sistemas Big Brother que nada más no vemos los tontos, creó un artificioso aparador deslumbrante de mercancías en Berlín Occidental para engañar a los trabajadores berlineses orientales y llevarlos al capitalismo. Por eso, decíamos, fue necesario el Muro de Berlín.

La izquierda descubrió que el imperialismo había plantado una cabeza de playa en el Oriente Medio, flotando en petróleo, para irse apoderando de la riqueza de estos pueblos. La cuña es Israel. Que sea una rara zona sin petróleo nada hace a la lógica inmutable, que los países circundantes vivan en la miseria con sus jeques y califas construyendo palacios no importa, que la mujer sea una cosa es asunto de “usos y costumbres”, que no reconozcan Derechos Humanos y se gobiernen por el Corán es asunto respetable, que Israel produzca ciencia y tecnología es prueba de alianza con el Mal, diría San Cirilo de Alejandría.

Que Israel haya devuelto a Egipto la península del Sinaí, repleta de petróleo y de tradición mosaica porque allí recibió Moisés las tablas de la ley, sólo demuestra la enorme capacidad de engaño de Israel. Luego de ganar la guerra declarada, como todas, por los árabes en 1967, Israel ofreció a los vencidos devolución de las tierras conquistadas a cambio de una simple firma: aceptar el derecho de Israel a existir. Nada más eso. Egipto firmó el acuerdo y, para engañar a todo el bondadoso pueblo de Mahoma, Israel cumplió con su palabra y entregó el Sinaí, mayor que Israel. Los demás derrotados sólo tienen, ahora, una finalidad: la destrucción de Israel y el exterminio de los judíos. Lo dice el Corán, lo sostuvo la OLP y lo retoman los principios de Hamás.

 

En la Universidad Autónoma de Guadalajara, guiada desde las tinieblas por una organización secreta conocida como Los Tecos, multimillonaria en dólares, es lectura obligada la apología del nazismo, Derrota Mundial, de Salvador Borrego, prologada con entusiasmo por José Vasconcelos, nuestro más famoso secretario de Educación en la época revolucionaria. En su recomendado libro leemos que Hitler sólo deseaba rescatar al mundo de las garras judías infiltradas en los gobiernos de las potencias y dueños de la banca mundial, así como de toda la prensa.

Cuando la izquierda y el sindicalismo tuvieron conflicto por las nuevas leyes sobre seguridad social, lo primero que hicieron los manifestantes fue rayonear consignas antisemitas contra el director del IMSS, Santiago Levy, el mexicano que ha hecho la propuesta más fundada para ofrecer seguro médico universal a todo mexicano, sin restricciones.

La parte más enferma del antiimperialismo ha llegado a alucinaciones colectivas de nivel carcajada cósmica: Estados Unidos inventó un viaje a la Luna en el que logró la complicidad de su vieja enemiga, la Unión Soviética, llena de telescopios apuntados a ver que la nave Apolo estallara en el aire o se fuera de largo más allá de la Luna o se estrellara contra ella. Quizá ofreció regresar Alaska a Rusia. La complicidad de astrónomos franceses y sus telescopios quizá se compró prometiendo la Luisiana; la de astrónomos alemanes y japoneses, con amenaza de nueva guerra. El imperialismo, creador de Israel para robarse el petróleo (no es necesario explicar cómo lo hace), nos oculta las bases de extraterrestres que hay bajo el Atlántico y frente a Mazatlán, el cadáver de marciano encontrado en Nuevo México en 1948 y “abre las venas de América Latina” para nutrir a sus ricos con la sangre de nuestros pobres. Oh, cuánto dolor…

 

Luis González de Alba
Escritor. Su más reciente libro es No hubo barco para mí. www.luisgonzalezdealba.com

 

27 comentarios en “Antisemitismo mexicano

  1. Excelente artículo! Concuerdo totalmente es una pena que la “izquierda” en México sea tan estrecha, fanática y racista.

  2. Su conocimiento histórico es vasto, le admiro eso, sobre su artículo quisiera decir esto:
    1. Me ha surgido una duda: La estrella de David no forma la cabeza de un chivo, eso es la estrella de 5 picos (pentagrama invertido), ¿no?
    2. En la propia revista Nexos hay un artículo de Noam Chomsky que contrasta con el suyo en la parte de Israel: Sadat fue el primero que ofreció una paz con Israel y el gobierno de éste último la rechazó, fue hasta después de la guerra de Yom Kippur y que Egipto se alió con USA que la paz llegó forzando a Israel a entregar el Sinaí para hacer las paces. Otra parte interesante de ese artículo y que toca al de usted es la parte de racismo, pues comenta la extraña relación que mantuvo Israel con Sudáfrica. Extraño que un gobierno democrático, que defiende los derechos humanos y obviamente está en contra del racismo haya mantenido relaciones comerciales, militares, etc. con el régimen del apartheid aún cuando ningún otro país igualmente democrático las mantuviera en ese tiempo. https://www.nexos.com.mx/?p=4153
    3. Es difícil seguirle la idea a su editorial, El título es “Antisemitismo mexicano”, comienza con España, sigue con los cristianos, pasa a Israel y su último párrafo comienza con “La parte más enferma del antiimperialismo…” Francamente me perdí. Como ha dicho Carlos Bravo Regidor: “la verdad no es fácil seguirle el hilo a semejantes maquinazos…” http://www.eluniversalmas.com.mx/editoriales/2014/06/70596.php
    Para finalizar, tal vez sería mejor si les hiciera caso a aquellas personas que le gritaban “concretito” en el 68 cuando comenzaba a divagar y perder la idea principal como usted lo ha mencionado en sus escritos sobre esas épocas.

  3. Está bien, la Iglesia tiene su parte de culpa en el antisemitismo. Otra de las causas es la pura envidia: a los judíos suele irles bien y suelen destacarse, y nada de eso lo soportamos acá. Y también los propios judíos tienen su parte de culpa: aceptaron ser el pueblo elegido… sabiendo que eso significaba: pruebas muy duras de Yavé. Es decir, sufrir.

  4. Estupendo articulo, que goza de la libertad de una mente creativa que puede ir hilvanando de todo un poco, y que al final se encuentra con una síntesis muy aguda. Genial, combinar al extraterrestre marciano, de Nuevo Mexico, con las teorías de quienes se dicen Los Tecos. Ahi se la van llevando unos y otros. Que alucine !

  5. De verdad mis respetos para sus conocimientos, pero usted hace lo que hacen todos, recordar agravios y eventos, escuche a cualquier musulmán, o palestino, eso mismo hacen, y como son tantísimos años, pues, quien se los va a rebatir? se podrán pasar una eternidad discutiendo, sin llegar a nada.
    Pero la realidad es muy sencilla, y esta inscrita en la necesidad de los pueblos de obtener cohesión, que es plenamente justificable, hace miles de años el Pueblo Judío que esta compuesto de seres humanos como cualquier otro pueblo, (no hay necesidad de ensalsarlos) tuvo la grán idea de inventar el monoteismo y de arrogarse el apelativo de ser el “Pueblo Elegido de Dios”, (bien o mal entendido por los demás pueblos), porque no hay otra forma de explicar el antisemitismo que va más alla de cualquier xenofobia inter cultural, el pueblo judío ha sido el más maltratado en la historia de la humanidad, creo yo, y ha sobrevivido gracias a esa cohesión. De hecho el Islam nace como una contra-cultura-judaica, nadamás hay que ver cuantas veces se menciona a los judíos en el Corán y en que términos se refieren a ellos, y más aún los Árabes disputan con el judaísmo el ser “Los Elegidos”, y en su mitología Ismael es el “Legítimo” no Isaac. Así que el problema Palestino Israelí no se resuelve repartiendo tierras, por eso, no hay negociación que valga, lo dice el Corán (Si aceptas una tregua es solo si estas en desventaja y para tomar fuerza). Las dos son religiones dominantes, pueblos dominantes, el cristianismo en cambio es una religión para esclavos, como usted dice, para un pueblo sometido, para gente humilde, no para dominar, sino para aceptar, conceder, doblar las manos, para poner la otra mejilla. Es una religión para todos, es la primera filosofía humana que nos hace a todos iguales ante los ojos de Dios por lo menos, es la antesala de la democracia y de la igualdad que hoy vivimos (Fukuyama) Fué la evolución natural de los mitos del Judaísmo (McGilchrist), porque no podemos ser todos guerreros, ni todos dominantes, ni vivir en guerra. El gran “pero” que los Judíos pusieron a Jesus para otorgarle el calificativo de “el Mesias” era que no hubiera tomado las armas para defenderlos, que no hubiera derrotado a los Romanos. Jesus viene a ser un ego-reductor para la humanidad como lo es el Budismo, y el fenomeno del pueblo elegido, es un fenomeno Narcisista Social. El Narcisismo o Egotismo es una Caracteropatía. Puede usted leer a Lexander Lowen “Narcisismo”, imagine a un Dios dandole esa potestad al pueblo Judío por sobre los demás pueblos de la tierra, y lo que provoca psicologicamente en las personas que tienen tal distinción.
    ¿Como demuestro que soy el “Pueblo Elegido”?, solamente venciendo en la batalla, sometiendo al “Otro”, “Convenciendolo”, “Rechazandolo”, ¿como voy a explicarle al pueblo, que perdimos y que Dios no estuvo con nosotros ayudandonos, si somos el pueblo “Elegido”. Le invito a ver un video de un Imán Musulmán, en una Mezquita un viernes sagrado, dando sus palabras en lo que equivaldría a la homilía, escuche usted que persona tan piadosa (ironía), como se expresa y como se refiere a que “nosotros somos los elegidos” (en este caso los Árabes), y no los Judíos.
    http://youtu.be/iBNPStCb6Uo?list=FLPPyjQmqi19i9f7J9mDXa_Q

    En Israel el conflicto es por Dios, su lucha no es por la tierra, ojalá bajara Dios y les dijera quien es el pueblo “Elegido” y ahí muriera la cosa, pero ni así se acabaría el conflicto, ellos luchan por sus libros sagrados. Es la lucha del “Bien” contra el “Mal”, el “No matarás” de Moises, contra el “Si matarás” de Mahoma, si Dios no existe, nosotros (los humanos) lo creamos y estamos ahí peleando por Él. Es más ni siquiera importa si existe o no, no importa si Mahoma existió o no, no importan todos los eventos o agravios, es como un conflicto de hijo preferido, lo importante es quien és el elegido.
    Es la crisis de comunitarismo finalmente, el ser humano llegó a perfeccionar tanto ese instrumento social, diseñado para sobrevivir y para la guerra, que fué muy útil durante millones de años, pero en nuestro tiempo es la causa de todos nuestros males (si todos). Debemos dejar de vivir en los subconjuntos sociales, para migrar al conjunto universal, donde todos coexistimos, todos nos respetamos, tiene que prevalecer el “No matarás”, como ley moral fundamental, secular, y separar Religión y Estado, pero como diantres se hace eso en el Islam. En el Islam tenemos una para-moral, que establece el “Si-matarás”, igual que paso con el Marxismo, que desató la locura de las matanzas del Nazismo y del Stalinismo, esa autorización moral de matar, permitó que del 2 al 4 % de la población que según Adrejz Lobaczewski, son psicopatas esenciales, desencadenara eventos como el Holocausto. Si nadamás el 2% de la poblacion del Islam son Psicopatas, eso equivaldría a 40 millones de personas con esa caracteropatía, en Estados débiles, eso explicaría porque hay bombazos a nombre de Allah en todo el mundo, Despues del ayuno del ramadán, Allah pide matar a los Judíos donde quiera que los encuentres, así nomás. La apostasía es castigada con la muerte por lapidación, por lo que se da el fenómeno de “Falsa personalidad” en el Islam.
    Las ballenas no se suicidan, según los últimos estudios, es el efecto “Bandwagon” lo que las lleva a la playa a morir, no es más que el grupo le hace caso a un lider que está equivocado, prefieren seguir al lider que hacer caso a sus instintos, y perecen. Los grupos sociales cerrados, que están muy cohesionados, cometen errores y arrastran a sus comunidades, creen que la verdad es la que yace dentro de la comunidad, creen que el único valor y el más importante es estar dentro del grupo étnico, pero hay un valor más importante que cuando se confronta a la comunidad hay que tomarlo y es el Amor. El Amor si existe, y es lo único de lo que si tenemos certeza, porque desde un virus hasta el ser humano, luchamos por estar vivos con una fuerza increible y eso es Amor. El Amor siempre va a vencer, como finalmente se venció a Hitler y al nazismo.
    Si el gobierno de Venezuela apoya al Islam es porque tambien es un Estado Patocrático (segun Lobacewski), osea gobierno de Caracteropatas, ya hasta rezan un “Chavez nuestro de cada día…” en lugar del padre nuestro, utilizan al comunitarismo como medio de cohesión, y de esclavitud de su sociedad, ahí está Cuba, es ese etnocentrismo de la Izquierda tan útil para manipular, y que ha rendido frutos a muchos dictadores.

    No cometamos el error de ver al mundo solo desde nuestro espejo, desde nuestra cultura, desde nuestro tiempo, desde nuestro narcisismo, “Toda percepción es una proyección” (Anaís Nin).

    Lo felicito por su artículo y le mando un saludo afectuoso.

    • Enrique …tu dices que tanto la religion Musulmana como la Judia son dominantes?…..bueno, solo toma en cuenta una cosa: hay 1,400 millones de musulmanes en el mundo contra solo 16 millones de Judios, asi que con tanta diferencia en numero, quien tiene mas oprtunidad de dominar a quien.

      • Luis,
        Se a que te refieres, no es facil para los judíos aceptar la opinión de los demás, ni siquiera de los mismos judíos, mucho menos de los que no lo son, sé de que hablo porque tengo familia judía, a eso me refiero con dominancia, una cultura dominante es aquella que tiende a prevalecer sobre las demás, a ponerse por encima de los demás, esa es la diferencia al ser señalados por Dios como pueblo “Elegido”, los hace más importantes que los demás seres humanos, están psicológicamente por encima, igual que los Arabes que piensan que tienen que someter a todo el mundo al Islam, esto es, que todos estamos por debajo de ellos, no existe la igualdad (ahí nace el odio, el resentimiento) entre seres humanos a menos que estes dentro del grupo étnico. Pero hasta dentro del grupo étnico no hay acuerdos tampoco, porque no hay capacidad de ceder, de soltar, no hay empatía (ponerse en los zapatos del otro), por esa misma dominancia, tuvo que suceder un evento tan devastador como el Holocausto para que los Judíos llegaran a un consenso sobre establecerse en Israel en definitiva, y olvidarse del asunto de esperarse a que llegara el Mesías.
        Un ejemplo muy simple es, cuando voy a una sinagoga, me obligan a ponerme la kipah, y si no quiero ponermela porque no soy judío, se me ponen necios hasta que me la pongo, esto es, tengo que ceder, obvio es que termino cediendo. Pero cuando un amigo judío me acompaña a misa, nadie les va a obligar a que se persignen, hay libertad, o que se arrodillen, y cuando se los pides te dicen que un judío jamás se arrodilla, ésto es, no ceden, pero no les cae el veinte, de que yo si tengo que ceder y ellos no, ni siquiera es racional.
        En cuanto al numero de musulmanes y de judíos, pues si la diferencia es apabullante, es David contra Goliath, y el mundo musulmán, es el mundo del “mal” (sorry así es, matar es malo punto, y Allah lo estimula “vaya Dios”), no existe un Islam moderado, Mahoma decapitaba Judíos y cristianos, y cualquier musulmán tiene que imitarlo lo dicen sus libros sagrados, Mahoma era un Psicopata como Hitler.
        Los Judíos deben estar respaldados por todos los cristianos, si todos, tampoco los hemos tratado bien en la larga historia, pero todos los países que se solidarizaron para vencer al nazismo y a Hitler venían de culturas Judeo-cristianas, donde el principio del monoteismo judío, no-matarás y la solidaridad el Amor judío de Jesús, estaban dentro de esos soldados que llegaron desde lugares muy diversos, hasta las puertas de Auschwitz, hay que ver cuantas cruces hay en los cementerios de la segunda guerra mundial.
        Somos más Judíos y Cristianos, que todos los musulmanes juntos, que todos los que nos quieren cortar la cabeza, que no nos respetan, que no empatizan con nosotros, que nacen odiandonos, que son adoctrinados en odiarnos desde pequeños, no lo podemos permitir, por ello es absolutamente ético que occidente ayude a Israel como lo hace, es absolutamente ético lo que hace Israel, en defenderse y exigir su derecho a existir, utilizando todos los recursos y toda la fuerza y toda la inteligencia.
        No están solos, la estrategia del Islam en Palestina es la victimización, de ese modo se manipula a las masas, sus hijos muertos van directamente al cielo con Allah, y ellos lo prefieren así, prefieren a sus hijos martirizados, que tenerlos en sus brazos para amarlos y besarlos, como cualquier ser humano normal. Ese fenómeno, aparentemente inexplicable, está descrito en un libro llamado Ponerología Política, de Adrejz Lobacewski, si tienes tiempo e interés leelo, explica porque pasó el Holocausto y porque el fenómeno del Islam.
        Saludos
        Saludos.

        • Vayas ridiculeses las tuyas, antes de escribir tu comentario tan siquiera hubieras advertido que era pro cristiano y conservador y deberías de leer un poco mas de historia y darte cuenta que el holocausto en buena parte se dio por los largos siglos de antisemitismo y odio visceral de la europa cristiana hacia ellos, no en vano un sin fin de ellos huyeron y se refugiaron durante siglos en lugares donde ah si el islam era amo y señor como persia y con el paso de los siglos afortunados fueron los que lograron llegar al nuevo mundo y asi librarse de los guettos donde los encerraban y detestaban por ser los malditos usureros o no te suena el mercader de venecia…y eso de “provenimos de una cultura judeo-cristiana” (que tanto se parlotea hoy día) mis polainas eso de “judeo-cristiano” no fue mas que un invento de george steiner despues de la pos guerra y el trauma del exterminio, en fin ojala sigas tan aferrado a tus sandeces huntingtonianas….ah pero eso si luego no te quejes si nos quieren exterminar a nosotros por eso de la “clash of civilizations “…

          • Fer…
            Enrique Krauze, recibe mil twits o mensajes como el tuyo, e intenta convencerlos de que no lo odien e intenta decirles a gente como tu, que él tiene buenos sentimientos, incluso que su posición ante el conflicto Palestino-Israelí es el mismo de Amos Oz, como si eso fuerá a mitigar el odio (antisemitismo si se dirige a los Judíos), y esto no es así.
            A la gente que escribe para denostar, para agredir, sin razón, con odio, se le llama los “haters”, o los odiadores, que es una personalidad odiosa que se expande por las redes, también llamado Cyber-bulling.
            El fenómeno está muy bien explicado por los psicólogos, no es mas que histeria, causada por una insatisfacción personal, una expectativa no cuplida, de la persona o de sus padres, narcisismo fallido, disonancia cognitiva, falta de autoestima, que lleva a las personas a ser agresivas sobre todo si pueden esconderse detras del anonimato. Son personas fácilmente manipulables cuando se utilizan “Fascinadores” que los atraen y que los enfrentan al órden establecido, o a cualquiera que sirva para descargar su enojo, su resentimiento, y si es alguien con éxito, ¿que mejor?.
            Hay un dicho muy mexicano que dice “no busca quien se la hizo, sino quien se la pague”.
            Espero que no formes parte de ese grupo.
            Saludos

    • jajaja claro “antesala de la igualdad y la democracia” tan antesala que Fouche arrastraba una biblia y un crucifijo por toda paris amarrada a un burro como muestra de lo que detenia el cambio a la fraternite egalite et liberte y bendito sea que los cristianos no tienen una “para moral” del “si mataras” sino imaginate…ah no espera y entonces en donde estaran todas esas pobres almas de asesinos sicopatas, “ese 2%” al que el papa urbano prometio el paraiso a cambio de matar hasta el mas recien nacido musulman…ups

  6. Muy bueno pero cargadito, todos los fanatismos son nefastos aunque sean sionistas. Y repite el error de llamar “izquierda” a algo que se dice “izquierda” y no llega ni a derecha…

  7. El antisemitismo, o Judeofobia sera genetico y se ha transmitido por generaciones?……..no se que contestar cuando alguien no judio me pregunta: “porque todo el mundo odia a los judios???”

    • Verás: A las grandes comunidades no les gustan las personas que no se mezclan. Como dice el artículo, es algo instintivo.
      Por ejemplo:
      Dices que no sabes responder cuando un no-judío…
      Se da a entender entonces (aunque no necesariamente lo quieras) que darías una respuesta distinta a un judío.
      Cualquier goy hubiera dicho “persona” en vez de “no judío”.
      Aunque vivan entre nosotros, los judíos no son una religión, sino una nación que se segrega a sí misma de “la manada” todo el tiempo. Al judío lo educan como judío, nazca donde nazca.
      Espero haber sido claro y no sonar de ningún modo ofensivo. Es algo natural. Aquí en México se han perseguido judíos, como chinos o indios por no quererse incorporar a “la mayoría”. E igual en todas partes.
      Abandona tu tradición y nadie te va a molestar. Como a los musulmanes.
      Yo digo que no lo hagas.
      Defiende lo que eres y que gane el mejor.

  8. Más allá del excelente repaso histórico, un par de preguntas: ¿y el derecho de los palestinos a la libre autodeterminación, al retorno, a tener una tierra? En aras de no ser anti-semitas –dicho de paso, los árabes también son semitas– ¿se justifica la política expansionista y represora del gobierno de Tel Aviv? Mi padre vivió en Palestina en los años 1930, cuando judíos, musulmanes y cristianos eran vecinos sin mayores líos. Todo se arruino con el proyecto sionista de crear un “hogar” sionista en Palestina.

  9. “Que Israel haya devuelto a Egipto la península del Sinaí, repleta de petróleo”
    Seguimos esperando que presente usted sus fuentes sobre estas afirmaciones que tanto le gusta repetir en sus panfletos.

    “Luego de ganar la guerra declarada, como todas, por los árabes en 1967, Israel ofreció a los vencidos devolución de las tierras conquistadas a cambio de una simple firma: aceptar el derecho de Israel a existir.”
    Ya le demostraron más arriba que no fue sino mediante otra guerra y una estrategia politica que Egipto recupero el Sinai, y en otros lados le han demostrado a usted que en 1967 fue Israel quien inicio las hostilidades bombardeando la aviación de sus vecinos.

    “Los demás derrotados sólo tienen, ahora, una finalidad: la destrucción de Israel y el exterminio de los judíos. Lo dice el Corán, lo sostuvo la OLP y lo retoman los principios de Hamás.”
    Tambien seguimos esperando que nos demuestre donde dice el Coran de que hay que exterminar a los judios. Si fuera cierto habrian sido exterminados en la region muchos años antes de la creación de israel. Tanto los cristianos y los judios son considerados por el islam como pueblos “del libro” y por lo tanto es imposible que llame a su exterminio. Su problema, sr. Gonzalez, radica en ser incapaz de diferenciar entre religion y creyentes, cuando menos en lo referente al Islam, ademas, claro, de su ignorancia sobre el tema.

    “Los capitales judíos buscaron refugio en tierras más tolerantes, como los Países Bajos, Holanda, bajo el nivel del mar y del tamaño de Colima. Así, gracias a España y su antisemitismo, Holanda fue parte de las potencias mundiales en el siglo XVII, dio pensadores ilustrados como Erasmo de Rotterdam y legislación con libertad de religión y de comercio.”
    El surgimiento de “pensadores ilustrados como Erasmo de Rotterdam y legislación con libertad de religión y de comercio” no tiene que ver con el antisemitismo, sino con las nuevas formas de relaciones practicas o sociales, las que dieron paso al capitalismo. Si los reyes catolicos hubieran permitido la permanencia de musulmanes y judios en su territorio, no necesariamente hubieran acelerado su transición hacia el capitalismo. La relación que usted establece entre antisemitismo y atraso economico no es logica tal como la ha expresado.

    En fin, se que no se digna usted a contestarme, no importa, me basta con que algunos de sus lectores no se dejen llevar por sus mentiras o cuando menos se cuestionen la informacion que les presenta de manera tramposa: asumiendose como conocedor de oriente medio.

    Pd. Por cierto, es Muhammad, no Mohamed como dice usted. Ni la O ni la E existen en el árabe escrito, aunque se lleguen a pronunciar en sus variantes dialectales (nunca en el caso del profeta). Si se va a burlar de los españoles intente hacerlo mejor que ellos y no deforme las vocales.

  10. Escribir sobre este tema es escabroso, pero si tanto ama a la cultura hebrea , debería largarse a Israel, haber si allá mantiene el nivel de vida , que los esclavos de México, le pagamos , por que no creo que viva de de estos artículos, nunca había leído un desfasamiento de la historia como usted lo ha hecho, demuestra que usted es un oligarca y pluma vendida, maneja verdades a medias y tergiversa los hechos históricos , la poca credibilidad que había hacia su persona con esta aberración que hizo , ha desaparecido .

  11. Excelente artículo, solamente que el autor se olvidó de:
    1.- diferenciar antisemitismo/sionismo. La izquierda siempre estará en contra del sionismo, Noam Chomsky da otra explicación referente a las negociaciones entre Israel y los vencidos.
    2.-También se le olvida al autor mencionar las aportaciones de filósofos tales como Avicena, Averroes, Ibn Tufail, etc.
    3.-Relacionado con el punto anterior, el autor menosprecia la Escolástica.
    4.-Según el arriba firmante todo el desarrollo filosófico y científico ha derivado de las aportaciones de las y los judíos. Sin duda una parte sí, pero no todo.
    5.-Luis González de Alba no menciona los comentarios racistas que la comunidad judía mexicana arroja cuando un panista se disfraza de Hitler: “tiene cara de indio” “Si Hitler lo viera, lo mata por indio” “Pinche oaxaqueño” (ver los comentarios en la página de Enlace Judío).
    6.-El articulista se olvida de un suceso actual: Israel ha violado Derechos Humanos y ha cometido crímenes contra la humanidad.
    7.- ¿La izquierda es algo homogéneo? la “izquierda” partidista tiene dentro de sus filas a personajes como Claudia Sheinbaum. Eric Hobsbawm fue judío, solo por mencionar algunos ejemplos.

  12. Efectivamente cuanto dolor !!!El articulo es divertido, ciencia ficción con verdades a medias
    Los comentarios… ! lo mejor ! Obvio, el conocimiento del comentario de Chamel y del Sr Martinez nada que ver con las tonterias del Sr De Alba

  13. la situacion es atacar al individuo que no tenga la razon es decir al de enfrente, el color que porte su playera es lo de menos, ademas de no progresar con el trabajo individual comunal y grupal,los comentarios de la religion entremezclados con la fantasia, la realidad, la eplopeya ,, nos llevan a soprenonernos trajes y ropajes muy pesados de llevar, y a seguir con el enfrentamineto eterno y constante en que esta metida la humanidad , ademas de que el antisemitismo mexicano , asi como el troskismo mexicano y nahualismo mexicano comparten el mismo fin en diferentes caminos ; la explicacion y la racionalizacion de pretensiones precambricas, el conocimiento minucioso de la historia no nos permite como debiera darnos luz a nuevos pensamientos de integracion de esfuerzos para una mejor vid

  14. La rivalidad entre judíos y cristianos tiene una evolución bastante distinta a la descrita por González de Alba. Los judíos fueron los principales perseguidores de los cristianos en tiempos de la Roma imperial y su odio se incrementaba al ver cómo la neva “secta” incluyente y humilde se convertía en el pensamiento dominante. Como bien dice Enrique Martínez, las diferencias entre cristianos y judíos eran y son clarísimas: el cristianismo está basado en el amor y en el perdón.
    Coincido que la expulsión de los judíos y musulmanes de España fue un error histórico, pero fue una decisión práctica. Es importante mencionar que la invasión árabe de España fue apoyada por los judíos y que los moros pasaban al bando del imperio otomano a la primera oportunidad. Con toda su injusticia, dicha expulsión respetó la vida y la propiedad de ambas comunidades.
    El holocausto no fue un fenómeno cristiano, sino ateo. Los nazis basaban su superioridad en el pensamiento de Nietzsche y en su concepto del superhombre. Acabar con los judíos era un objetivo y despojar al superhombre de las limitaciones de la conciencia cristiana era otro objetivo aún más importante.
    El odio y la venganza no caben en el cristianismo. Van en contra de las enseñanzas de Jesús. El cristiano que odia es un mal cristiano.
    México es y ha sido en su historia moderna muy generoso con la comunidad judía y hoy gozamos de una comunidad viva e intensa que aporta muy buenos mexicanos.
    Tengo la buena fortuna de contar con muchos vecinos judíos y me atrevo a decir que viven felices en nuestra patria.

  15. Sólo apuntar que Cataluña nunca fue un reino. España fue fundada por Castilla, Aragón y Navarra. Cataluña era una región aragonesa y previamente era la Marca Hispánica.

  16. Pablo de tarso fue judío de nacimiento y como judío de esa epoca se apego ala religión en donde no aceptaron a Jesucristo como hijo de Dios.Por esa razon llamaron a Jesús blasfemo y sus seguidores eran perseguidos para matarlos.En un caballo Jesús se apareció a Pablo y tuvo un cambio de corazón,vida y asta nombre por k antes de eso era conocido como saulo después como Pablo.Y empezó una vida de perseguido de la ley k aun no reconocia a Jesús como hijo de Dios.