El dentalés es el idioma en que nos  habla el odontólogo mientras estamos en tratamiento. Van unas muestras y su traducción. Cuando se nos dice: “Esto no va  a molestar nada”, debe traducirse: “Esto va a molestar un poco”. Cuando se nos dice: “Un piquetito ligero”, debe traducirse: “Piquete que va a doler”. Cuando se nos dice: “A lo mejor sientes una molestia”, debe traducirse: “Vas a sentir una enorme molestia a menos que estés muerto”. Cuando se nos dice: “A lo mejor sientes una molestia no muy fuerte”, debe traducirse: “Bienvenido al peor de  los dolores imaginables”.

Fuente: The New Yorker, septiembre 9, 2013.