Viendo al futuro futuro

Durante la mayor parte del siglo XX las corrientes dominantes de la izquierda socialista sostenían que el socialismo sólo se podía realizar plenamente a través de un conjunto determinado de instituciones. En términos políticos, esto implicaba la organización de la clase trabajadora y la dictadura del proletariado; y en términos económicos, la estatización y eliminación de la propiedad privada y la planificación centralizada de la economía. Al tratar a estas instituciones como absolutamente necesarias para la realización del socialismo, se convirtieron en fetiches que debían ser sostenidos pese a los enormes costos humanos que implicaban. Carlos Pereyra rompió con el fetiche de las instituciones políticas del socialismo real; sin embargo, en su texto se deja ver que, como aún ocurría con muchos en 1985, tenía la esperanza de que el programa económico del socialismo se pudiera llevar a cabo.

Este artículo está disponible sólo para suscriptores

Si ya tienes una suscripción puedes iniciar sesión.
Después de iniciar sesión puedes refrescar la página presionado el siguiente botón.

Suscríbete

 

Suscripción plus
(impresa y digital)

1 año por $ 799 MXN

Entrega de la edición impresa*
Lectura de la versión impresa en línea
Acceso ilimitado al archivo
Contenidos especiales

Suscríbete

*Para envíos internacionales aplica un cargo extra, la tarifa se actualizará al seleccionar la dirección de envío

 

Suscripción digital

1 año por $ 399 MXN

Lectura de la versión impresa en línea
Acceso ilimitado al archivo
Contenidos especiales

Suscríbete

¿Eres suscriptor de la revista y aún no tienes tu nuevo registro?

Para obtenerlo, sólo tienes que validar tus datos o escribe a [email protected].mx.

Escribe tu correo para recibir el boletín con nuestras publicaciones destacadas.


Publicado en: 2013 Diciembre