Ofrecemos dos reflexiones de la mayor oportunidad y pertinencia. Una, de Jorge G. Castañeda y Héctor Aguilar Camín, sobre los cambios de la conciencia pública y la cultura política de México. Otra, de Santiago Levy, acerca de cómo reunir los propósitos de equidad y desarrollo en una sola reforma que establezca la seguridad social universal. México ha cambiado profundamente en los años de su vida democrática, dicen Castañeda y Aguilar Camín. Tanto, que lo rige ya un nuevo paradigma de esperanzas y valores, un nuevo proyecto nacional. El nacionalismo revolucionario quedó atrás, aunque el PRI esté regresando al gobierno. En consonancia con este nuevo paradigma, la propuesta de Levy deja atrás los rasgos asistencialistas habituales de la política social, para unirla en una sola moneda con la política económica. La buena política económica de nuestros días debe incluir la buena política social y ésta a todos los miembros de una sociedad. La equidad, nos dice Levy, no sólo no está reñida con la productividad sino que ha de ser su piso y su plataforma. Siempre es la hora de cambiar México, pero esta vez, parecen decir los autores, México está listo para cambiar.

El nuevo paradigma mexicano
Jorge G. Castañeda y Héctor Aguilar Camín

Seguridad social universal
Un camino para México

Santiago Levy

equidad