A quien nos lee,
si quieres apoyar nuestro trabajo te invitamos a suscribirte a la edición impresa.

SUSCRÍBETE

A lo largo del tiempo los seres humanos se han debatido sobre cuándo actuar y cuándo no actuar en materia de conocimiento. Esto se refleja en la muy conocida plegaria de la serenidad del teólogo Reinold Niebuhr: “Dios, dame la serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar, valor para cambiar las cosas que puedo cambiar, y sabiduría para conocer la diferencia”. No es de sorprender que esta misma plegaria se ha vuelto un ingrediente terapéutico en muchos tratamientos de adicción y puede utilizarse con acierto para nuestros propios hábitos y adicciones digitales. Hoy, si esta plegaria se reformulara para la era digital, diría algo así: “Dios, dame la serenidad para salvar las cosas que necesito, valor para ignorar las cosas que no necesito, y sabiduría para conocer la diferencia”.

Fuente: Shelley Hayduk, “El secreto de la sanidad digital”, The Atlantic, marzo 2011. (En otra parte se recomienda adoptar el lema del karateca Bruce Lee: “Absorbe lo que es útil”.)