De los innumerables dones de Carlos Fuentes, me causa enorme admiración la capacidad de resurgir en los momentos
difíciles. El escuchar su vocación más allá de elogios o ataques, de seguir siéndole fiel, de comprometerse con las causas más nobles, lo han convertido en uno de los mejores escritores del mundo. Si la conmoción causada por {La región más transparente} hace 50 años hubiera sometido, aquietado, al joven de entonces, la gran novela contemporánea mundial, no tendría entre los suyos al genial novelista Carlos Fuentes. Posiblemente, habría escrito {Las buenas conciencias}, que sí tiene lo suyo de novedad, pero no habría dado a México y al mundo la “nueva novela”. La literatura contemporánea es impensable sin {La muerte de Artemio Cruz, Aura, Terra Nostra,
Cristóbal Nonato} y todos los títulos de la obra orgánica, innovadora, de Carlos Fuentes.

La recepción a {Los días enmascarados}, primero, y sobre todo a {La región más transparente}, cuatro años después, en el contexto de la lucha ideológica entre nacionalismo y cosmopolitismo,
fue el origen difícil de la carrera de Fuentes. Pudo haber reprimido su vocación e inquietudes novelísticas, su visión crítica de la realidad y del realismo literario. Por suerte no fue así.

La “nueva novela” de Fuentes, ya desde {La región más transparente},
es una respuesta creativa a ese maniqueísmo, que lo atacó desde ambos extremos. La novela es cosmopolita, mexicana,
recupera tradiciones, fantástica, mítica, experimental, novela de la Revolución, novela moderna: inclasificable. La primera demostración del talento para resurgir.

Gracias a ese talento Carlos Fuentes cambió el curso de la literatura en español, internacionalizó la literatura mexicana y “mexicanizó” la universal. Pocos hombres han marcado la historia del siglo XX con su obra y personalidad como él.

Le agradezco a Carlos Fuentes una obra inigualable que me ha dado la posibilidad de convertirme en lectora profesional.
Leer a Fuentes siempre es un reto feliz. Leerlo es estar al día en los acontecimientos nacionales y mundiales, enterarse de lo último que se ha escrito,
captar sus infinitas referencias literarias, disfrutar la factura literaria de sus textos. Toda la literatura mexicana y universal están en su obra, por eso también es admirable el lector Carlos Fuentes, fino, voraz, inteligentísimo. Al escritor y al lector Carlos Fuentes les deseo una larga vida, feliz, creativa. Feliz cumpleaños para él y para {La región más transparente}. {{n}}