Tuve la oportunidad reciente de traducir {Todas las familias felices}. Fue un privilegio entrar en el mundo estilístico que Fuentes crea en cada libro que escribe. Es un maestro de su oficio y de su arte, y nadie puede saberlo mejor que quien traduce su obra y hurga en las complejidades de su lenguaje.

Por décadas el nombre de Carlos Fuentes ha sido
sinónimo de la mejor literatura latinoamericana. Prolífico creador de una prosa artísticamente escrita
y socialmente comprometida, libro tras libro Carlos explora las posibilidades de la expresión literaria
y de la estructura de la novela, escudriñando en forma precisa, casi científica, lo que quiere decir ser mexicano.

{La muerte de Artemio Cruz, Cambio de piel, Terra Nostra} (por mencionar sólo algunas de mis obras favoritas de Fuentes) tienen un lugar en las obras de ficción contemporáneas de originalidad sorprendente
y profundidad notable. Estoy muy agradecida con Carlos Fuentes por los dones literarios que tan generosamente ha compartido conmigo y con todos los lectores, y es un verdadero placer corresponderle en algo ayudando a celebrar su cumpleaños, su obra y, desde luego, al maravilloso ser humano que es.

Feliz cumpleaños, Carlos. {{n}}