Encuentro nocturno

Ambos se quedaron en silencio al escuchar un rumor de pasos en la soledad de la calle. No era el eco de su caminata; los zapatos sin tacón de Rebeca y las suelas de goma de Mateo producían un roce apenas perceptible para sus oídos. Se trataba de otras pisadas. De hombre joven y fuerte, a juzgar por la energía implícita en el martilleo de los talones. Cuando el ruido, aún lejano, no dejó lugar a dudas, los huesudos dedos de Rebeca se cerraron con fuerza temblorosa en el antebrazo de su marido. Él cubrió la mano de la mujer para intentar tranquilizarla, y al hacerlo notó su propio temblor. Aún les faltaban cuatro cuadras para llegar a su domicilio.

Este artículo está disponible sólo para suscriptores

Si ya tienes una suscripción puedes iniciar sesión.
Después de iniciar sesión puedes refrescar la página presionado el siguiente botón

Suscríbete

 

Suscripción plus
(impresa y digital)

1 año por $ 799 MXN

Entrega de la edición impresa*
Lectura de la versión impresa en línea
Acceso ilimitado al archivo
Contenidos especiales

Suscríbete

*Para envíos internacionales aplica un cargo extra, la tarifa se actualizará al seleccionar la dirección de envío

 

Suscripción digital

1 año por $ 399 MXN

Lectura de la versión impresa en línea
Acceso ilimitado al archivo
Contenidos especiales

Suscríbete

¿Eres suscriptor de la revista y aún no tienes tu nuevo registro?

Para obtenerlo, sólo tienes que validar tus datos o escribe a [email protected].

Escribe tu correo para recibir el boletín con nuestras publicaciones destacadas.


Publicado en: 2008 Febrero