A quien nos lee,
si quieres apoyar nuestro trabajo te invitamos a suscribirte a la edición impresa.

SUSCRÍBETE

VIDA PÚBLICA

HECHOS

Mujeres en el umbral

El centro de este número de Nexos está dedicado a mujeres especiales: ninfómanas, vírgenes, histéricas, asesinas, nuevas malinches, sospechosas de magnicidio, obesas, bulímicas, anoréxicas, y muy queridas bitches. Mujeres de frontera, mujeres limítrofes, mujeres en el umbral.

«POCO» PRESIDENTE

Funcionan mal grandes piezas de la democracia mexicana. Se oye en todas partes que el presidente carece de liderazgo y no sabe cómo llevar adelante sus programas: falta presidente.

«Demasiado» Congreso

El año legislativo de 2003 terminó sin el menor atisbo de las reformas legislativas que el país necesita. Los partidos y sus bancadas no saben negociar, resolver sus diferencias, construir acuerdos. El futuro del país se ha vuelto rehén de la impericia y la fragmentación de sus legisladores: falta Congreso.

«Arcaico» poder judicial

El poder judicial no ha sido nunca orgullo de México. A fines de 2003 el representante de la Oficina del Alto Comisionado de la Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Anders Kompass, entregó al gobierno su Diagnóstico sobre la situación de los derechos humanos en México. El diagnóstico concluye que el sistema de administración de justicia es arcaico, representa el principal desafío para el Estado mexicano: falta poder judicial.

Flamante carcacha Al

País no le funcionan bien el poder ejecutivo, el poder legislativo y el poder judicial. La democracia mexicana empieza a descubrirse como un automóvil con defectos de fábrica. No le funcionan bien la dirección, el motor y el sistema eléctrico. No es que no sirva el coche, es que le fallan cosas. Eventualmente, si las fallas no se corrigen, el coche dejará de funcionar.

Estabilidad

La estabilidad monetaria es aceptable. El Banco de México dio a conocer que la inflación de 2003 fue de 3.98%, la más baja en 35 años (en 1968 fue de 2.4%). Para 2004 el gobierno mexicano tiene una meta de inflación del 3% que lo pondría en nivel adecuado con sus principales socios comerciales, Estados Unidos y Canadá.

Oportunidad

Económicamente, el camino del año 2004 no parece demasiado cuesta arriba. Según la encuesta de diciembre de 2003 realizada por el Banco de México entre analistas económicos, en 2004 habrá un crecimiento de 3.22% anual. El vicegobernador del Banco de México, Everardo Elizondo, es más optimista. Según él, la recuperación de Estados Unidos impulsará a la economía mexicana para un crecimiento de 3.5% en el 2004.

Riesgo

La cuestión política es otra cosa. Luego del alarmante espectáculo de la pugna del PRI a fines de 2003, la pregunta es si esa y otras tensiones previsibles incendiarán el coche o lo calentarán de más. En 2004 habrá elección de candidatos y de gobernadores en diez estados de la República. Gran jornada de calentamiento para el juego estelar del año siguiente por las candidaturas presidenciales.

Sucesión sin jefe

Un poder ejecutivo desdibujado, un poder legislativo dividido y un poder judicial ineficiente no son los mejores instrumentos para lidiar con las pasiones políticas de la segunda parte del sexenio.

Por primera vez en casi un siglo, el presidente no será factor decisivo ni gran elector del candidato de su partido. Mucho menos del triunfador en las elecciones de 2006. El poco peso del presidente en esta contienda, saludable desde el punto de vista democrático, aparta de ella el mayor factor de equilibro del antiguo régimen. El presidente era dueño del futuro y con eso podía gobernar el presente, disciplinar las ambiciones de la tribu.

Futuro presente

El presidente ya no es dueño del futuro. Por lo tanto, gobernará menos el presente. No puede ya disciplinar las aspiraciones de quienes buscan ser presidentes porque no puede ya cerrar o abrir la puerta a los competidores.

Su capacidad de disciplinar era igual a su capacidad de castigar. Su capacidad de castigar era igual a su capacidad de dar y quitar. Antes podía dar y quitar mucho. Ahora puede dar y quitar poco. Puede, por tanto, disciplinar poco. ¿Quién disciplinará las pasiones desatadas de la sucesión presidencial? Tendrán que ser los propios contendientes, sus partidos y la opinión pública.

Presente futuro

Si alguien quiere un anticipo de lo que ese proceso puede ser, debe mirar lo que sucede en el Congreso, en los partidos y en los medios. La división del trabajo está bien hecha en esos ámbitos. Unos aportan los pleitos, los otros el micrófono. Se juntan el hambre y las ganas de comer. Políticos en pugna y medios estridentes: esa es la receta explosiva con que la democracia mexicana cocina su primera sucesión sin tirano.

¿Anticipo?

Elba Esther Gordillo y 60 diputados del PRI formaron una corriente llamada «Fuerza Reformadora», que no reconoce a Emilio Chuayffet como su coordinador y que actuará «como una nueva fuerza de expresión parlamentaria». «Fuerza Reformadora» quiere ser punto de reunión para quienes buscan nuevas alternativas de acción política dentro del PRI. Principio de nueva escisión en el PRI.

Vecino asustado, vecino imperioso

En diciembre de 2003 Estados Unidos elevó su alerta antiterrorista. México puso en marcha su fase tres del operativo de seguridad aérea. El 31 de diciembre de 2003 y el 1 de enero de 2004, la aerolínea Aeroméxico debió suspender el vuelo 409 con destino a la ciudad de Los Angeles. La prensa dio a conocer lo que el gobierno mexicano calló: la presencia de agentes de seguridad del gobierno de Estados Unidos en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

Acuerdos callados

 La presencia de los agentes es parte de un acuerdo de 22 puntos suscrito en 2002, conocido como «Fronteras Inteligentes», cuyos detalles no fueron dados a conocer con oportunidad. La presencia de los agentes estadunidenses en el aeropuerto de la ciudad de México fue un escándalo. Un nuevo agravio a la soberanía que se olvida al mes siguiente.

La presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, Silvia Hernández, resumió el problema y lo situó en su justa dimensión: «Lo que ha faltado —dijo— es claridad del gobierno para informar».

Silencios culposos

 Trece días después de haberse puesto en funcionamiento la fase tres del operativo de seguridad aeroportuaria, el subsecretario de Población, Migración y Asuntos Religiosos de la Secretaría de Gobernación, Armando Salinas, explicó que el objetivo del operativo es impedir que se realice cualquier acto de violencia o terrorismo con aeronaves mexicanas, ya sea en territorio nacional o en Estados Unidos. Salinas aseguró que el operativo, que incluye la minuciosa revisión de equipajes, aeronaves y pasajeros, no se había informado antes por estrictas razones de discrecionalidad y seguridad nacional.

el palo y la zanahoria:

El palo

El lunes 5 de enero entró en vigor el programa US-Visit, que consiste en el fichaje de los visitantes extranjeros a Estados Unidos: se recopila información sobre su viaje, se toman fotografías y huellas dactilares electrónicas. De momento, la medida sólo se aplicará en aeropuertos, pero a finales de 2004 deberá estar en vigencia en los 50 puntos de cruce terrestre más transitados con México y Canadá; para fines de 2005, en todo Estados Unidos. Los ciudadanos de 27 países, entre ellos los de Europa Occidental, Canadá, Japón y Australia, que no requieren visados para estancias de turismo o negocios inferiores a 90 días, no estarían sujetos a este escrutinio. La medida afectará a los cerca de 10 millones de mexicanos que viven en Estados Unidos en calidad de migrantes.

La zanahoria

El Presidente de Estados Unidos, George W. Bush, anunció el 7 de enero un programa de empleo temporal para trabajadores migrantes. Fue un giro importante en la política migratoria estadunidense, que había anticipado el secretario de Seguridad Interna, Tom Ridge, tal como consignamos en esta columna el número pasado de Nexos.

AL FILO DE RIDGE

Tom Ridge dijo en Miami, el 11 de diciembre, que el gobierno de Estados Unidos debería considerar alguna forma de legalizar la presencia de hasta 12 millones de inmigrantes ilegales que trabajan y viven en ese país. La declaración levantó el veto al tema de la reforma migratoria, detenida por los acontecimientos del 11 de septiembre de 2001. «El tema de fondo —dijo Ridge— es hacernos cargo de que hay entre ocho y 12 millones de inmigrantes ilegales y darles algún estatus legal, pero también decidir como país cuál es nuestra política de migración y aplicarla. No digo que haya que volverlos ciudadanos estadunidenses, porque han violado la ley para venir aquí. Pero hay que decidir cómo legalizar su presencia».

El programa de Bush

El programa propuesto por el presidente Bush permitiría a migrantes solicitar un permiso de trabajo en Estados Unidos por un periodo de tres años, a condición de tener un empleo o una oferta de empleo. Bush fue claro en que el programa no es una amnistía para quienes viven y trabajan ¡legalmente en Estados Unidos, ni un pacto migratorio con México o cualquier otro país.

Objetivos

El programa tiene cuatro objetivos. 1. Proteger la seguridad de Estados Unidos mediante el control de sus fronteras. 2. Mejorar la economía de ese país coordinando mejor la oferta con la demanda de empleo, de modo que sólo los empleos que no puedan ser cubiertos por estadunidenses sean ocupados por migrantes. 3. Proteger condiciones laborales y otros derechos del migrante indocumentado evitando su explotación y permitiéndole, además, salir y volver del país sin riesgos. 4. Generar incentivos para que los migrantes vuelvan a sus países de origen transfiriendo sus pensiones e impuestos que estarían a disposición de los trabajadores al concluir su estadía en Estados Unidos.

Enigmas

Sólo podrá evaluarse el alcance del programa cuando se informe cuántas plazas se abrirán anualmente, por cuánto tiempo será renovable el permiso inicial de tres años y si es posible pedir el permiso de trabajo permanente y la residencia sin tener que salir de Estados Unidos.

Geopolítica de la migración

El defecto mayor de esta propuesta, dice George Friedman, analista de Stratfor, es que trata el caso mexicano como un problema migratorio más y no como un problema geopolítico. Controlar los movimientos de una población cuya frontera es más bien social y cultural, resulta imposible. (Ver: Geopolítica y migración, p. 7.)

Cifras

Según un reporte del Consejo Nacional de Población (Conapo), hay nueve millones de mexicanos en territorio estadunidense. De ellos, 3.5 millones trabajan de manera ilegal como indocumentados.

Otras cifras señalan que podría haber entre ocho y 12 millones de trabajadores indocumentados en Estados Unidos. Según The Economist, más de la mitad de ellos mexicanos.

Politiquería

El programa de empleo temporal propuesto por Bush no es ajeno a la contienda electoral de este año. Se dice esto en México para disminuir la importancia de la propuesta. Puede argumentarse también al revés: el programa de Bush es importante porque tiene propósitos electorales. Obligará a sus contendientes a plantear algo mejor en esa materia. La migración será entonces un tema obligado en el discurso electoral de todos los candidatos estadunidenses a la presidencia.

Votantería

Las propuestas irán en busca de los votantes latinos, la minoría de más rápido crecimiento en Estados Unidos. Era el 2% del electorado en 1988; hoy es cerca del 9%. Es un voto menos definido hacia un partido que el de otras minorías. Bush obtuvo el 35% de los votos latinos en 2000. En 1996, el candidato del mismo Partido Republicano, Bob Dole, había obtenido sólo el 13%. Según una encuesta reciente del Centro Pew para Asuntos Hispánicos, el número de hispanos a favor de la reelección de Bush ha crecido en dos puntos, al 37%.

oh, yes!: Sana cautela

El plan migratorio de Bush fue recibido con cautela por el gobierno de México. El presidente Fox consideró que la propuesta «está más abajo de nuestras expectativas», aunque es «un primer paso, importante», pero «no hay que echar las campanas a vuelo, porque aún falta la aprobación del Congreso estadunidense».

En efecto, la propuesta de Bush difícilmente será aprobada este año. Primero, porque todavía no existe un proyecto de ley, sólo los principios. Segundo, porque el ambiente político estará dominado por la contienda presidencial.

Regreso aL futuro

Las medidas de seguridad en aeropuertos mexicanos y la propuesta de migración del presidente Bush nos hacen recordar temas viejos, tiempos clave y oportunidades perdidas de las relaciones México-Estados Unidos desde el 11 de septiembre de 2001. En Hechos y tendencias de diciembre de 2001 (Nexos 288), planteamos tres posibilidades de convergencia creativa con la nueva obsesión estadunidense de la seguridad. Recordamos ese texto mediante el simple expediente de reproducirlo. (Ver: Regreso al futuro: Al menos tres, p. 10.)

Profecía del pasado

La Cumbre Extraordinaria de las Américas, celebrada en Monterrey en enero de 2004, fue el marco de un reencuentro de los presidentes de México y Estados Unidos. Las diferencias en torno a la guerra en Irak parecen haber pasado a la historia. La cuestión migratoria volvió al primer plano. Los presidentes alardearon de su amistad.

La luna de miel durará poco si México no entiende que debe cambiar radicalmente en materia de seguridad y si Estados Unidos persiste en ver a México como un vecino incómodo más que como un socio clave. n